Instagram vs. realidad: la verdad detrás de la foto "perfecta" y por qué debes quererte tal como eres

La finlandesa Sara Puhto, promotora del movimiento Body Positive, rompe mitos y se burla de los estándares de belleza con una divertida propuesta en las redes sociales.

Sara Puhto. Crédito: Captura YouTube

La popularidad de la joven influencer de 23 años ha ido creciendo en los últimos años, sobre todo desde que comenzó a develar sus trucos para lograr una imagen perfecta.

A través de fotos que comparan Instagram con la realidad, Sara demuestra que solo basta con saber posar, conocer ángulos estratégicos y aprovechar la luz para conseguir el cuerpo deseado. “En las fotos constantemente meto la barriga para adentro o trato de esconder y sacar mi trasero tanto como sea posible. ¿Pero por qué?”, se pregunta.

La joven explica que las redes sociales y los anuncios comerciales nos bombardean con imágenes de perfección y con consignas sobre cómo cambiar el cuerpo para adaptarnos a una determinada tendencia.

Con la consigna "Lucirás bien cuando te sientas bien con tu cuerpo", Sara comenzó a hacerse un lugar en las redes. Desde que abrió su cuenta @saggysara, promueve la aceptación de nuestros cuerpos tal cual son y comparte consejos e información sobre cómo llevar una vida saludable a través del vegetarianismo y el deporte.

“Es difícil recordarnos a nosotros mismos que cosas como panza, sobrepeso e hinchazón son cosas normales que le suceden al cuerpo”, comparte con sus casi 320,000 seguidores.

La influencer alienta a dejar de luchar por encontrar la perfección, y aprender a aceptar la piel en la que cada uno se encuentra. "Trabajamos constantemente para cambiar nuestros cuerpos, pero ¿por qué no nos centramos más en cambiar la forma en que vemos nuestros cuerpos?", se pregunta.

A pesar de sus críticas a los estereotipos enraizados social y culturalmente, ella también reconoce que muchas veces se percata de que está adoptando poses como esconder la pancita durante una foto.

Guía de cuerpo perfecto sin Photoshop

Sara insiste en que siempre hay ciertas partes y tipos de cuerpos que se idealizan y se colocan en un pedestal, lo que provoca que nos disgusten algunos aspectos de nosotros mismos.

“En un mundo donde los traseros tipo Kardashian son tan glorificados, necesitamos recordar que las fotos que vemos de ella y otras mujeres no son siempre realidad", escribe.

Aquí van algunos de sus trucos:

Basta con levantar la mano para que el brazo y la panza parezcan más delgados.

Por más delgada que luzca una figura, hay ciertas posturas, como estar sentada, que pueden hacer que aparezcan algunos rollitos.

Aún en esos días en los que estás un poco hinchada, solo basta con apretar un poquito la panza para que se vea un torso más definido.

Esta dos imágenes fueron tomadas dentro de un probador, en la misma posición y con las mismas prendas. Lo único que cambia es la iluminación del negocio, demostrando que las luces pueden cambiar nuestra percepción y afectar nuestro autoestima.