Anuncios

Gérard Depardieu está viviendo en Francia alejado de miradas incómodas

Gérard Depardieu credit:Bang Showbiz
Gérard Depardieu credit:Bang Showbiz

El actor Gérard Depardieu ha pasado de ser una de las mayores estrellas internacionales del cine francés, que atraía todas las miradas allá donde iba, a convertirse en el hombre invisible a raíz de las acusaciones de abusos realizadas en su contra por varias mujeres.

Desde hace un tiempo nadie sabía dónde se encontraba. En noviembre tenía previsto participar en el festival de teatro 'Les Scènes d’Olivier Marchal' celebrado en La Teste-de-Buch, pero los organizadores tuvieron que sustituirle en el último minuto porque eran incapaces de ponerse en contacto con él.

Ya entonces, sus allegados sospechaban que podía haberse mudado al extranjero, y ahora se ha confirmado que se encuentra en Bélgica, concretamente en la región de Tournai. El portal Sudinfo asegura que se está alojando en la mansión de un conocido y que apenas sale de casa. Sin embargo, varios habitantes de la zona le han visto al volante de su propio coche.

En Francia continúa adelante la investigación en torno la denuncia interpuesta en su contra por Charlotte Arnould, que sostiene que el intérprete la violó en dos ocasiones en su mansión de París en agosto de 2018. Otra media docena de mujeres -de actrices a maquilladoras- afirman haber sido víctimas de gestos o proposiciones inapropiadas cuando coincidieron con él en distintos proyectos profesionales, aunque ninguna de ellas le ha denunciado.

Más recientemente han salido a la luz unas imágenes nunca vistas de la estrella de cine durante un viaje a Corea del Norte, que han causado una fuerte polémica por los comentarios sexistas y obscenos que realiza frente a las cámaras, que en al menos en una ocasión se refieren a una adolescente cuya edad es difícil de precisar.

La difusión de este material, emitido por el programa 'Complément d'enquête' en France 2 el pasado 7 de diciembre, provocó que el periodista Yann Moix anunciara que pensaba llevar a su antiguo productor Anthony Dufour por haberle robado esos vídeos que él rodó en 2019 y que planeaba utilizar en una película propia, y recalcó además que las imágenes estaban "sacadas de contexto".