Anuncios

Glenn Close asegura que Robin Williams “estaría vivo” si Christopher Reeve “estuviera presente”

Glenn Close aseguró que Robin Williams “estaría vivo” si Christopher Reeve “estuviera presente”
Glenn Close aseguró que Robin Williams “estaría vivo” si Christopher Reeve “estuviera presente”

Un nuevo documental que hace especial foco en la vida del actor Christopher Reeve, a 20 años de su muerte, se detiene en la entrañable amistad que el intérprete de la saga Superman mantuvo con su colega Robin Williams. La encargada de dar algunos datos sobre este vínculo fue Glenn Close, que también hizo una triste declaración sobre el fuerte vínculo que unía a ambas estrellas.

En el documental Super/Man: The Christopher Reeve Story, que se estrenó mundialmente en el Festival de Sundance 2024 el 21 de enero en Park City, Utah, Close repasó junto a otras personas lo que fue la vida y el legado de Reeve. “ Siempre he pensado que si Chris siguiera por aquí, Robin seguiría vivo ”, dice Close en la película, causando gran congoja. Esta no es la primera vez que la actriz de 76 años, que protagonizó con Williams la película de 1982 El mundo según Garp, dijo algo por el estilo.

Glenn Close brindó testimonio sobre la fuerte amistad que unió a Christopher Reeve y Robin Williams
Glenn Close brindó testimonio sobre la fuerte amistad que unió a Christopher Reeve y Robin Williams - Créditos: @Apple TV+

La primera vez que mencionó estar “convencida” de que la estrella de Papá por siempre seguiría viva si Reeve también lo estuviera fue en 2017, en la gala anual “Una noche mágica” de la Fundación Christopher & Dana Reeve. “ Su amistad, su conexión, es material de leyenda. No solo perduró, sino que se convirtió en una fuerza vital que los sostuvo a ambos ”, dijo Close en ese momento.

“Los viernes por la noche, Chris venía literalmente pilotando su propio avión, recogía a Robin y se iban a pasar el fin de semana a algún lugar”, añadió, recordando el verano en que ella y Williams rodaron El mundo según Garp. “El domingo, a última hora de la tarde, Chris volvía y traía a Robin de vuelta... Aunque tengo que decir que allí se lo veía un poco desmejorado”, bromeó.

Close dijo también que vio a Reeve y Williams “en la cima del mundo” durante los largos años que duró la amistad: “ Vivían el tipo de vida rápida y alocada que nuestro negocio puede darte si te conviertes en un fenómeno salvajemente famoso, prácticamente de la noche a la mañana ”.

Williams, que se suicidó en 2014, a los 63 años, había conocido a Reeve en la Juilliard School de Nueva York alrededor de 1973, y desde ese entonces se volvieron inseparables. Ambos estudiaban gracias a una beca y compartieron habitación durante sus años universitarios, y luego se acompañaron durante su ascenso como grandes figuras en Hollywood. El protagonista de La sociedad de los poetas muertos fue un gran sostén para su amigo cuando, en 1995, una grave lesión en la médula sufrida durante una práctica de equitación, dejó tetrapléjico a Reeve. Nueve años más tarde, su muerte por un paro cardíaco, resultó devastadora para Williams.

Robin Williams y Christopher Reeve, una amistad con historia
Robin Williams y Christopher Reeve, una amistad con historia

En el funeral de Reeve, Williams aparecía desconsolado despidiendo a su amigo y tuvo que batallar durante diez años con sus problemas de salud mental sin contar con el apoyo de unos de los grandes pilares que tuvo en la vida .

Super/Man: The Christopher Reeve Story incluye entrevistas íntimas con los tres hijos de Reeve: Matthew, Alexandra y Will -que asistieron al estreno en Sundance- y su esposa Dana, fallecida en 2006 de cáncer de pulmón. Todos sus hijos forman parte de la junta directiva de la Fundación Christopher & Dana Reeve, dedicada a la investigación de una cura para las lesiones de médula espinal. Mientras luchaba en el hospital, Reeve le dijo a su mujer: “Quizá deberíamos dejarme ir”, pero ella se negó a dejarlo morir, respondiendo: “Sigues siendo tú y te quiero”.

“Su historia tiene una gran dosis de tragedia y alegría, es el único, el original y el mejor Superman de la historia, pero su verdadero heroísmo estuvo fuera de la pantalla”, asegura Ettedgui, el segundo de los directores, que define el documental como un “biopic retrospectivo”.