Anuncios

Freddie Prinze Jr: de las películas de terror adolescente que lo perfilaron como estrella a guionar lucha libre y cocinar para ser “un mejor papá”

Freddie Prinze Jr: de las películas de terror adolescente que lo perfilaron como estrella a guionar lucha libre y cocinar para ser “un mejor papá”
Freddie Prinze Jr: de las películas de terror adolescente que lo perfilaron como estrella a guionar lucha libre y cocinar para ser “un mejor papá”

Freddie Prinze Jr. saltó a la fama con la película de terror adolescente Sé lo que hicieron el verano pasado (1997) y de inmediato conquistó al público. Su figura de galán simpático lo llevó a protagonizar una seguidilla de comedias románticas hasta que apareció en sus manos el guion de la adaptación para la pantalla grande de la clásica serie animada de televisión Scooby-Doo. Durante su primer gran éxito, conoció a Sarah Michelle Gellar y con los años se convirtieron en una de las parejas más sólidas y queridas del mundo del espectáculo. Pero un día, sin mucho revuelo, bajó el perfil.

¿Por qué decidió correrse del centro de la escena? Alrededor de la desaparición pública de Freddie Prinze Jr. no hubo escándalos. El actor no se perdió en el espiral de las drogas y el alcohol, no protagonizó una separación escandalosa ni apareció en las páginas policiales de los diarios del mundo. Tampoco fue cancelado, ni apartado de los sets por un “carácter difícil” y mucho menos acusado de algún delito. La decisión del galán de hoy 46 años tuvo una razón mucho más simple, llana y potente: sus hijos.

Una figura taquillera

Freddie Prinze Jr. nació en Los Ángeles el 8 de marzo de 1986 y creció en un hogar variopinto: sus abuelos paternos habían nacido en Alemania y en Puerto Rico, mientras la familia de su madre, Kathy Elaine Barber, provenía de Irlanda e Inglaterra. Además de las múltiples influencias, la infancia del futuro actor estuvo atravesada por la tragedia. Cuando apenas tenía diez meses, su padre, el comediante Freddie Prinze, murió de un disparo en la cabeza; estaba deprimido por el fin de su matrimonio con Katherine y por una orden judicial que no le dejaba acercarse a su exmujer. Si bien al principio se creyó que había sido un suicidio, luego se descubrió que el disparo había sido accidental, producto de un juego macabro que practicaba con frecuencia y de la influencia de las drogas.

Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Jr, en Scooby Doo
Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Jr, en Scooby Doo

Freddie creció con su madre y sus abuelos en Albuquerque, Nuevo México. Cuando terminó la secundaria decidió volver a Los Ángeles para buscarse un futuro como actor. Tras lograr una invitación especial para participar de la serie Family Matters en 1995 y varios papeles pequeños en el cine, su carrera pegó un salto con Sé lo que hicieron el verano pasado (1997). De pronto se convirtió en un ícono adolescente y en un gancho nada despreciable para las películas románticas: así llegaron Ella es así (1999), Prueba de amor (2000), Chicos y Chicas (2000) y Cinco Evas y un Adán (2001). También Scooby-Doo (2002) y Scooby-Doo 2 (2004), y la oportunidad de poner la voz en el videojuego Wing Commander, entre otros.

De pronto, y si bien parecía que se iba a convertir en una figura estable dentro de Hollywood, la imagen de Freddie Prinze Jr. empezó a esfumarse. Fue una decisión personal. Y si bien muchos pensaron que ese era el final de su carrera, el artista nunca dejó de trabajar en la industria del entretenimiento: actuó en un puñado de películas más y participó de varias series exitosas como invitado especial : Frasier, Friends, 24, Boston legal y Bones. Además, puso la voz para Star Wars Rebels y varios videojuegos.

De su raid de actor invitado en series consagradas, Prinze Jr. se destacó por dos situaciones tan particulares como opuestas. Su paso por 24, en 2010, le sacó las ganas de actuar. “Fue terrible. Odié cada momento en el que estuve en esa serie”, declaró en una entrevista con ABC News. Además, reveló que trabajar con Kiefer Sutherland fue muy complicado: “Es el tipo menos profesional que me he encontrado nunca. Se lo he dicho a la cara. Creo que todos los que han trabajado con él se lo han dicho ”. Distinta fue su experiencia en Friends, donde se puso en la piel del Sandy, el extremadamente sentimental niñero de Emma, la hija de Ross y Rachel. Tras revelar que el papel iba a ser originalmente para Tom Hanks, el actor contó que David Schwimmer fue muy amable con él y que la pasó genial. El año pasado volvió a pisar un set de televisión como parte del elenco de Punky Brewster (2021), un clásico de los 80 que su protagonista, Soleil Moon Frye, recuperó en forma de reboot.

Primero la familia

Ver a Sarah Michelle Gellar comer fue lo que terminó de convencer a Freddie que esa era la chica para él. Los actores se conocieron en Sé lo que hicieron el verano pasado y compartieron cartel en un par de películas más. Se hicieron muy amigos. Incluso, funcionaron un par de años como confidentes y se presentaron candidatos mutuamente. Hasta que un día de enero de 2002, una cita de ella perdió un vuelo y sin plan B, Freddie decidió llevarla él a Sarah a comer. “Muchas actrices de Hollywood en ese entonces no comían. Comían ensalada”, recordó el actor en una entrevista de Facebook Live de 2016. “Sarah vino a cenar conmigo, nos sentamos y se comió todo, incluido un cangrejo que dejaron en el mostrador”, agregó . Dos años después de esa noche, se casaron en México.

Convertida en una de las parejas de estrellas de Hollywood más queridas, la felicidad se completó con la llegada de Charlotte, en 2009, y Rocky, tres años después. La paternidad funcionó en la vida de Prinze en un punto de inflexión, y lo cambió todo.

“Al no tener papá, siempre fue lo más importante para mí ser un padre presente”, le dijo a la revista People en 2020. “Cuando nació mi hija, eso fue todo para mí. Me convertí en padre a tiempo completo. No es un trabajo. Es lo que me encanta hacer” , reveló. Por su parte, Gellar confesó en una nota que brindó a Us Weekly en 2012 que con su esposo se pelean por quedarse en casa con los chicos. “Uno pensaría que sería lo contrario, que los padres dirían: ‘No, ¡yo iré a trabajar!’, pero él dice: ‘¡Te quedaste en casa durante dos años! ¡Es mi turno!’”.

Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Jr. llevan nada menos que 18 años de casados
Sarah Michelle Gellar y Freddie Prinze Jr. llevan nada menos que 18 años de casados

De las recetas al ring

La cocina siempre fue un lugar importante en la vida de Prinze Jr. Por eso, apenas cumplió 40, publicó su primer libro relacionado al mundo culinario: Back to the Kitchen: 75 recetas deliciosas (e historias reales) de un actor obsesionado con la cocina. A lo largo de la publicación, Prinze cuenta que aprendió a cocinar de su madre y comparte preparaciones inspiradas en su herencia puertorriqueña. “ He estado más tiempo cocinando en mi vida de lo que he estado actuando. De hecho, si no me hubiese metido a actor, probablemente ahora sería chef. En realidad, estaba inscripto en una escuela de cocina cuando me dieron mi primer papel ”, confió a E! News hace unos años.

Luego de compartir que cocina con sus hijos desde que eran muy pequeños, el actor destacó en una charla con el portal The Kitchn el rol de su mujer en esta aventura. “Sarah y yo siempre nos unimos por la comida, y fue Sarah quien realmente me animó a escribir Back To The Kitchen. Le encanta mi cocina y ha sido mi catadora de recetas durante más de 15 años. Ella es la panadera de la casa y ahora tiene su propia empresa, Foodstirs, lo que hace que hornear con su familia sea muy fácil”.

Otro de los lugares favoritos de Prinze Jr. es el ring. Y como hizo con la cocina, logró convertir su pasión en una fuente de ingresos: en 2008 y 2009 trabajó como escritor en WWE (World Wrestling Entertainment), una empresa de medios y entretenimiento de Estados Unidos. “ Me encanta la lucha libre profesional, lo he hecho desde que era un niño. Cuando dejé de actuar, acepté un trabajo para Vince McMahon escribiendo para luchadores y enseñándoles cómo actuar. Lo hice durante casi dos años ”, le dijo a E! Entertainment. Hoy tiene un podcast al respecto -Wrestling with Freddie- y planea abrir una empresa que además de programas de TV tenga un estudio y dé a conocer historias reales tanto de hombres como de mujeres.