Anuncios

Imágenes por satélite han revelado que se puede haber usado un canal de agua para construir las pirámides

Imágenes por satélite han revelado que se puede haber usado un canal de agua para construir las pirámides

Es posible que se haya resuelto el misterio de cómo se construyeron las pirámides de Egipto hace siglos a raíz de un descubrimiento histórico en un antiguo brazo del río Nilo.

La vía fluvial, ahora desecada, que antaño atravesaba la meseta de Giza, podría haber servido para transportar los materiales con los que se construyeron las pirámides.

La proximidad a la vía fluvial también podría explicar la concentración de pirámides en esa zona concreta de El Cairo, ya que es posible que las barcas transportaran los enormes bloques de construcción necesarios para las colosales estructuras.

El descubrimiento fue realizado por la Dra. Eman Ghoneim, que utilizó datos de radar por satélite desde el espacio para estudiar el valle del Nilo, lo que mostró una red “invisible de información bajo la superficie”. Ghoneim presentó su investigación en el XIII Congreso de Egiptólogos a principios de este año.

En declaraciones a IFLScience, Ghoneim afirmó: “Esta rama del río probablemente era muy, muy larga, y extremadamente ancha en algunos tramos. Estamos hablando de medio kilómetro o más de anchura, lo que equivale a la anchura actual del curso del Nilo. Así que no era una rama pequeña. Definitivamente, era una rama importante”.

La desaparecida vía fluvial ha sido bautizada como la Rama Ahramat y discurría desde Giza hasta Faiyum y, sorprendentemente, pasaba por 38 emplazamientos piramidales diferentes.

Sin embargo, dado que no se puede confirmar si el río estuvo activo durante los Reinos Antiguo y Medio, hace unos 4.700 años, no se puede determinar plenamente si el agua se utilizó para ayudar a construir las pirámides.

Un indicio que apoya esta teoría es que, según Ghoneim, las pirámides estaban “situadas en la mismísima orilla del brazo que encontramos”, lo que podría significar que eran “templos de valle” que antiguamente actuaban como puertos.

La investigación podría no solo desvelar los secretos de las pirámides, sino también descubrir partes del antiguo Egipto que se han perdido durante mucho tiempo, ya que las ciudades desaparecieron cuando el Nilo migró de forma natural.

Ghoneim agregó: “Al desaparecer las ramas, las ciudades y pueblos del antiguo Egipto también se encenagaron y se sepultaron bajo la arena del desierto, y en realidad no tenemos ni idea cómo encontrarlos”.

Traducción de Anna McDonnell