Anuncios

Federico y Mary de Dinamarca estrenan reinado junto a sus regentes, incluido el príncipe Joaquín, y su hijo Christian

Federico y Mary de Dinamarca, acompañados por el príncipe heredero Christian, la reina Margarita, el príncipe Joaquín, hermano del monarca, y la princesa Benedicta, estos tres últimos regentes, han participado en el Parlamento danés de una celebración por el cambio de trono en el país, después de que la reina Margarita, quien ha llevado la corona durante 52 años, firmara su declaración de abdicación este domingo convirtiendo inmediatamente a su hijo mayor en Rey.

Analizamos los primeros looks (totalmente opuestos) de Mary de Dinamarca como Reina

 

VER GALERÍA

federico-gtres5
federico-gtres5

PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DE LA GALERÍA

La llegada al Folketing (Parlamentoha tenido lugar a las 10:00 horas de este lunes. Los que primero han aparecido, entre copos de nieve y bastante frío, han sido los príncipes Joaquín y Benedicta. Después ha sido la reina Margarita, quien ya por protocolo no es la última en llegar, la que ha esperado a los nuevos Reyes. Cuando han hecho acto de presencia, Federico y Mary, quien esta vez se ha decantado por un conjunto en azul marino con sombrero a juego, han saludado a las autoridades y con gran cariño a sus familiares. Especialmente ha llamado la atención el abrazo del soberano con su hermano después de un 2023 marcado por las tensiones familiares. 

VER GALERÍA

federico-gtres6
federico-gtres6

Una vez en el interior, el presidente del Parlamento danés, Soren Gade, ha agradecido en su discurso los años de servicio de la reina Margarita y ha expresado su estupor cuando anunció su abdicación, mientras la Familia Real escuchaba la intervención desde el palco real. Después, ha sido el turno de la primera ministra, Mette Frederiksen, quien también ha ensalzado la figura de la antigua soberana y ha dado la bienvenida al Rey. Esta ha sido la primera vez que como monarca saliente, la madre del Rey se ha colocado detrás de su hijo en la grada. Varios hurras en honor a Federico de Dinamarca han dado paso a una actuación musical protagonizada por un coro femenino, tras la que la Familia Real ha abandonado el Parlamento.

VER GALERÍA

federico-gtres1
federico-gtres1

VER GALERÍA

Federico y Joaquín de Dinamarca
Federico y Joaquín de Dinamarca

Tras esta intervención, la Familia Real danesa ha acudido a otra recepción en el Ayuntamiento de Copenhague dando por finalizad su agenda hasta el próximo domingo, 21 de enero, cuando a las 14:00 horas los reyes Federico y Mary y la Familia Real participarán en una misa de acción de gracias en la catedral de Aarhus (Jutlandia) con representantes de la vida oficial del país y personalidades de la ciudad en un servicio religioso que estará oficiado por el confesor real y obispo de la diócesis, Henirk Wigh- Poulsen.

VER GALERÍA

1federico-getty
1federico-getty

- Quiénes han sido los invitados a la proclamación de Federico X de Dinamarca

- Margarita de Dinamarca deja el trono: 52 imágenes para 52 años de reinado

- La alegría y la emoción de Josephine de Dinamarca en la proclamación de su padre

Tras vivir una jornada histórica donde los daneses se echaron a las calles de Copenhague para ver a sus nuevos Reyes, Federico y Mary de Dinamarca ofrecieron una cena privada este domingo por la noche a la que acudieron miembros de sus familias a su residencia en el Palacio de Federico VIII, en Amalienborg. Según informa Billed Bladet, a la entrada del castillo se vio sobre las 19:30 horas, a la reina Margarita, quien sigue conservando su título y la dignidad de "su majestad", entrando en la parte trasera de un vehículo. También acudió la tía del Rey, la princesa Benedicta en otro coche.

VER GALERÍA

2federico-getty
2federico-getty

VER GALERÍA

Federico de Dinamarca
Federico de Dinamarca

- La afectuosa felicitación de los Reyes de España a Federico de Dinamarca tras su proclamación

- Mary ya es reina de Dinamarca: así se ha forjado un modelo distinto de consorte

Dinamarca está viviendo unos días inolvidables e históricos desde que en su discurso de Año Nuevo la reina Margarita anunciara por sorpresa su deseo de abdicar, que se materializó en la reunión del Consejo de Estado donde firmó su renuncia. Tras la firma, la Reina abandonó el salón y Federico ocupó su sitio en la cabecera de la mesa y su hijo mayor, el príncipe heredero Christian, se sentó a su derecha. A continuación, tuvo lugar la proclamación del monarca, quien recibió las ovaciones de la muchedumbre. También salió la reina Mary, impecable de blanco, quien cogió de la mano y abrazó a su marido, y los cuatro hijos de la pareja real. Los Reyes volvieron a salir al balcón y fue entonces cuando se produjo el momento más emocionante y romántico del día al darse un beso que recordó al que protagonizaron en ese mismo lugar hace casi veinte años con motivo de su boda.