Lo que aprendió Gustavo Lara tras padecer el COVID-19

POR | Taydé del Río-. En los últimos meses el cantante Gustavo Lara fue víctima de su propio escepticismo: de no creer en la existencia del virus del COVID-19, a padecerlo y estar vivo para contarlo. El cantautor veracruzano ha experimentado en carne propia su entrada al infierno, cuando estuvo aislado y enfermo, y su redención al regresar -ya recuperado- con un concierto que ofrecerá en esta “nueva normalidad” de forma virtual.

(Cuartoscuro)

Gustavo Lara anunció que el próximo sábado 4 de julio a las 21:00 horas ofrecerá un concierto a través de la plataforma @econcerts.tv.

En abril pasado, el baladista había concedido una entrevista a Televisa Veracruz, en la cual habló de lo difícil que fue ser una de las víctimas de la pandemia que actualmente azota al mundo.

“Yo me contagio del coronavirus en un viaje de regreso de Monterrey a la Ciudad de México, fueron días difíciles porque había mucha mala información y de repente uno también no cree que se puede contagiar y que te puedes morir de esto; las noticias son terribles, tengo a muchas amistades obviamente fuera del país que la están pasando muy mal (…) y pues obviamente te entra mucha incertidumbre”, señaló.

De hecho, fue tan difícil el momento, que el artista jarocho aprovechó para aconsejar a los demás, basado en su propia experiencia.

“(Si te enfermas) hay que seguir las recomendaciones que te hacen los doctores, a mí me recomendaron quedarme en mi casa, que no fuera yo a un hospital que ahí podía agarrar hasta otro tipo de enfermedades; entonces, no acercarme a mi familia, quedarme aquí solo en realidad ha sido difícil, pero lo más importante es cuidarlos a ellos”, agregó.

Sin embargo, le vio el lado positivo al aislamiento pues dijo que durante su cuarentena pudo leer, componer canciones, estuvo en contacto con gente de la cual se había alejado por falta de tiempo y aprendió que lo más importante es cuidarse y cuidar a los demás.

Por eso ahora, dice que está muy emocionado por la posibilidad de volver a subirse a un escenario a cantar, aunque sus músicos, su staff y el público estén a la distancia.

Cabe recordar que el cantautor, de 49 años, no es un improvisado y lleva toda una vida en el medio artístico, en el que inició como corista y percusionista de Pedro Fernández, para después lanzarse a su carrera solista y presentar, a los 25 años, su primer álbum homónimo.

En marzo pasado, celebró los primeros 24 años de carrera.

“Después de ser artista independiente desde 2006, me di cuenta de que esta carrera ha tenido buenos y malos sabores, todo eso es lo que trato de poner en cada nuevo proyecto y en cada nuevo tema. Con el tiempo también tuve que ser compositor de mis propias canciones, porque al inicio todo el mundo me ofrecía, pero al ver que ya no era ‘el popular’, esos compositores se fueron, y eso convirtió a mi proyecto en algo más cercano a quién soy. Esa maduración es lo que hoy presento”, explicó al diario mexicano Crónica.

Con esa misma actitud, ahora está decidido a seguir adelante y aprovechar la oportunidad que tuvo de recuperarse de la enfermedad, lo que vaticina traerá mejores tiempos para él.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cynthia Klitbo determinada a luchar para salir adelante: "Si es necesario limpiar una casa, la limpio"

Así fue como Michelle Vieth defendió el aeropuerto de AMLO de las burlas de Brozo y Carlos Loret de Mola