Anuncios

¿El príncipe William filtró información para perjudicar a Harry? Nuevo libro sacude a la realeza británica

Príncipe Harry, Meghan Markle, príncipe Guillermo y Kate Middleton
Príncipe Harry, Meghan Markle, príncipe Guillermo y Kate Middleton

Es uno de los estrenos editoriales más esperados del otoño y por fin está aquí. Endgame, escrito por Omid Scobie, el periodista, escritor y biógrafo cercano a los duques de Sussex arroja nuevas y sonadas bombas sobre la casi inexistente relación entre el príncipe Harry y Meghan Markle con la Familia Real británica. Aunque algunos extractos ya se han hecho públicos como que el príncipe William ignoró los mensajes que su hermano le envió mientras Isabel II estaba en su lecho de muerte, es ahora cuando se conocen nuevas e impactantes revelaciones sobre lo que ocurrió, según su versión, antes de que los Sussex abandonaran el Reino Unido.

Una de las más sonadas es la que apunta a que el príncipe William filtró información para perjudicar a su hermano, lo que ahonda aún más en la brecha insalvable entre los dos.

Scobie solo salva en su libro a los duques de Sussex y asegura que los miembros de alto rango de la realeza estaban celosos del éxito de Harry y Meghan. Sobre el príncipe William asegura que se muestra “indiferente”, “duro” y continúa obstruyendo a Harry cuando lo que este quiere son “conversaciones honestas y responsabilidad”. Va más allá al asegurar que los intentos del príncipe de Gales de promover la armonía racial son tildados de “oportunistas”.

En Endgame se presenta a William como un actor dentro de La Firma, como se conoce a la Familia Real británica, que “priorizó su lealtad a la monarquía” sobre el bienestar de su hermano y se le acusa de estar detrás de las filtraciones a los medios de comunicación sobre que Harry era “mentalmente frágil”. A pesar de que de niños y adolescentes, tras perder a su madre, eran uña y carne, Scobie asegura que el príncipe de Gales se ha convertido “en un heredero cada vez más cómodo con los trucos sucios de Palacio y los cortesanos que los idean”.

Príncipe Harry, Meghan Markle, príncipe Guillermo y Kate Middleton
Príncipe Harry, Meghan Markle, príncipe Guillermo y Kate Middleton

Los amigos de William de Inglaterra aseguran que esas afirmaciones son falsas y que “él siempre ha tenido la boca cerrada cuando se trata de su familia y que no quería tratados con los medios”. Otra de sus amistades asegura que “una cosa es escribir una crítica sobre la Familia Real que sería libertad de expresión, pero otra cosa es vender teorías de la conspiración disfrazadas de hechos. La sugerencia de que los asistentes reales estaban informado historias negativas sobre Harry y Meghan son totalmente inventadas. Simplemente no sucedió”.

Así las cosas, el príncipe William consideraría a su hermano “un desertor” y desde que Harry lanzó su libro autobiográfico En la sombra no habría vuelta atrás en la inexistente relación de los hermanos. Ahora, este nuevo ejemplar tilda al futuro Rey de “hambriento de poder”, según lo calificó en una entrevista con The Sunday Times.

Príncipe Harry, Príncipe Guillermo y Kate Middleton
Príncipe Harry, Príncipe Guillermo y Kate Middleton

Esta rivalidad y el control de la información se escenificó cuando en marzo de 2019 el príncipe William y el duque de Sussex dejaron de trabajar juntos y crearon dos entidades independientes después de que la tensión entre los cuatro fuera aumentando y desembocara en una ruptura familiar.

En el documental para Netflix, los duques de Sussex contaron cómo era su relación con los medios de comunicación y explicaron el sistema con el que la Casa Real británica gestiona su relación con la prensa y los métodos de algunos paparazzi.

“Los tabloides del Reino Unido tienen una relación especial con la Familia Real británica. Hay una especie de contrato no escrito entre la institución y la prensa. Tal y como lo exponen, el contribuyente del Reino Unido paga por la Familia Real y a cambio de esos pagos se espera que la Familia Real esté disponible para los medios. Es algo así como: nosotros pagamos, ustedes posan”, según Tim Burt, vicepresidente de Teneo, una consultoría global de asesoría y relaciones públicas.

“Hay un equipo de comunicaciones en el Palacio de Buckingham, otro en Clarence House y otro en el Palacio de Kensington y cada uno tiene como prioridad a sus protagonistas. Al final aspiran a controlar la narrativa”, añadía Burt. Esto significa que cada oficina de prensa es independiente y compite con las demás para tener la mayor cobertura mediática y que esta sea positiva. Además, la norma de Palacio es no desmentir información ni abrir batallas con medios, algo por lo que nunca han pasado Harry y Meghan.

Aquí puedes leer algunas otras revelaciones del libro >>

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El príncipe Harry se niega a ver la última temporada de ‘The Crown’