Anuncios

Humberto Elizondo, el 'villano' que incomodó a Televisa con una huelga y fue vetado

Humberto Elizondo, el actor que emplazó a huelga a Televisa y le costó un veto. (Photo by Medios y Media/Getty Images)
Humberto Elizondo, el actor que emplazó a huelga a Televisa y le costó un veto. (Photo by Medios y Media/Getty Images)

La historia de Televisa no se podría explicar completa sin su apartado especial de vetos a actores, actrices, cantantes y artistas varios. Durante la gestión de Emilio Azcárraga Milmo, la lista de personas no bienvenidas y no gratas por determinado tiempo fue larga. Una víctima de ese método de castigo encabezado por ‘El Tigre’ fue Humberto Elizondo.

Su caso fue muy particular, ya que a él no se lo dijeron directamente. La prohibición para ser contratado en la empresa fue velada, por decirlo de alguna manera. Pero fue más que claro que se trató de un “correctivo” impuesto por el simple hecho de ser un hombre incómodo para los intereses de la televisora.

Siendo uno de los villanos más prominentes del cine mexicano a finales de los 70’s y principios de los 80’s, Elizondo asumió el cargo de Secretario de Trabajo de la Asociación Nacional de Actores (ANDA) bajo la gestión de David Reynoso como secretario general entre 1977 y 1984. Entre sus funciones estaba revisar los contratos colectivos de sus agremiados para que fueran respetados a cabalidad y no fueran perjudicados por irregularidades de las empresas contratantes.

Varias y varios agremiados trabajaban para Televisa. Elizondo solicitó auditorías a la empresa de Azcárraga en atención a algunas quejas recibidas por incumplimientos salariales y de proyectos. Fue un proceso de estira y afloja entre las partes; la televisora quiso conciliar con sus acuerdos y la ANDA los rechazó. Al final, la Secretaría del Trabajo de la asociación de actores emplazó a huelga en Televisa en 1979.

“Por otra parte, en julio de 1979, la ANDA estalló una huelga contra la empresa Televisa por el 30 por ciento de aumento salarial y por la titularidad del contrato de trabajo. La huelga duró cuatro días y sólo obtuvieron 12.5 de incremento salarial”, narra el libro de Televisa. El quinto poder, con investigación de Patricia Ortega Ramírez y Raúl Trejo Delarbre.

El propio Elizondo recordó ese episodio al decir que “yo le puse una huelga a Televisa”. Pese a que el conflicto laboral se resolvió en cuatro días, Azcárraga y su empresa no se olvidaron de él. En los primeros años de los 80’s, el actor debió padecer el rechazo de productores en su intento por llegar a la pantalla chica. A su vez, productores que lo querían como el malo de sus historias recibieron la instrucción de no contratarlo.

Fue hasta 1986, dos años después de terminar su gestión como Secretario del Trabajo en la ANDA, cuando pudo aparecer en televisión con la exitosa telenovela Cuna de lobos. Allí creyó que su carrera iría en ascenso y que el veto era cosa del pasado, sin embargo no fue así. La fama de ser un actor muy metido en los temas de la ANDA y los contratos colectivos influyó para que los productores desistieran de sus servicios porque lo consideraban un tipo complicado, un problema al interior de sus proyectos.

Tuvo que esperar hasta 1992 para ser “perdonado” y recibir una nueva oportunidad con Triángulo. Siguió posteriormente con Los parientes pobres en 1993. Para ese instante, la relación de la empresa cambió drásticamente con él. ¿Por qué? Porque Elizondo encabezaba las preferencias para convertirse en el nuevo secretario general de la ANDA, nombramiento que se hizo efectivo en 1994 para ocupar ese cargo hasta 1998.

Aparte de limar asperezas entre las partes, otro suceso contribuyó a dejar en el olvido el trago amargo: el fallecimiento de ‘El Tigre’ Azcárraga en 1997. Con la toma de estafeta que hizo Emilio Azcárraga Jean se borró la etiqueta de “incómodos” a algunas personalidades que antaño fueron vetadas por su padre. Elizondo, uno de ellos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Famosos se transforman en colegiales mediante Inteligencia Artificial y el resultado te vuela la cabeza