Anuncios

Geena Davis contó su desagradable experiencia en el set con Bill Murray: “Fue muy malo”

Geena Davis contó su desagradable experiencia en el set con Bill Murray: “Fue muy malo”
Geena Davis contó su desagradable experiencia en el set con Bill Murray: “Fue muy malo”

Así como ahora están de moda las biopics, en los últimos años se ha vuelto tendencia que los famosos publiquen sus memorias contando situaciones de su vida privada o de su carrera que el público desconoce. En las últimas días, quien se sumó a este boom fue la actriz Geena Davis, quien acaba de publicar su autobiografía titulada Dying of Politeness. En ella, la protagonista de Thelma & Louise contó su mala experiencia en el set con Bill Murray, en un film que compartieron en los 90 , en una revelación que vuelve a instalar al famoso actor en el centro de la polémica.

Todo ocurrió cuando los actores estaban protagonizando la comedia criminal No tengo cambio (1990), película codirigida por Murray y Howard Franklin. Según la actriz, su mala experiencia comenzó en una primera e incómoda reunión que tuvo con su compañero en la suite de un hotel y luego, continuó durante el rodaje cuando este le gritó repetidamente frente a todo el equipo de trabajo.

“Le presentan a Murray en una suite de hotel, donde Murray la saluda con algo llamado The Thumper, un dispositivo de masaje que insiste en usar con ella, a pesar de su insistente negación. Más tarde, mientras están rodando en el lugar, Murray busca a Davis en su camarín mientras ella estaba esperando su vestuario, y comienza a gritarle por llegar tarde. Continúa gritándole mientras se apresura al set e incluso cuando llega allí, frente a cientos de actores, equipo y gente que pasaba por allí”, resume The Times UK mientras la propia víctima confirmaba la situación.

“ Eso fue malo. La forma en que se comportó en la primera reunión... Debería haberme ido o haberme defendido profundamente, en cuyo caso no habría obtenido el papel. Podría haber evitado ese trato si hubiera sabido cómo reaccionar o qué hacer durante la audición. Pero, ya sabes, yo era tan poco conflictiva que simplemente no lo hice ”, confesó Davis.

En cuanto a si en algún momento se culpó a sí misma por el comportamiento de Murray, la protagonista de Thelma & Louise advirtió que ella nada tuvo que ver con las actitudes violentas de su compañero: “Ja. Punto a favor. No tiene sentido arrepentirse de las cosas y, sin embargo, aquí estaba yo arrepintiéndome. Y sí, exactamente, no fue mi culpa”.

Davis no es la única actriz que tiene un mal recuerdo del actor. La actriz Lucy Liu reveló en un episodio del podcast Asian Enough de Los Angeles Times que Murray la insultó en el set de Los ángeles de Charlie. “Mientras rodamos la escena, Bill comienza a lanzar insultos y no entraré en detalles, pero siguió y siguió”, dijo la estrella en ese momento.

Bill Murray, Lucy Liu, Cameron Diaz y Drew Barrymore, protagonistas de Los ángeles de Charlie
Drew Barrymore, Bill Murray, Lucy Liu y Cameron Diaz en Los Ángeles de Charlie

A diferencia de Davis, Lucy sí reaccionó en el momento: “No iba a quedarme sentada allí y aceptarlo. Entonces, sí, me defendí y no me arrepiento. Porque no importa qué tan bajo en el tótem estés o de dónde vengas, no hay necesidad de ser condescendiente o menospreciar a otras personas. Y no me retiraría, y tampoco debería haberlo hecho”, confesó.

Años atrás, también se habló de un altercado entre el actor y el comediante Chevy Chase durante las grabaciones de Saturday Night Live en los años 70, cuando este estaba dando sus primeros pasos en la industria del entretenimiento. En los 90, Murray volvió a ser noticia por lanzarse un cenicero a Richard Dreyfuss en el rodaje de ¿Qué pasa Bob?, porque le habían negado tener un día libre.

“Bill Murray tuvo un colapso durante ¿Qué pasa Bob? porque quería un día libre extra, [la productora] Laura [Ziskin] dijo que no, le arrancó las gafas de la cara, mi padre se quejó de su comportamiento y Bill Murray le arrojó un cenicero”, contó en Twitter el hijo de Dreyfuss. Relato que fue confirmado por la propia productora en 2003: “Bill amenazó con tirarme al otro lado del estacionamiento, luego me rompió las gafas de sol y las tiró a la otra punta del parking”, afirmó Ziskin a Los Ángeles Times.

Sin llegar a la violencia física, Scarlett Johansson también recordó alguna vez lo complicado que fue para ella filmar Perdidos en Tokio junto a Murray. “Fue dificil; fue un rodaje difícil para mí... Me sentí un poco fuera de onda. Tenía 17 años cuando hice esa película, ya sabes”, admitió hace un tiempo. Cuando se le preguntó por qué se había sentido de esa manera, la actriz mencionó que una gran razón era la personalidad excéntrica de Murray, que tenía mucha energía y era propenso a cambios repentinos de humor. También dijo que se sintió “un poco aislada” porque todos en el set idolatraban mucho a Murray.

A principios de este año, Murray volvió a estar en el ojo de la tormenta después de que 20th Century Fox suspendiera las grabaciones de Being Mortal, el largometraje de Aziz Ansari que iba a ser protagonizado por el actor. Al parecer, el rodaje se detuvo debido a las múltiples quejas sobre el comportamiento inapropiado de Murray, que puso en riesgo el buen clima de trabajo.