Isabel II llega a Sandringham para pasar su 96 cumpleaños

·4  min de lectura

El miércoles Isabel II se ha desplazado desde el castillo de Windsor, donde ha fijado definitivamente su residencia, hasta su casa de campo de Sandringham. La monarca ha sido fotografiada con muy buen aspecto llegando a Norfolk en la parte trasera de un todoterreno oscuro, vestida con ropa informal y contemplando atenta a través de la ventanilla la naturaleza que rodea esta residencia en la que tantos recuerdos agradables tiene. En esta finca rural de 8.000 hectáreas, que es una de sus casas preferidas y el lugar en el que pasó con el duque de Edimburgo una parte del confinamiento, va a celebrar una fecha muy importante: sus 96 años. Su cumpleaños es este jueves 21 de abril y se espera que haya un festejo íntimo con sus seres queridos a lo largo del fin de semana.

VER GALERÍA

Isabel II llegando a Sandringham
Isabel II llegando a Sandringham

-Cristiano Ronaldo vuelve al trabajo tras el fallecimiento del mellizo que esperaba con Georgina Rodríguez

-El novio de Rihanna, detenido en Los Ángeles en plena recta final del embarazo de la cantante

Durante su estancia en Sandringham, la monarca se hospedará en Wood Farm, donde su esposo pasó gran parte de su tiempo después de retirarse de la vida pública en 2017 y lo convirtió en una granja orgánica. Es precisamente el significado que tuvo para el marido de Isabel II esta residencia lo que la habría llevado a querer iniciar una nueva vuelta al sol en Norfolk y no en el castillo de Windsor, donde está enterrado. "La Reina decidió hace muy poco que en su cumpleaños quería estar lo más cerca posible de su difunto esposo y en un ambiente que estaba muy cerca de sus corazones. Sandringham también guarda muchos recuerdos especiales para la Reina y el príncipe Felipe así como para el resto de la Familia Real", aseguran desde The Mirror.

VER GALERÍA

Isabel II llegando a Sandringham
Isabel II llegando a Sandringham

El hecho de que Isabel II haya hecho este viaje se considera un paso positivo tras los achaques de salud que tiene desde hace unos meses y que le han obligado tanto a reducir sus compromisos oficiales como a decantarse por citas telemáticas en lugar de presenciales. La última vez que acudió a un acto público fue el 29 de marzo, cuando se celebró en la abadía de Westminster una misa por el duque de Edimburgo a la que asistieron representantes de diferentes Casas Reales europeas como los reyes Felipe y Letizia, Guillermo y Máxima de los Países Bajos con la princesa Beatriz, Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, Margarita y Radu de Rumanía o Alberto de Mónaco. Además de los problemas de movilidad que presenta la monarca, también dio positivo en coronavirus en febrero y aseguraba que el contagio le ha dejado "agotada".

-EXCLUSIVA: Descubrimos el plan secreto de los Reyes y sus hijas en Semana Santa

La últma vez que la Reina visitó Sandringham fue en enero, escasos días antes de cumplir 70 años en el trono, un hito que celebrará con varios actos el próximo mes de junio. También pasó allí, por tanto, el aniversario del fallecimiento de su padre. El rey Jorge VI falleció precisamente en esta localidad durante la madrugada del 6 de febrero de 1952 y ella tuvo que asumir de inmediato sus responsabilidades al frente de la Corona cuando tenía solo 25 años. La pasada Navidad quería reunir a todos sus seres queridos en esta finca campestre e incluso estuvo días antes de las fiestas para prepararlo todo para la ocasión, pero su deseo se vio truncado por el repunte de contagios que produjo la variante ómicron.

VER GALERÍA

Isabel II llegando a Sandringham
Isabel II llegando a Sandringham

Rodeada de sus seres queridos

El viaje de la monarca llega tras una Semana Santa muy familiar. Isabel II recibía la visita de los duques de Sussex, quienes volaban a Londres horas antes de desplazarse a La Haya para estar presente en los Juegos Invictus. El príncipe Harry ha explicado que estar con su abuela ha sido genial, que ha sido muy agradable verla, que la ha encontrado en buena forma y que la relación que tienen es realmente especial. Además, desea regresar pronto a la ciudad que lo vio nacer con Archie Harrison y Lili Diana para que la monarca pueda conocer a la niña y disfrutar de la compañía de los pequeños. Mientras que su hijo estuvo en Reino Unido por última vez en marzo de 2020, su hija nació en California y no ha visitado todavía el país en el que están sus raíces paternas.

-Laura M. Flores se marcha a Nueva York en medio de rumores de ruptura con Benji Aparicio

Durante estos días festivos, la Reina también ha ejercido de anfitriona con otros allegados como los duques de Cambridge y los príncipes George, Charlotte y Louis de Cambridge. Los cinco acudieron a la Misa de Pascua, celebrada el Domingo de Resurrección en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. A este servicio religioso se sumaron también Mike y Zara Tindall, los condes de Wessex con sus hijos, Eugenia de York, Peter Phillips con sus niñas y Lady Sarah Chatto con su marido y su hijo Arthur. Además, a la fortaleza en la que Isabel II se ha instalado definitivamente también se han acercado a visitarla la princesa Beatriz de York con Edoardo Mapelli Mozzi, su pequeña Sienna y Wolfi, el primogénito que tuvo el empresario durante una relación anterior.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.