Anuncios

Flora and Son | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Flora and Son | Top de críticas, reseñas y calificaciones
Flora and Son | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Para algunas personas, la música sirve para acompañar superficialmente acciones, películas y romances, mientras que para otros la melodía perfecta puede asociarse a un evento y crear una memoria que será imposible de olvidar. Los grandes directores conocen bien el poder de la música en sus historias, pero sólo unos cuantos son capaces de convertirla en un personaje más. John Carney se ganó el aplauso de la crítica gracias a Once (97%), y en cintas posteriores ha demostrado más dominio sobre el estilo, lo que hace de Flora and Son (90%) uno de sus logros más importantes.

Sigue leyendo: Mamma Mia: Meryl Streep quiere revivir a Donna como en las telenovelas

Antes de convertirse en uno de los directores de cine independiente más interesantes de los últimos años, John Carney era bajista de la banda The Frames, pues su pasión siempre se había enfocado a esa rama artística. Sin embargo, ya en esta etapa era claro que también tenía mucho que decir como director, pues él se encargó de varios videos del grupo antes de dejarlo en 1993. Unos años más tarde decidió tomar el control sobre su visión cinematográfica al escribir, producir y dirigir un par de cortometrajes que fueron muy bien recibidos en los circuitos correctos.

Como no contaba con el respaldo de grandes productoras o colegas de renombre, los primeros trabajos de Carney detrás de cámaras han quedado algo olvidados para aquellos que no saben dónde buscar. November Afternoon, por ejemplo, fue muy elogiada en Irlanda, pero no causó impacto a nivel internacional y tuvo que pasar más de una década para que el creador fuera reconocido por su labor, algo que sucedió con el estreno de Once. Esta sencilla película era el resultado de años de experimentar con el uso de la música, y es que en esta historia las melodías son tan relevantes como la conmovedora relación entre la pareja principal.

Póster oficial de Flora and Son (Fuente: IMDb)
Póster oficial de Flora and Son (Fuente: IMDb)

Ver Video

¿De qué trata 'Flora and Son'?

El estilo del director se fue haciendo más popular gracias a Empezar Otra Vez (83%), pero especialmente a Sing Street: Este es tu Momento (96%), que logró un gran éxito internacional y fue una de las cintas más aclamadas del 2016. Con Flora and Son, el creador busca retomar el toque independiente para contar una historia mucho más privada, lo que recuerda a sus primeros trabajos. La cinta nos muestra a Flora (Eve Hewson), una joven madre soltera que no sabe cómo controlar a su su hijo rebelde, Max (Orén Kinlan) hasta que decide seguir el consejo de la policía de encontrarle un pasatiempo que lo lleva a encontrar el poder de la música de la mano de Jeff (Joseph Gordon-Levitt), un músico estadounidense venido a menos.

También te puede interesar: One Piece: Aurora interpreta el tema musical de Nami en la serie de Netflix

Todo indica que se trata de una de esas películas sencillas, conmovedoras e ingeniosas que cuenta con una gran lista de canciones, en este caso escritas por el propio director, que serán suficiente para atrapar a los espectadores. Estas historias buscan abrazar el alma y Carney parece ser un experto en ese proceso. Flora and Son (90%) fue muy bien recibida por los críticos, quienes reconocen que sí tiene muchos clichés, pero sabe usarlos tan bien que pasan desapercibidos mientras se disfruta de la película.

¿Qué dice la crítica de 'Flora and Son'?

Owen Gleiberman de Variety:

Tengo un problema con “Flora and Son”: toda la película parece encaminarse hacia una catarsis romántica que nunca llega. Lo mismo funcionó exquisitamente en “Once”. En este caso, la situación algo más convencional nos hace añorar una resolución más convencional. Por supuesto, el título te dice por qué: esta es realmente una historia de amor sobre una madre que redescubre su conexión con su hijo. Y las interpretaciones de las canciones son lo suficientemente encantadoras como para pasar el día. “Flora and Son” tiene una cualidad que siempre ha dado vida a los musicales, pero que ahora ha pasado de moda. Podrías llamarlo inocencia.

Caryn James de The Hollywood Reporter:

Dado que las películas de Carney ahora tienen una firma distintiva, Flora and Son no aterrizarán con el mismo sentido de originalidad que lo hizo Once. Pero esta atractiva película aprovecha al máximo su ADN estilístico.

Richard Lawson de Vanity Fair:

...lo refrescante de Flora and Son es el optimismo quizás limitado de Carney. Tiene tanta fe en que las personas quieren lo mejor unos para otros, que ofrecen perdón fácilmente. La música de sus películas es, quizás (obviamente), realmente una metáfora de la comunión humana. Todo lo que necesitamos hacer es compartir algo genuino y serio unos con otros, para hacer algo o al menos apreciar lo mismo, y estaremos en el camino hacia la armonía. Por supuesto, la filosofía de Flora and Son ignora muchos males reales que plagan la vida de las personas. Pero durante aproximadamente 90 minutos, resulta difícil discutir el mensaje esperanzador de Carney.

Kate Erbland de IndieWire:

Carney nunca ha estado interesado en producir finales esperados, pero el destino al que lleva “Flora and Son” podría ser su conclusión más satisfactoria hasta el momento, y si bien puede tomar un camino un poco sinuoso llegar allí, diablos, ¿no es ese el problema de la vida misma? Al menos éste termina con una nota muy alta.

Ross Bonaime de Collider:

Durante mi proyección de Flora and Son, el público aplaudió durante la canción final, se sentaron durante los créditos para escuchar una canción adicional y ninguna persona abandonó el cine hasta haber capturado cada segundo de lo que Carney está haciendo aquí. Esa es la belleza de lo que Carney ha creado aquí, una película que te envuelve y te absorbe con su belleza y encanto, hasta el punto de que no quieres dejar su presencia. Carney podría estar jugando con las mismas herramientas que le hemos visto usar desde Once, pero Flora and Son demuestra que solo está refinando estas herramientas cada vez más a medida que pasan los años, mejorando como narrador y creando películas que agradan al público y que son sigue siendo desafiante y hermoso a partes iguales.

Ver Video

Mae Abdulbaki de Screen Rant:

"Flora and Son" tocará la fibra sensible; también hará que los espectadores se rían y aplaudan al ritmo de la música. La relación de Flora con su hijo y su incipiente romance con Jeff son el corazón de la película, pero su relación respectiva con la música que crean también es increíblemente especial. En total, lo último de Carney es edificante, genuinamente divertido y satisfactorio. El público no podrá resistirse al apego que siente por los personajes, y uno no puede evitar dejar esta experiencia visual con algo más que una sonrisa radiante.

Wendy Ide de Screen Daily:

...aunque puede que no coincida con el potencial comercial de algunas de las películas anteriores de Carney, Flora And Son, complace al público y podría disfrutar de un éxito teatral modesto. Carece de un cierre romántico claro, pero ofrece un fortalecimiento satisfactorio de un vínculo madre-hijo ligeramente destrozado.

Jordan Raup de The Film Stage:

...con Flora and Son, Carney regresa al reino de Once y Sing Street de conocer a sus personajes y su sentido de pertenencia por dentro y por fuera. Con un sentido del humor amorosamente crudo y encontrando en Hewson a la estrella perfecta para irradiar vivacidad sincera cada momento que aparece en pantalla, Carney ha creado una historia ganadora sobre maternidad y música. Como una gran canción pop, Flora and Son puede parecer diseñada para el placer masivo, pero tarareará en tu cabeza mucho después de que aparezcan los créditos.

Nicholas Barber de The Wrap:

La película es una oda alegre al desafío de la clase trabajadora y la alegría de tocar un instrumento musical. Pero hay una delgada línea entre dejar algunas historias tentadoramente abiertas y recorrerlas todas a toda prisa. Para cuando “Flora and Son” llega a su sobrecargada escena final, ha saltado esa línea por el camino equivocado.

Ben Pearson de Slash Film:

Carney tiene este género bajo control. Ningún otro cineasta en activo ha capturado consistentemente lo que es capaz de hacer con sus películas, centrándose en la forma en que la música puede salvar distancias emocionales. Él entiende la pura magia cinematográfica de tener a dos personas ardientes cantándose con todo su corazón de una manera sencilla y vulnerable, y la intimidad que surge es suficiente para superar cualquier defecto que puedas encontrar en la música misma.

No te vayas sin leer: Director de Wonka elogia la voz de Timothée Chalamet y dice que es un gran cantante

Ver Video