Anuncios

¿Por qué es importante establecer vínculos sanos? Una psicóloga nos da las claves

Seguro que alguna vez te has preguntado por qué nos sentimos tan bien después de un abrazo. O por qué dudamos de nuestras decisiones después de recibir una crítica negativa. Pues sobre estas preguntas y otras muchas relacionadas con las relaciones sociales reflexiona María Gómez (@merigopsico), una de las divulgadoras sobre psicología más importantes del momento, en su libro La buena compañía, en el que trata de darnos las claves para tratar de entender mejor nuestros vínculos en el día a día. Y es que parte de una idea fundamental: pese a que vivimos en una sociedad cada vez más individualista y la soledad es uno de los males de nuestro tiempo, no podemos perder de vista que somos seres sociales. Sobre todo ello hemos tenido ocasión de hablar con la autora.

Lee también: Tener relaciones de amistad sanas, esencial para disfrutar de una buena salud mental

¿Es fundamental conocernos mejor para que nuestras relaciones funcionen también mejor?

Existe una interdependencia entre todos nosotros. Te conoces más a medida que te relacionas y es precisamente ese el hilo conductor del libro. El autoconocimiento es necesario, pero no eres un ser individual, estás en contacto continuamente con las personas de tu alrededor y un contexto, un sistema social que moldea tu comportamiento, el cual es muy importante conocer.

Hablamos de mejorar nuestras relaciones cuando lo cierto es que cada vez hay más voces que alertan de que vivimos en una sociedad demasiado individualista, ¿crees que algo está fallando?

Somos seres sociales y eso es algo que hay que potenciar. En la era del autocuidado y el exceso de productividad en el que vivimos ahora, donde se da mucha importancia al crecimiento personal, me parece necesario recalcar que no hay bienestar individual sin bienestar colectivo. Y quien disfruta de su soledad es porque tiene una red segura de personas a la que acudir cuando quiera. Y por eso empiezo el libro con la frase de Mafalda: ¿Pensaron alguna vez que si no fuera por todos nadie sería nada? El camino individualista a mí me parece utópico y así de utópico suena que distintos países ya tengan un Ministerio de soledad ya que la soledad es un problema de salud público.

amigas dándose un abrazo
amigas dándose un abrazo

Lee también: ¿Tiempo para uno mismo o hiperindividualismo? Por qué cada vez te apetece menos estar con gente

Nos centramos mucho en el yo, sin darnos cuenta de que el entorno, lo que nos rodea es fundamental, ¿no crees? Sin embargo, lo que sí que parece evidente es que todos tenemos la necesidad de sentirnos dentro de un grupo, de formar parte de ese grupo, ¿no es así?

La necesidad de formar parte de un grupo es algo necesario en nuestra especie y también ocurre con otros animales, al fin y al cabo, nosotros también somos animales, aunque se nos olvide. Y esto es un punto de vista muy interesante porque te das cuenta de cuantas actitudes y decisiones tomas por amoldarte al grupo y encajar. Encontrar el equilibrio entre formar parte de un grupo y tener pensamiento crítico es difícil.

Lee también: Ayudar a los demás, una costumbre que puede hacerte más feliz

Tal vez no pensamos que incluso el autocuidado es importante a la hora de mejorar nuestras relaciones, ¿no crees?

Está claro que cuando tú estás bien aportas cosas mejores a la relación, ya sea familiar, de amistad o pareja. Pero también es verdad que esperar a que una relación sea siempre 50-50 es irreal. En ocasiones, serás de ayuda para la otra persona para que se sienta mejor, y viceversa. Esto nos recuerda una vez más lo positivo que es apoyarse mutuamente y permitirse recibir ayuda. No pienses que todo lo tienes que conseguir tu solo, al igual que no pienses que si algo te sale mal o te sientes mal es solo por tu culpa.

¿Por qué piensas que hay personas a las que les cuesta tanto establecer vínculos sanos en sus relaciones?

Todo constituye un proceso de aprendizaje; nuestras habilidades para relacionarnos se han moldeado con cada interacción social. En la actualidad, contamos con numerosas herramientas y acceso a información, y se ha reducido considerablemente el estigma asociado a hablar sobre salud mental o ir a terapia. Y es reconfortante reconocer que, si con la forma en la que nos relacionamos no nos adaptamos, podemos cambiar, entrenar y mejorar.

Lee también: Descubre cuál es tu nivel de empatía con los demás

amigas hablando en el sofá
amigas hablando en el sofá

El libro se llama 'La buena compañía'. Sin duda esa es la aspiración que todos tenemos, estar en buena compañía. ¿Cuáles piensas que son las claves para conseguirlo?

No puedo ofrecer una respuesta universal, ya que lo que busco en una relación puede ser diferente de lo que buscas tú. Lo que para mí constituye bienestar puede variar significativamente para ti. La noción de "felicidad" es tan diversa como lo somos las personas. Por lo tanto, aunque pueda ser tentador ofrecer una solución definitiva o un único método a seguir, eso no refleja la realidad. En mi libro, he evitado impartir lecciones porque no existe un protocolo único. Mi esperanza es que, al finalizar la lectura, los lectores lleguen a sus propias conclusiones y que los temas abordados les inviten a reflexionar a través del pensamiento crítico.

Lee también: Por qué es importante ser nosotros mismos (y no tanto nuestra mejor versión)

Somos seres sociales y sin embargo, cada vez hay más personas que se sienten solas, ¿qué es lo que estamos haciendo mal?

Son numerosos los factores que influyen en nuestro bienestar: la promoción del individualismo, el mundo digital que cada vez nos aleja más, la saturación de las ciudades donde las conexiones genuinas son más difíciles de encontrar en comparación con los pueblos, e incluso la existencia de una "arquitectura de la soledad", donde las ciudades se diseñan priorizando el consumo en lugar de la calidad de vida de las personas. Es importante destacar estos elementos para tomar conciencia de cuánto influye nuestro entorno en nuestro bienestar, y así evitar caer en mensajes simplistas y superficiales.

Para concluir, ¿qué es lo que se va a encontrar el lector en estas páginas de tu libro?

Un viaje a través de la psicología social, que no solo se centra en la salud mental individual, sino en la interdependencia que existe entre tú, los de tu alrededor y el contexto. Muchas reflexiones y curiosidades a través de experimentos psicológicos que se dieron en la vida real y análisis de películas. También hay viñetas muy bonitas y especiales al final de cada capítulo. He intentado que el libro sea un espacio para la reflexión, la duda y la pausa en este mundo que va tan rápido donde parece que todo es blanco o negro. En la vida real hay muchos grises.