Javier Santos, hijo de Julio Iglesias, recibe ofertas por su herencia

People

Javier Santos es hijo biológico de Julio Iglesias según el juez y algunos inversores americanos y europeos ya se frotan las manos haciendo ofertas a Santos para comprar los bienes hereditarios del cantante.

Edite Santos, bailarina brasileña, lleva años de lucha legal para que se reconozca que su hijo Javier es también hijo de Julio Iglesias. Con 75 años el cantante español ha tenido que hacer frente a la sentencia de un juez que afirma que es el padre de Javier Sánchez Santos es su hijo.

Esta sentencia fue recurrida y posteriormente ratificada en los tribunales así que a los abogados de Julio Iglesia solo les queda acatarla o seguir recurriendo hasta llegar, como comentaron, a ir al Tribunal de Derechos Humanos si fuese pertinente.

Mientras, el valenciano de 41 años se frota las manos esperando la futura herencia que le tocaría de su famoso padre que tiene ocho hijos más sin contarle a él. Dicha herencia para Javier se estima en unos 40 millones de euros según recoge Cierre Digital.

Hoy en día la fortuna total de Julio Iglesias está valorada en más de mil millones de euros entre pertenencias, propiedades y, por supuesto, suculentos derechos de autor.

Como Julio Iglesias sigue vivito y coleando (y que nos dure muchos años en salud) su hijo tendrá que esperar para recibir su parte de la herencia legítima que le pertenece, sin embargo, los inversores extranjeros están ya haciéndole ofertas para comprar lo que se llaman derechos hereditarios.

De este modo, si Javier accede, cobraría ahora una cantidad algo menor de la herencia real que recibiría en el futuro pero con la ventaja de que no tendría que esperar para recibirla. Según el citado medio, ya le han ofrecido a Santos 40 millones de euros, la verdad es que ante semejante dineral, cuesta resistirse.


Fernando Osuna, defensor legal de Javier, estima que su cliente tiene algo muy importante de su parte: que el ADN le da la razón. El derecho de los hijos no reconocidos tiene naturaleza de derecho natural, internacional y constitucional así que, en temas de herencia, Julio Iglesias lleva las de perder.

Javier, por su parte, está tranquilo dado que tiene la total certeza de ser hijo biológico del cantante y, por lo tanto, tiene el legítimo derecho de recibir su herencia llegado el momento. Todavía faltan seis meses para que haya una sentencia firme tras el último recurso y espera esperanzado y cauteloso.

Santos sabe que podrá acceder a los derechos de todo el legado musical de Julio cuando éste fallezca así como a los derechos de autor, reproducción, streaming y explotación de sus canciones.

Ahora solo falta saber si esperará a que llegue su momento o si preferirá tener ya en manos esos aproximadamente 40 millones de euros que ya tiene sobre la mesa en forma de oferta de inversores americanos.

Por ahora ni Javier ni su abogado se han pronunciado respecto al tema de si estudian aceptarlo o no. ¿Tú crees que aceptará ahora aunque cobre menos millones? ¿O esperará a que fallezca Julio Iglesias y cobrará su herencia más los beneficios de su legado musical de por vida? ¿Qué harías tú en su lugar? ¿Más vale pájaro en mano que ciento volando?