Anuncios

La intrahistoria del posado de Harry y Meghan tras su compromiso: lo que hoy sabemos y hace seis años no

Mucho ha llovido desde que el príncipe Harry y Meghan Markle posaron sonrientes, cómplices e ilusionados como la pareja de enamorados que era y que se presentaba al mundo. Habían hecho oficial su compromiso y estábamos en la antesala de una boda real de las que se esperaban con ganas. Aunque todo parecía idílico aquel día, ya había señales, imperceptibles entonces, que hoy explican en parte el cambio de rumbo de los duques de Sussex tan solo dos años después.

VER GALERÍA

Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso
Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso

VER GALERÍA

Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso
Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso

Tras el comunicado oficial, llegaba el momento del posado. Meghan Markle, exultante con una gabardina blanca con lazada a la cintura, no soltaba la mano del príncipe Harry, también feliz y bromeando con la prensa. Cabría pensar que él, royal desde la cuna, era en ese momento el soporte de su novia, que debutaba en un entorno absolutamente ajeno para ella, pese a que su condición de actriz le daba un enorme dominio de la escena. No era así.

El principio del fin: todo lo que ha ocurrido desde que Harry y Meghan se presentaron al mundo como pareja

VER GALERÍA

Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso
Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso

Lo que nadie sabía en ese momento, y lo explica el podcast de ¡HOLA! Harry y Meghan: jaque a la Reina, era que segundos antes de salir al Jardín Blanco del Palacio de Kensington dedicado a Diana de Gales, Meghan Markle había susurrado a su ya prometido: "Venga, tú puedes con esto".  Ya delante de las cámaras, ella le frota la espalda. Entonces muchos pensaría que la joven actriz estadounidense aún no sabe lo poco habituales que son las muestras de afecto en público en la monarquía británica, pero lo cierto es que estaba tratando de reconfortarlo.

VER GALERÍA

Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso
Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso

VER GALERÍA

Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso
Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso

Como confesaría él mismo más tarde, Harry tiene problemas para enfrentarse a las cámaras. En su libro autobiográfico, En la sombra, cuenta cómo le afectó la forma en la que murió su madre y la imagen de los fotógrafos haciéndole fotos tras impactar contra el puente del Alma en París. Desde entonces, los flashes y los pilotos rojos le hacen sudar, sufre ansiedad y le sube la temperatura. "Horas antes de un discurso o una aparición pública se me empapaba el cuerpo en sudor. Después, durante el acto en sí, me veía incapaz de pensar, con la cabeza tomada por el miedo y las fantasías de fuga.", escribió en sus memorias.

VER GALERÍA

Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso
Los duques de Sussex en el anuncio de su compromiso

Aún así, Harry cumplió con su papel a la perfección y Meghan sorprendió con su naturalidad y soltura. Había críticas, claro, pero eran la pareja de moda y nada hacía sospechar que la presión mediática podría con ellos poco más de un año después de su boda. Seguían cumpliendo su papel a la perfección. Protagonizaron una boda de cuento, cada acto al que iban era un baño de masas y, además, acababan de dar la bienvenida a su primer hijo, el esperadísimo 'Baby Sussex'. Sin embargo, mientras grababan un documental en Sudáfrica, su última gira internacional, Meghan no pudo evitar emocionarse ante la pregunta "¿Cómo estás?" formulada por el periodista Tom Bradby.

Tampoco sabíamos en ese momento que estábamos asistiendo al principio del fin de su vida como royals en activo. Lo que vino después ya es historia. La pareja se retiró temporalmente a Canadá. Fue el preludio de lo que se terminó llamando Megxit de forma injusta atribuyéndole a Meghan la responsabilidad de una decisión que ni ella ni Harry parecen lamentar en absoluto. Eso sí, no ha salido gratis y seis años después de aquel momento en el que todo apuntaba a que la nueva pareja venía a convertirse en un gran activo de la monarquía, la brecha con los Windsor parece prácticamente insalvable.

Haz click para ver el documental “Harry y Meghan, terremoto en la casa Windsor”. En enero de 2020 el príncipe Harry y su esposa, Meghan, deciden dar un paso atrás como miembros “senior” de la Casa Real británica y tras vivir unos meses en Canadá se mudan a Los Ángeles, donde residen en una gran mansión junto a sus hijos. Aunque querían alejarse del foco mediático, en marzo de 2021 concedieron una entrevista a Oprah que dió la vuelta al mundo. ¿A qué se dedican ahora los duques de Sussex? ¿Cómo consiguen mantener su alto nivel de vida? ¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¡No te lo pierdas!