Anuncios

Hugh Jackman y cinco actuaciones para disfrutar en streaming por el estreno de El hijo

Hugh Jackman en la avant premiere de El hijo, en el Festival de Cine de Venecia
Hugh Jackman en la avant premiere de El hijo, en el Festival de Cine de Venecia - Créditos: @STEPHANE CARDINALE

El segundo largometraje del cineasta y dramaturgo francés, Florian Zeller, está muy lejos de la perfección de El padre, la primera película que dirigió basada en su propia obra y que le valió un Oscar. El hijo, estreno de este jueves en salas, muestra nuevamente la complejidad de una dinámica familiar, pero con un adolescente en el centro que batalla contra la depresión. El australiano Hugh Jackman se destaca en un film desparejo, en donde la problemática de salud mental es abordada, en ciertos pasajes, con cierta superficialidad que no le hace justicia al trabajo previo de Zeller.

En el rol de ese padre que no sabe cómo ayudar a su hijo, Jackman demuestra, una vez más, que no hay registro en el que no dé en la tecla y en esta nota repasamos cinco exponentes de su versatilidad.

Alguien como tú (2001)

Hugh Jackman en Alguien como tú, junto a Ashley Judd
Hugh Jackman en Alguien como tú, junto a Ashley Judd

La primera película de Hugh Jackman, tras el éxito de X-Men, fue la comedia romántica de Tony Goldwyn escrita por Elizabeth Chandler, quien tomó la novela Animal Husbandry de Laura Zigman como base. Si bien la premisa de “la batalla de los sexos” puede resultar un tanto trillada, la química entre Ashley Judd y un carismático Jackman eleva el material de esta producción que parte de una historia de desamor. Jane Goodale (Judd) sufre una ruptura que la lleva a cuestionar actos de machismo que, hasta ese momento, pasaban inadvertidos para ella.

Desde su rol de productora, Jane intenta arrojar luz sobre los vínculos y utiliza como conejillo de Indias a Eddie (Jackman), un colega con fama de desestimar los sentimientos femeninos una vez pasado los encuentros sexuales. Cuando ambos empiezan a convivir y Jane conoce en profundidad las razones detrás del accionar frío de Eddie, Alguien como tú entra en su mejor tramo y acierta en todos los estadios propios de una comedia romántica, especialmente el de la (re)conquista .

Asimismo, el guion de Chandler trata de eludir los clichés sobre los vínculos heteronormativos y les imprime tanto a Jane como a Eddie bienvenidos matices que Jackman domina con un timing cómico desconocido hasta el momento y que ese mismo año volvería a explorar, con Meg Ryan como coequiper, en Kate & Leopold de James Mangold, director clave en su carrera.

La sospecha (2013)

Hugh Jackman en La sospecha
Hugh Jackman en La sospecha

Entre Alguien como tú y La sospecha, la carrera de Jackman avanzó a prueba a error. El actor protagonizó algunas apuestas interesantes, pero no del todo logradas como Scoop, la primicia, de Woody Allen y las ambiciosas aunque fallidas, La fuente de la vida de Darren Aronofsky, y Australia de Baz Luhrmann; y también fue parte de largometrajes más redondos como El gran truco de Christopher Nolan y el drama deportivo sci-fi, Real Steel, de Shawn Levy. Además en 2013 fue nominado al Oscar por primera vez por su excelente interpretación de Jean Valjean en Los miserables, el film de Tom Hooper que le quedaba chico al australiano, un artista con sobrada experiencia en la escena musical .

Sin embargo, por fuera de estos títulos, hubo una película en la que brindó un trabajo descomunal: La sospecha de Denis Villeneuve. El thriller cuenta con un final sencillamente perfecto, escalofriante, con la música de Radiohead (“Codex”, para ser más precisos) como corolario de una historia oscurísima del realizador de Enemy.

El thriller se centra en la desaparición de dos pequeñas en Pennsylvania pero, lejos de tener una narrativa mecánica sobre el proceso de investigación, el guion de Aaron Guzikowski se centra en el impacto que tiene el hecho en el padre de una de las niñas secuestradas, Keller Dover (Jackman) y en el detective a cargo de buscar a los responsables, Loki (interpretado por un enorme Jake Gyllenhaal). Los duelos actorales entre los protagonistas, ambos atravesados por la angustia por sus respectivos traumas, son el motor de una de película memorable, una de las mejores del cineasta canadiense.

Chappie (2015)

Hugh Jackman en Chappie
Hugh Jackman en Chappie

La tercera producción del cineasta y guionista sudafricano, Neil Blomkamp, no estará a la altura de su gran ópera prima, la nominada al Oscar Sector 9 y habrá tenido una recepción moderada al momento de su estreno, pero aún así se logró erigir como el film menos afectado y con más corazón de un director atractivo que no se deja presionar por las imposiciones de la industria. En el largometraje, nuevamente protagonizado por Sharlto Copley, hay una carga emocional muy fuerte vinculada a los orígenes del realizador, con el Chappie del título como fuerza indetenible, ese robot que integra una brigada policial en una Johannesburgo donde predomina la violencia.

En ese contexto, el robot es utilizado por el gobierno hasta que una desprogramación le permite abrirse a nuevos mundos, conocimientos y sensaciones. Si bien las estrellas del film son Copley y Dev Patel, Jackman mostró una faceta de villano que le sienta muy bien en esta producción que, si bien no se le acerca a la mencionada Sector 9, es mucho más efectiva a la hora de cuestionar el statu quo y equilibrar esa crítica a las armas de destrucción masiva con microrrelatos sentimentales con los que su director logra sorprender.

Logan (2017)

Logan, la película en solitario que marcó la despedida de Hugh Jackman de la saga de los mutantes de Marvel
Logan, la película en solitario que marcó la despedida de Hugh Jackman de la saga de los mutantes de Marvel - Créditos: @Prensa Disney

En los largometrajes de X-Men en los que Jackman personificó a Wolverine, su rol se perdía en un ensamble sólido, por lo que una película centrada en Logan no solo era necesaria sino también la coda perfecta para un actor que se despedía de uno de los papeles más importantes de su carrera. En el largometraje dirigido por James Mangold, podríamos decir que en realidad la batuta la lleva el coguionista del film, Scott Frank, un artista con devoción por individuos en el limbo, que parecen no tener nada para perder hasta que una figura (Laura, en este caso, interpretada por la talentosa Dafne Keen) los sacuden de una cotidianidad gris.

Lo mismo sucedía en Un paseo por las tumbas, de cuya oscuridad se embebe, al tiempo que concibe, con Mangold y Michael Green, un western que se estrenó el mismo año que su brillante ficción televisiva del género: Godless. En cuanto a su protagonista, Jackman ha demostrado que el musical es su métier (recientemente se lo pudo ver en Broadway con la puesta de The Music Man), pero que cuando sale de su zona de confort, como sucedió con La sospecha y como también ocurre en Logan, es cuando se vuelve un intérprete mucho más interesante y conmovedor, como el final de este film, el primero de superhéroes en ser nominado al Oscar en mejor guion adaptado, lo comprueba.

Mala educación (2019)

Hugh Jackman en Mala educación
Hugh Jackman en Mala educación

Con Mala educación, el largometraje de Cory Finley escrito por Mike Makowsky basado en el caso real de corrupción cometido por el superintendente del distrito educativo de Long Island, Hugh Jackman se luce. Esta sátira mordaz remite indefectible a La elección de Alexander Payne. Estrenada inicialmente en el Festival de Cine de Toronto y luego en abril de 2020 por la pantalla de HBO, Mala educación pone la lupa en Frank Tassone (Jackman), ese superintendente respetado de una escuela pública de renombre que logró, durante años, asegurarles a sus alumnos la admisión a las universidades más demandadas y seguir posicionando a la escuela en un lugar de prestigio.

La película no tarda en ir al hueso para mostrar cómo no todo lo que reluce es oro y cómo Frank, con ayuda de su mano derecha Pam Gluckin (Allison Janney), ocultaron durante años una cadena de fraudes que terminarán saltando gracias a la curiosidad de una alumna. Por su interpretación (esa en la que utiliza su carisma como fachada de la naturaleza manipuladora de su personaje), Jackman recibió una nominación a los premios Emmy .