Anuncios

Jane Fonda se arrepiente de sus cirugías: “No estoy orgullosa de mi estiramiento facial”

Jane Fonda hoy.
Jane Fonda se confiesa arrepentida de las cirugías faciales a las que se sometió

A sus 84 años, Jane Fonda no es solo un icono de Hollywood que se ha mantenido activo con el tiempo en el plano profesional sino que es un símbolo del activismo en diversos campos y destaca por su espíritu jovial. Además es consciente del paso de los años y habla sobre ello.

En una reciente entrevista con la revista Vogue, Fonda expresó sus opiniones en relación al envejecimiento y se refirió además a la cirugía plástica y sus efectos. La dos veces ganadora del Oscar admitió que no se siente “vieja” y comentó: “Debemos lograr que los jóvenes dejen de tener miedo a envejecer, ayudar a las personas a darse cuenta de que solo porque tenés cierta edad no significa que tenés que renunciar a la vida, renunciar a divertirte, renunciar a tener un novio o a hacer nuevos amigos, o a cualquier otra cosa que quieras hacer”.

La actriz de Grace & Frankie admite que no duda en revelar su edad cuando se lo preguntan. Sin embargo, también se dice a sí misma: “Sí, Fonda. Tenés dinero, podés pagarle a un entrenador, podés pagar una cirugía plástica y tratamientos faciales, podés permitírtelo. Podés comprar cosas que te hagan lucir joven. Eso es verdad. El dinero ayuda. Buenos genes y mucho dinero, como dijo alguien una vez”.

Jane Fonda
La actriz reveló que no volvería a someterse a cirugías faciales - Créditos: @NYT

Sin embargo, la artista aprovechó la oportunidad para revelar su propia experiencia con la cirugía plástica. Creo que todos conocemos a muchas mujeres ricas que se han hecho todo tipo de estiramientos faciales y cosas así y se ven terribles. Yo me hice un estiramiento facial y supe frenar, porque no quería lucir distorsionada”, comentó.

Y confesó: “No estoy orgullosa del hecho de habérmelo hecho” . A continuación, Fonda advirtió que la cirugía plástica puede causar adicción. “Ahora, si lo tuviese que hacer de nuevo, no sé si lo haría, pero lo hice. Lo admito. Y luego me dije a mí misma: ‘Está bien, podés volverte adicta. No sigas haciéndolo’. Muchas mujeres se vuelven adictas”, agregó.

La actriz señala que ahora no se somete a muchos tratamientos faciales y afirma que no gasta mucho dinero en cremas ni en nada por el estilo. Cuenta, en cambio, que su mejor bálsamo es respetar las horas de sueño, hacer ejercicio, evitar el sol y pasar mucho tiempo con amigos que la hacen reír.

En un especial retrospectivo lanzado por Netflix que repasa los mejores momentos en la producción de Grace & Frankie, la serie que Fonda protagoniza junto a Lily Tomlin, la actriz revelaba hace unos meses otro de los pasatiempos que alegran su vida en la vejez. “Soy una gran fanática de los consoladores”, dijo la intérprete, tras contar que una escena de la popular serie dio lugar a que sus fanáticos le enviaran una multitud de juguetes sexuales. Refiriéndose a un episodio de la tercera temporada de la ficción, en la que las protagonistas lanzaban una exitosa compañía de objetos para el disfrute sexual dirigidos a mujeres mayores, reveló que, tras ello, recibió numerosos obsequios: “Para Navidad, todos me enviaron consoladores”.

Un año atrás, la actriz también contaba que ya no estaba interesada en tener citas, especialmente con hombres de su edad. “No quiero tener una relación sexual de nuevo. No tengo ese deseo”, dijo en 2021 a la revista Harper’s Bazaar. A pesar de su satisfacción por estar soltera, Fonda agregó que sí fantaseaba con conocer a un “profesor o investigador” intelectual “realmente capaz de amar, de apreciar a una mujer”. Especificando en su fantasía, la actriz reveló que ese hombre debería ser necesariamente más joven que ella.

Jane Fonda
Fonda contó que su mejor bálsamo son el buen dormir, la práctica de ejercicio y la risa

La actriz reflexionaba asimismo sobre sus matrimonios anteriores. Fonda estuvo casada anteriormente con el guionista y director francés Roger Vadim, el activista Tom Hayden y el magnate de los medios Ted Turner. Desde que puso fin a esas relaciones, se dio cuenta de que “no es realmente capaz de tener intimidad”. Y contó en Harper’s Bazaar: “No son ellos. Soy yo”. Fonda también dijo que solía buscar relaciones porque sentía que un hombre podía guiarla “por un nuevo camino”.

“Me atraen las personas que me pueden enseñar cosas y cuyas vidas son diferentes a la mía, por eso me entrego a eso. Primero que nada, quiero complacerlo y eso es un problema”, remarcó luego. Por eso, enfatizó en el hecho de estar contenta de estar sola y contó que su máximo objetivo en esta etapa de su vida reside en centrarse en sí misma y en las causas que son importantes para ella, como el ambientalismo, el feminismo y la igualdad racial.