Anuncios

Jennifer Aniston preocupa a sus seres queridos tras sufrir dos pérdidas irreparables en menos de un año

Jennifer Aniston está pasando por un momento muy difícil tras la repentina e inesperada pérdida de su amigo y compañero Matthew Perry, Chandler Bing en Friends  No ha pasado ni un año de la muerte de su padre, John Aniston, y la actriz es incapaz de asimilar otra pérdida fundamental en su vida, la de su querido amigo que apareció sin vida en el jacuzzi de su casa de Pacific Palisades en Los Ángeles. "De los cinco restantes, Jen y Courtney [Cox] son las que más se tambalean. Jen es probablemente la que está luchando más intensamente. Ella está tratando de reagruparse y recuperarse, pero ha sido un golpe completamente devastador”, revela una fuente a Page Six.

Jennifer Aniston, devastada tras la muerte de Matthew Perry
Jennifer Aniston, devastada tras la muerte de Matthew Perry

"Es una segunda pérdida masiva en menos de un año, con el primer aniversario de la muerte de su padre a la vuelta de la esquina. Todavía no se ha recuperado del todo y ahora esto la ha derribado por completo", revela la citada fuente que indica que su estado de ánimo preocupa a familiares y amigos.

El 11 de noviembre de 2022 Aniston confirmaba el fallecimiento de su padre, a los 89 años, al que dedicaba unas emotivas y sentidas palabras: "Mi dulce papá...Uno de los seres humanos más bellos que jamás he conocido". "Estoy tan agradecida de que hayas podido subir al cielo en paz y sin dolor. ¡Y el 11/11, nada menos! Siempre tuviste el momento perfecto para todo. Ese número tendrá un significado aún mayor para mí a partir de ahora. Te amaré hasta el final de los tiempos". Entonces la protagonista de Friends se apoyó en su exmarido, Justin Theroux, para superar la muerte de su padre. El actor ha estado muy pendiente de ella y hablaba casi a diario con ella para que Jen encontrara consuelo.

El reparto de Friends
El reparto de Friends

El pasado viernes Jennifer Aniston, de 54 años, Courteney Cox, de 59 años, Lisa Kudrow, de 60, David Schwimmer, de 57 y Matt LeBlanc, de 56, asistieron a un funeral íntimo celebrado en el cementerio Forest Lawn de Los Ángeles. Un oficio religioso que duró dos horas y se celebró en la más estricta intimidad, puesto que tan solo asistieron 20 personas. Todos ellos iban vestidos de riguroso luto y se consolaban unos a otros, ya que se trata de una pérdida irreparable de la que será difícil sobreponerse. "Aniston fue una de las primeras en llegar y se mantuvo reservada", según diversos testigos.

La madre de Matthew Perry, Suzanne Morrison, de 84 años, no podía contener el llanto junto al padrastro del actor, el periodista de Dateline NBC, Keith Morrison, de 76, que fue uno de los portadores del féretro. En el funeral también estuvo el padre de Mathew, John Perry, de 82 años, así como los familiares más cercanos del actor. El servicio terminó con una interpretación de la canción de Peter Gabriel Don't Give Up (No te rindas), que hizo derrramar lágrimas a todos los presentes. El cementerio está situado frente a los estudios de Warner Bros, donde se filmó Friends durante 10 temporadas, y es el lugar donde descansan los restos mortales de infinidad de estrellas de Hollywood, entre ellas Michael Jackson, Paul Walker, Carrie Fisher, Bette Davis, Stan Laure y Buster Keaton, entre otros.

Jennifer Aniston preocupa a sus seres queridos tras sufrir dos pérdidas irreparables en menos de un año
Jennifer Aniston preocupa a sus seres queridos tras sufrir dos pérdidas irreparables en menos de un año

La muerte de Perry dejó sin aliento a Aniston y el resto del elenco de Friends. Tardaron varios días en romper su silencio y a través de un comunicado trasladaron su conmoción y tristeza ante lo sucedido. "Estamos todos absolutamente devastados por la pérdida de Matthew. Éramos más que simples compañeros de reparto. Somos una familia. Hay mucho que decir, pero ahora vamos a tomarnos un momento para llorar y procesar esta pérdida insondable. Con el tiempo diremos más, cuando podamos. Por ahora, nuestros pensamientos y nuestro amor están con la familia de Matty, sus amigos y todos los que lo amaron en todo el mundo". Para el artista sus compañeros también fueron uno de los mayores apoyos en su lucha contra las adicciones. “Siempre fueron pacientes y comprensivos conmigo. Nunca me dejaron solo. Éramos como los pingüinos, cuando uno se sentía enfermo o herido los otros lo respaldaban”, relató Perry en sus memorias Friends, Lovers and The Big Terrible Things.

-La gran incógnita tras la muerte de Matthew Perry, ¿quién heredará su fortuna valorada en 120 millones?