Federica a su hija la Reina Sofía: "No te divorcies jamás"

Anna Sanchez
·3  min de lectura
(Eingeschränkte Rechte für bestimmte redaktionelle Kunden in Deutschland. Limited rights for specific editorial clients in Germany.) Sophia *02.11.1938-Koenigin von Spanien(La Reina Dona Sofia de Grecia y Hannover)n- waehrend ihrer Ausbildung zur Saeuglingsschwester mit ihrer Mutter, Koenigin Friederike von Griechenland(l.), die sie im neu errichteten Muetterheim in Athen besucht (Photo by ullstein bild/ullstein bild via Getty Images)
Federica de Hannover le aconsejó a su hija Sofía que jamás se divorciara (Photo by ullstein bild/ullstein bild via Getty Images)

En toda esta nebulosa que atraviesa Juan Carlos I la pregunta que se hacen muchos es, ¿por qué la Reina Emérita sigue tragando con todo esto?

Sofía ha sido una monarca ejemplar y lo sigue siendo en su papel de Reina Emérita. Siempre fue educada de manera estricta y perfeccionista para su vida en la alta realeza y, desde luego, dichas enseñanzas han dado sus frutos.

Sí, la Reina Emérita es quizá la mejor profesional que tiene la familia real española pero, ¿es también la mujer más infeliz? Pues posiblemente. Cuando te casas enamorada, aún en el entorno monárquico, esperas de tu marido respeto y fidelidad pero, al parecer, Juan Carlos perdió ambas cosas al poco tiempo de estar con ella.

Acababa de morir Franco, Sofía tenía 37 años y toda una vida por delante, su marido estaba de cacería y ella decidió darle una sorpresa presentándole en el lugar. Pilar Eyre relata que Sofía sorprendió a Juan Carlos en la cama con otra mujer y, desde ahí, no ha hecho más que aguantar infidelidades.

Las amigas especiales del Rey Emérito son un secreto a voces pero, tanto ella como él decidieron no divorciarse -aunque ambos lo deseaban- por el bien de sus hijos y de la institución. Sofía supo que aguantaría el resto de su vida al señor que tenía legalmente a su lado y lo hizo por consejo de su madre.

Raúl del Pozo, periodista especializado en monarquía, asegura: “La reina Federica fue muy clara y le dijo a su hija: ‘No lo abandones nunca, no dejes de ser reina… ¿Quieres ser como yo, una reina sin reino, una paria que tiene que vivir de la caridad de los demás, y que ha tenido que venir a la India porque nadie me aguanta?’”.

Wedding of Juan Carlos I of Spain to Sophia of Greece and Denmark. (Photo by Daniele Darolle/Sygma via Getty Images)
Juan Carlos I habría tenido amantes desde poco después de su boda con Sofía (Photo by Daniele Darolle/Sygma via Getty Images)

En aquel momento Federica vivía en Delhi, India, del modo más humilde junto a Mahadevin, su gurú, y su hija Irene, hermana inseparable de Sofía. Sobre aquella época y las palabras de Federica a Sofía, Pilar Eyre, también periodista experta en realeza, añade: “Federica había salido tan pobre de su país, que Juanito y Sofía les habían tenido que llevar ropa a Roma para que se vistieran ella, sus hijos y sus nietos.”

A partir de ahí, Sofía cambió el chip y aunque seguía sufriendo como mujer a nivel personal, decidió que no iba a renunciar a su título pasara lo que pasara y así ha sido hasta hoy. Eyre relata: “Sofía se armó de su sempiterna sonrisa de Gioconda, y fue ella la que le comunicó al rey que, ocurriera lo que ocurriese, no querría divorciarse e iba a ser reina hasta que muriese”.

Pilar sentencia que Sofía hizo caso a su madre porqué vio lo que era vivir como ella, en la pobreza, y según la periodista “el miedo a la pobreza es un sentimiento muy humano y Sofía era conocedora de la inmensa fortuna que manejaba el monarca.”

Peñafiel tacha de “frívola” a la Reina Emérita por haberse ido de vacaciones a Marivent en vez de estar apoyando a Don Juan Carlos en su “exilio” temporal de España pero, con su currículum sentimental y las trastadas y humillaciones que Sofía ha soportado, ¿por qué iba a apoyarle si el único responsable es él?

Doña Sofía bastante bien le hace a Juan Carlos teniendo la boca cerrada ya sea por dinero, por sus títulos o por su hijo Felipe VI que reina actualmente. Quienes tachen a Sofía de haberse acomodado y de tragar carros y carretas, que primero señalen al marido que debió no serle infiel jamás, ¿no?

Más historias que te pueden interesar

Juan Carlos I regaló un millón de euros a Marta Gayá para tener "una vida decente" y las redes se llenan de reproches

Juan Carlos I y Doña Sofía: ¿de dónde viene su distanciamiento?

¿Y qué pasa ahora con la reina Sofía?