Anuncios

Fernando Dente y el desafío de debutar como conductor de su propio show: “Si me comparan con Jey Mammón será un honor”

El actor se pondrá al frente de un late night show que tendrá que competir con el reality MasterChef y la tira ATAV
El actor se pondrá al frente de un late night show que tendrá que competir con el reality MasterChef y la tira ATAV - Créditos: @Rodrigo Nespolo

“Es muy linda la nueva casa, más luminosa que un teatro”. Fernando Dente recorre los pasillos de América con la cautela de quien va tanteando el terreno. Sonriente y cortés, da la sensación que no se termina de relajar del todo. Seguramente algo de la adrenalina que conlleva todo debut lo ubica en un lugar de incertidumbre.

Desde este lunes (20 de marzo) , a las 22 o al término de LAM, para ser más precisos, el actor de 33 años, uno de los grandes referentes de su generación del teatro musical, se pondrá al frente de Noche al Dente , un late night show que contendrá varios de los tópicos del género: banda en vivo, comicidad y una entrevista central por programa.

Viene de protagonizar los musicales Kinky Boots y Regreso en Patagonia, pero antes ofreció su talento para obras como Mi bella dama, Hairspray, Despertar de primavera, La novicia rebelde y Casi normales, títulos referenciales que muestran la amplia paleta de colores de un género que también puede acercarse al drama. Dente pisa seguro en el escenario. Condiciones le sobran.

Ahora es el turno de la televisión en el prime time. “Me siento raro haciendo una entrevista por el estreno de un programa”, reconoce, ya sentado en una oficina pegada a la redacción de América Noticias. Noche al Dente será una producción de Jotax, la productora de José Núñez y Noe Vila, que suele surtir de contenidos a la programación del canal. “Primero me ofrecieron un formato para hacer en una plataforma porque pensaron que no me interesaría hacer tele de aire. En esa reunión, estaba Paula Aizemberg, mi representante, a la que inmediatamente le dije que me fascinaba la posibilidad de hacer algo en televisión abierta ”.

-¿Siempre tuviste cercanía con este medio?

-Sí, crecí con la televisión . Siendo el menor de la familia cuando entré a primer grado, mi mamá comenzó a estudiar abogacía, mi papá trabajaba todo el día y mis hermanos hacían la suya, con lo cual, todas mis tardes estaba solo en casa y la tele era la compañía.

-¿Qué programas recordás de ese tiempo?

-Las novelas, todo el universo Cris Morena, Nacha Guevara.

-La época donde ella, también devenida en conductora, hacía Me gusta ser mujer por ATC.

-Exactamente, me sabía todos los jingles. De hecho, una vez que gano High School Musical, lo primero que hago es conducir en televisión el ranking del canal Quiero Música en tu idioma, que recién se lanzaba. También hice una pequeña participación en Hoy puede ser, un programa que conducía Andrea del Boca y que duró tres meses. Ahí dejé porque tenía miedo que sólo me llamaran para conducir y no para actuar . Ese miedo ya no lo tengo, pero tengo otros...

-Ya estás muy instalado como actor.

-Fueron más de diez años de ocuparme de eso y de hacer hermosos proyectos, materiales que quería mucho hacer.

-Hoy ya no existe el miedo a que no te llamen para actuar y aceptaste conducir en televisión.

-Aunque suene a cliché, venía con ganas de hacer algo donde fuese yo mismo y no tuviera que estar escudado detrás de un personaje. En realidad, tampoco me gusta pensarlo así porque no soy yo ciento por ciento el que está enfrente de la cámara, como tampoco lo soy acá hablando con vos.

-Todos cumplimos roles, acuerdos sociales y convenciones.

-Creo que el conductor del programa será una suerte de alter ego mío, aparecerá mi yo conductor, mi yo social.

En simultáneo con la conducción de Noche al Dente en América, Fernando Dente dirigirá un musical en el Teatro Opera
En simultáneo con la conducción de Noche al Dente en América, Fernando Dente dirigirá un musical en el Teatro Opera - Créditos: @Rodrigo Nespolo

-En cuanto a sus tiempos, la televisión es un mundo muy diferente al del teatro.

-Me sorprendió mucho cómo se trabaja en equipo, algo que es habitual en teatro, pero tenía el prejuicio que, en la televisión, no sucedía tanto. Me siento muy bienvenido, escuchado y, sobre todo, muy representado con el formato que vamos a hacer.

-¿Se trata de un late night show?

-Sí, pero adaptado al prime time de las diez de la noche.

-No siempre el televidente argentino se adaptó a este tipo de espacios.

-Creo que al televidente argentino, del cual me siento fiel representante, no le interesa demasiado los formatos cerrados, sino una adaptación a la esencia local . Hay mucha gente que lo viene haciendo muy bien como Roberto Pettinato en su momento o Germán Paoloski y Jey Mammon. El programa tendrá del late night todo lo referente al show, soy actor y eso me convierte en un performer.

-Es un gran plus.

-Jimmy Fallon, James Corden... son actores.

-¿Los consumiste?

-Cuando viví en los Estados Unidos, por motivos de estudio en un conservatorio, veía mucho a Jimmy Kimmel, me gustaba mucho su humor. Hoy no consumo a esos referentes permanentemente, pero sí me gusta ver todo el tiempo a Jorge Guinzburg, es mi periodista y conductor favorito .

-Peor es nada, La biblia y el calefón, Mañanas informales... algo hay ahí del late night show.

-Las entrevistas mano a mano que hacía eran insuperables. En otro plano, me la hará a mí.

Simpatía le sobra, será su desafío encontrar un modo propio para llevar adelante su programa
Simpatía le sobra, será su desafío encontrar un modo propio para llevar adelante su programa - Créditos: @Rodrigo Nespolo

Para llegar al vivo del debut en las mejores condiciones, Dente ya grabó quince programas completos ensayados a manera de piloto que, incluso, contaron con la participación de figuras invitadas. “La entrevista será la estrellita del programa . Me considero bastante anfitrión cuando invito a alguien a mi casa y cuando trabajo me gusta que la gente esté contenta, ese mismo tono es el que quiero trasladar al programa”.

Reconoce que recién en la última semana previa al estreno comenzó a sentir el peso de la responsabilidad y del rol que le toca afrontar. “Es una responsabilidad porque tenemos una televisión de grandes conductores. Hay gente muy buena en ese papel como Ángel (de Brito), Santiago del Moro, Flor de la V, Beto Casella, Karina Mazzocco...”.

-No mencionás a Wanda Nara que debutará en la conducción de MasterChef el mismo día que vos.

-Así es, también estará Wanda, aunque siento que tengo un color que ninguno de los grandes está tocando y eso es bueno, porque me parece que el fuerte de un conductor tiene que ver con lo genuino.

-¿Se puede conocer el nombre del prime invitado?

-No lo puedo decir, pero tendré a un gran invitado y un cierre musical con un artista hermoso que todo el mundo ama. Tengo casi las dos primeras semanas con los invitados ya cerrados, habrá de todo.

-Como hombre de teatro, el bordereaux, de alguna manera, rige tu tarea allí. Ahora deberás lidiar con el rating y enfrentarte a un tanque como MasterChef. ¿Estás preparado para eso?

-También me voy a enfrentar a eltrece y a elnueve.

-En eltrece estará la segunda temporada de ATAV, la tira de Polka que funcionó muy bien en su primera parte.

-Sí, es posible que compartamos horario, pero la verdad es que no me entero mucho de lo que pasa en los demás canales. Si tengo que responderte qué me sucederá con el rating, no puedo decirte nada porque nunca lo viví.

-¿No es una presión de antemano?

-No, me siento súper apoyado y sin ninguna presión.

-Cuando visitaste Los Mammones, que también salía por América y producido por Jotax, tuviste muy buena química con Jey Mammon. ¿Sos consciente que el parentesco en los formatos hará que aparezcan las comparaciones?

-Si me comparan con Jey Mammon, será un honor , no sólo me parece un gran conductor, sino un artista enorme. También Germán Paoloski lo hizo mucho, me encantaba visitarlo en NET. Y Flor Peña se puso al frente de un late night hace poco. Soy muy nuevito, lo vivo así, por eso, con cualquiera de ellos que me comparen, me hará sentir muy honrado.

Sabido es el distanciamiento que, desde hace bastante tiempo, mantiene con su hermano Tomás , periodista que actualmente está al frente de La tarde de elnueve, pero ambos evitan sumergirse en el lodazal del escándalo y prefieren las respuestas de cortesía para salir del paso.

-¿Invitarías a tu hermano a Noche al dente?

-Yo no manejo los invitados del programa.

-Excelente respuesta, pero, acordemos que, desde tu rol de conductor, podés sugerir su nombre.

-Por supuesto y no tendría ningún problema.

-Él habló muy bien de vos en una entrevista reciente.

-Sí, lo vi.

-¿Qué te pasa cuando ves eso?

-Me encanta y me encanta que le vaya bien , solo puedo decir cosas lindas.

Hace un tiempo, Fernando Dente contó públicamente que, su padre biológico, es hoy un exsacerdote . La noticia causó impacto y sumó motivos para el distanciamiento familiar.

-Si bien fue un tema expuesto por vos, ¿te molesta que te pregunten por él?

-No me molesta tocar el tema, sólo que, a veces, puede saturar que te lo refresquen permanentemente, pero siempre está la posibilidad de dar un paso al costado y no contestar. Ahora yo voy a ser entrevistador, así que sé por dónde moverme, porque estuve del otro lado.

Familiarizándose con las cámaras, el nuevo ámbito que le toca transitar a Fernando Dente
Familiarizándose con las cámaras, el nuevo ámbito que le toca transitar a Fernando Dente - Créditos: @Rodrigo Nespolo

Silla de director

Más allá de la expectativa por el debut televisivo, desde el 1° de julio se podrá apreciar su trabajo como director de una propuesta ambiciosa , también un nuevo rol que se suma a su nutrida carrera. En el Teatro Ópera, será el responsable de dirigir los destinos de Heathers, el musical, de muy buena repercusión en los escenarios de Los Ángeles y Broadway.

“La obra está basada en una película de los ochenta y de la cual se basaron muchas historias. En nuestra puesta habrá mucho humor negro , a diferencia de lo que puede deducirse si uno lee sólo la síntesis de los temas que abordan”. Heathers refleja el universo adolescente con sus más y sus menos, donde aparecen tópicos como el bullying, la violencia escolar y el acoso. “En realidad, en la versión, es como meterse a espiar el lugar más puro de los adolescentes”.

“El teatro musical es mi lugar, amo el género, me encanta y los disfruto. Me siento agradecido porque construí una vida ahí”, reconoce. Las audiciones para buscar a los jóvenes talentos se realizaron en Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Mar del Plata, con un amplio espíritu federal. “Yo también arranqué con un casting en High School Musical, por eso me parece que tiene lógica que, en mi primera dirección de un gran musical, abra las puertas para encontrar gente, como antes me encontraron a mí”.

-Te habrás encontrado con mucho talento.

-Fue increíble, se anotaron más de seis mil personas, nunca sucedió en el teatro argentino . Hay mucho talento y mucha gente en proceso de formación porque el talento es la materia prima y con eso se puede hacer hasta un punto, luego hay que formarse. Hoy, sólo con talento, no te subís a un escenario importante. Ahora, con talento y formación, salís volando . “Es justo ganarse el papel en una audición”.

Coherente en su lógica, también es docente de seminarios y talleres en el Instituto Argentino de Musicales que dirige con Ricky Pashkus. Los alumnos de tercer año de la escuela protagonizarán el musical de apertura, basado en una canción muy conocida, de Noche al Dente, una invalorable oportunidad de visibilidad.

-En Heathers, el musical se retrata el mundo de los más jóvenes. ¿Cómo fue tu adolescencia?

-Muy adulta, mis papás siempre dijeron que fui como un niño grande, crecí sin tener un momento de rebeldía. Al estar tan enfocado en el teatro y haciendo lo que me gustaba, estaba siempre ocupado en eso. Prefería tomar una clase a ir a bailar, así que, no hice las cosas que a los padres les dan dolor de cabeza . A los quince comencé a trabajar y pronto llegó High School Musical.

-¿Te reprochás esa adolescencia tan enfocada en los compromisos?

-Para nada, las cosas son como tienen que ser.

-¿Siempre?

-Sí, incluso cuando no nos gustan tanto.

-¿Creés en Dios?

-Creo que sí... En realidad, creo en una fuerza superior y accesible. En algo creo, pero no sé si se llama Dios.

-No rezás.

-Habría que redefinir qué es rezar. Si se trata del Padre Nuestro, digo que no.

-En tu definición de rezo, ¿qué hacés?

-Pienso, podríamos decir que medito. Trabajo mucho con mis pensamientos y mis energías todo el tiempo y busco que eso sintonice con esa fuerza superior. Me hace sentir muy bien.

En Kinky Boots conoció a Nicolás di Pace, actor de la compañía de quien se enamoró. Hoy, su novio se encuentra bajo sus órdenes artísticas, ya que forma parte del elenco de Heathers, el musical. “Nos gusta mucho trabajar juntos, no hay interferencias”.

-¿Por qué hay que ver Noche al Dente?

-Porque se los ruego.