Jeff Bridges reveló que estuvo a punto de morir durante su tratamiento contra el cáncer: “Me había rendido, estaba listo para irme”

·4  min de lectura
Jeff Bridges reveló que estuvo a punto de morir cuando se contagió Coronavirus durante su tratamiento contra el cáncer: “Me había rendido, estaba listo para irme”
BG017/Bauer-Griffin

Sonriente y mirando de frente a la cámara. Así se lo ve al actor Jeff Bridges en la tapa de la revista People que saldrá esta semana en los Estados Unidos. Claro que más allá de la excelente foto lo que se recordará de la edición será la declaración del ganador del Oscar que figura en la portada. “Estuve cerca de morir”, le contó Bridges, de 72 años, a la publicación en la nota en la que también habla Susan Geston, su esposa de más de cuatro décadas con la que comparte tres hijas, Isabelle, Jessica y Haley, tres nietos y al perro Monty.

En el reportaje, el actor -al que pronto se podrá ver como el protagonista de The Old Man, una nueva serie de acción que llega a Star+ en junio-, relata lo que vivió durante el año y medio de tratamiento que tuvo que atravesar debido un cáncer, linfoma no Hodgkin, y las complicaciones resultantes del Covid que se contagió en el proceso .

Jeff Bridges en The Old Man, la serie de Star+ que protagoniza
Jeff Bridges en The Old Man, la serie de Star+ que protagoniza


Jeff Bridges en The Old Man, la serie de Star+ que protagoniza

Entrevistado junto a su esposa Susan, con la que los primeros días de junio celebrará 45 años de matrimonio, Bridges contó que en 2020, apenas recibió el diagnóstico de cáncer, comenzó la quimioterapia que en principio parecía estar siendo efectiva, reduciendo el tumor que le habían detectado. “Encontraron un cocktail que funcionó y rápido. Esa cosa implotó”, explicó el actor. Claro que las buenas noticias empezaron a no ser tan buenas un mes después de comenzado el tratamiento: en enero de 2021, Bridges fue notificado que podría haber estado expuesto al Covid-19 en el centro hospitalario que le administraba la quimioterapia . Las sospechas se confirmaron cuando dio positivo y con las vacunas aun no disponibles y su sistema inmunológico debilitado por el tratamiento contra el cáncer, el virus lo afectó con dureza.

“ No tenía defensas. Eso es lo que hace la quimioterapia. Te quita todo tu sistema inmunológico. No tenía nada para combatirlo. El COVID hizo que el cáncer pareciera una pavada ”, recordó el actor de El gran Lebowski que cuando fue inicialmente diagnosticado con el linfoma estaba en las primeras etapas de grabación de The Old Man, una serie de suspenso, que también produce, en la que interpreta a Dan Chase, un veterano ex agente de la CIA que se transforma en fugitivo cuando un viejo enemigo decide asesinarlo.

Su mejor premio

Jeff Bridges y Susan Geston, en la entrega de los Oscar en  en 2017
Jeff Bridges y Susan Geston, en la entrega de los Oscar en en 2017


Jeff Bridges y Susan Geston, en la entrega de los Oscar en en 2017

“No sabíamos si se iba a recuperar”, contó Susan Geston, su esposa, al recordar el difícil momento en el que recibió la llamada del hospital avisándole que estaban evaluando la posibilidad de poner a su marido en un respirador debido al virus. Y aunque el procedimiento finalmente no fue necesario, el actor estuvo muy grave. “ Estuve cerca de morir. Los médicos me decían: ‘Jeff, tenés que pelear. No estás peleando’. Y la verdad es que yo me había rendido. Estaba listo para irme. Estaba bailando con mi mortalidad ”, detalló Bridges que finalmente recuperado, con el cáncer en remisión, y de regreso al trabajo en la serie de acción, dice que sus problemas de salud le hicieron revalorar los pequeños placeres de la vida y especialmente el tiempo que pasa con Susan. “No tenemos que hacer nada especial. Solo estar cerca el uno del otro es maravilloso”, contó el actor que, más allá de los reconocimientos y premios que recibió durante su larga carrera, suele mencionar a su matrimonio como su mayor logro.

En más de una ocasión, Bridges relató su primer encuentro con Susan. Fue en 1975 cuando él estaba filmando la película Racho Deluxe en Montana. “Estaba haciendo una escena con Sam Waterston y Harry Dean Stanton y no podía quitarle los ojos a esta hermosa muchacha, no sabía si era una mucama o una camarera. Simplemente no podía dejar de mirarla”, explicó el actor hace unos años sobre el día en que conoció a su esposa, un momento que para él fue amor a primera vista y para ella no tanto. “Cuando por fin me armé de coraje para invitarla a salir me rechazó, me dijo que no. Pero estábamos en un pueblo chico y sabía que me la cruzaría de nuevo. Y así fue. Nos volvimos a ver en la fiesta de final de rodaje, bailamos, nos enamoramos y boom, eso fue todo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.