Anuncios

Cuando Harry conoció a Sally: los motivos por los que el director, Rob Reiner, cambió el desenlace de la recordada comedia romántica

Meg Ryan y Billy Crystal en Cuando Harry conoció a Sally, escrita por Nora Ephron y dirigida por Rob Riner
Meg Ryan y Billy Crystal en Cuando Harry conoció a Sally, escrita por Nora Ephron y dirigida por Rob Riner

La última escena de la comedia romántica Cuando Harry conoció a Sally es difícil de olvidar: es noche de Año Nuevo, Harry (Billy Crystal) está solo, caminando por la ciudad; Sally (Meg Ryan) está en una fiesta, rodeada de gente, pero también sola. Ella mira a las parejas a su alrededor un poco desahuciada. Se acerca la medianoche y no tiene a quién besar. De pronto Harry se da cuenta de algo y corre a la fiesta a decírselo: “Te amo”.

“¿Qué?”, pregunta Sally desconcertada y algo molesta. “Te amo”, repite él. “¿Cómo esperás que responda a esto?”, indaga Sally. “Sé que te sentís solo pero no podés llegar acá y pretender arreglar todo diciéndome que me amás”, le recrimina. Harry enumera todos los defectos por los que la ama, como que ella se demore una hora en pedir un sándwich, y le dice que fue hasta allí esa noche porque “cuando te das cuenta de que querés pasar el resto de tu vida con alguien, querés que el resto de tu vida empiece lo más pronto posible”.

Finalmente, Harry y Sally terminan juntos
Finalmente, Harry y Sally terminan juntos

“¿Ves, Harry? Decís cosas así y me hacés imposible odiarte, y yo te odio, te odio”, le dice Sally. Entonces se besan apasionadamente. Un final memorable para una de las películas más icónicas del género. Pero ese final casi no sucede: Harry y Sally originalmente terminaban separados.

“Se encontraban, charlaban y terminaban alejándose”

El guion de la película fue encargado por Rob Reiner a la periodista, escritora y guionista Nora Ephron y pretendía narrar la historia de dos personajes, un hombre y una mujer, que se hacen amigos justo cuando se acaban de terminar las relaciones amorosas más importantes de sus vidas y deciden no tener sexo para no poner en riesgo su amistad. Hasta que tienen sexo y arruinan la amistad.

El desenlace que había sido escrito por Ephron implicaba que terminaban alejándose el uno del otro. “El final original que teníamos es que Harry y Sally no terminaban juntos”, contó Reiner en entrevista con Chris Wallace, de la CNN.

Reiner estaba un poco descreído del amor cuando encargó el guion de la película, dado que tras haberse disuelto su matrimonio con la actriz y directora Penny Marshall diez años atrás, no había vuelto a encontrar el amor.

“Yo había estado casado durante diez años, luego había estado soltero durante diez años, y no podía descifrar cómo iba a volver a estar alguna vez con alguien. Y eso dio a luz a Cuando Harry conoció a Sally”, contó Reiner. “El final iba a ser que ellos dos se encontraban después de años, charlaban y luego terminaban alejándose”. Pero mientras estaba comenzando el rodaje, a Reiner le presentaron a la fotógrafa Michele Singer. De ese encuentro nació el amor y con él, el deseo de Reiner de cambiarle el final desdichado al film. La nueva ilusión puso fin al escepticismo amoroso del director.

“Mientras estábamos haciendo el film conocí a mi esposa Michele, con quien estoy casado desde hace 35 años, y le cambié el final”, rememoró Reiner sobre la película.

Meg Ryan, en la célebre escena de Cuando Harry conoció a Sally, en la que finge un orgasmo frente a Billy Cristal
Meg Ryan, en la célebre escena de Cuando Harry conoció a Sally, en la que finge un orgasmo frente a Billy Cristal

El director y la fotógrafa se casaron en 1989, el mismo año en que se estrenó la comedia romántica, y tuvieron tres hijos juntos. Reiner ya había adoptado a la hija de su primera mujer. El periodista de la CNN le preguntó entonces a Reiner si le debemos ese final que produce lágrimas a Michele y el director de la película contestó con un rotundo sí.

Rob Reiner, director de Cuando Harry conoció a Sally, junto a su esposa desde hace 35 años, Michele Singer
Rob Reiner, director de Cuando Harry conoció a Sally, junto a su esposa desde hace 35 años, Michele Singer - Créditos: @Barry King

Reiner nació en el seno de una familia judía del Bronx neoyorquino en 1947. Hijo de un actor y director y de una actriz, a la edad de 13 años se trasladó junto a su familia a California, donde asistió a la Beverly Hills High School. Al graduarse, estudió cine en la Universidad de California. Entre sus películas más renombradas, además de la icónica comedia romántica de final modificado, se encuentran Quiero decirte que te amo (1985), Cuenta conmigo (1986), La princesa prometida (1987), Misery (1990) y Cuestión de honor (1992). También tuvo una carrera como actor y se hizo famoso por su interpretación del personaje Michael Stivic en la comedia All in the Family.