Anuncios

Harold Torres le pone sabor a filme sin diálogos

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 29 (EL UNIVERSAL).- Una película de acción que retrata el dolor de un padre (interpretado por Joel Kinnaman) y su necesidad de venganza, así es el nuevo largometraje del cineasta John Woo, Silent night, en donde hay más balazos, sangre y escenas peligrosas, que diálogos.

Así lo adelanta el actor Harold Torres en entrevista con EL UNIVERSAL quien da vida a Playa, el antagonista del filme que llegará a las salas de cine mexicanas este 7 de diciembre.

"Lo que me capturó desde el principio fue haber participado en una película con el maestro John Woo, un director que admiro desde hace muchos años, en una cinta con tanto riesgo de acción, sin diálogos", expresa sobre el filme ambientado en Nochebuena.

"Es una película que no dice nada (literalmente, por la falta de diálogos), pero habla fuerte y claro; que se puede ver en cualquier parte del mundo y la gente se va a poder identificar porque sin subtítulos, ni doblaje, se entiende lo que está viviendo el personaje con su dolor de perder a un ser querido, en este caso su hijo", detalla.

Aprende de los grandes

Aunque comenta que no se identifica con su personaje, Torres considera que a través de él, aún siendo el malo de la historia, se puede ver algo de humanidad y que es alguien que comete errores.

"Cuando llego con el director la primera vez, después de que me invitan al casting, pensé que iba a hacer alguna escena o algo por el estilo y sólo fui a hablar con él, fue una plática muy rápida, pensé que no iba a pasar nada, pero al contrario, me motivó e inspiró luego de que ha trabajado con varios grandes como Nicolas Cage o Travolta".

Para Torres, ver dirigir a Woo "Venganza silenciosa" (título en español) fue una cátedra de cine, pues recuerda que en cada toma era muy detallista y preciso:

"En una escena yo estaba en una mesa y de repente me paró la toma porque quería que durara dos segundos más, uno piensa que dos segundos no es nada, pero en los tiempos de creación con el maestro significa mucho, ese movimiento de cámara tiene que ser con dos segundos más".

El actor de "Run Coyote Run" y "Sitiados: México" considera que el director de cintas como "Misión imposible 2" le da un peso importante a los villanos poniéndolos a la par con los protagonistas, por lo que cree que eso le dará la complejidad necesaria para que no sean tan planas las escenas, aún sin tener diálogos.

"Para quienes no hayan visto sus películas, es un director reconocido internacionalmente porque tiene una forma muy peculiar de retratar las películas de acción y cómo te crean entre todo este caos y batalla, cómo logra detener el tiempo y jugar con eso".