Jennifer Lopez y Ben Affleck: dos intentos, dos vestidos, un cadillac rosa y la felicidad compartida con tres parejas “comunes”

La felicidad de Ben Affleck y Jennifer Lopez instantes después de contraer matrimonio en Las Vegas (Newsletter OnTheJLo)
La felicidad de Ben Affleck y Jennifer Lopez instantes después de contraer matrimonio en Las Vegas (Newsletter OnTheJLo)

“El amor es hermoso. El amor es amable. Y resulta que el amor es paciente. Veinte años de paciencia. Exactamente lo que queríamos”. Con esas frases cargadas de romanticismo, Jennifer Lopez, de 52 años, anunciaba su boda con Ben Affleck, de 49, en un texto titulado Lo hicimos, el primero que la intérprete publica a través de su boletín On the JLo después de casarse en Las Vegas este pasado sábado.

“Anoche volamos a Las Vegas, hicimos fila para obtener una licencia con otras cuatro parejas, todas haciendo el mismo viaje a la capital mundial de las bodas”, proseguía JLo.

Desde que el pasado mes de abril los actores confirmaban su compromiso, muchas han sido las especulaciones de cómo sería esta boda, que llega 20 años después de comenzar su historia de amor, y que sería su segundo intento, después de cancelar su primer enlace cuatro días antes de llevarlo a cabo, en 2004. “Detrás de nosotros, dos hombres se tomaron de la mano y se abrazaron. Delante de nosotros, una joven pareja que hizo el viaje de tres horas desde Victorville en el segundo cumpleaños de su hija, todos deseando lo mismo, para que el mundo nos reconozca como socios y declarar nuestro amor al mundo a través del antiguo y casi universal símbolo del matrimonio”, explicaba Lopez en su boletín On the JLo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuarenta y ocho horas después de la boda, muchos son los detalles que se han podido conocer. La propia Lopez desgranaba algunos en la última publicación de su newsletter, donde incluía fotos en la que se pueden ver a los recién casados sonrientes, además de los diseños de sus vestidos y algunos de los invitados, como uno de los hijos de la artista, subido a un Cadillac rosa. “Quedate el tiempo suficiente y tal vez encuentres el mejor momento de tu vida en Las Vegas, a las doce y media de la madrugada, en el túnel del amor, con tus hijos y la persona con la que pasarás el resto de tu vida. El amor es una gran cosa, tal vez la mejor de las cosas, y vale la pena esperar”, concluía la artista del Bronx.

Dos vestidos para la novia, uno de ellos de película

Los diseños que lucieron Lopez y Affleck para el enlace también han sido elegidos de una manera especial. La propia artista explicaría en su boletín que se casaron “con los mejores testigos que puedas imaginar, un vestido de una película antigua y una chaqueta del armario de Ben”. Además, la intérprete de ha compartido imágenes de dos diseños diferentes: antes de cambiarse “en una habitación” de la capilla elegida para el enlace —Affleck lo haría en el baño de hombres—, la cantante lució un vestido blanco sin mangas y al cuello que, al parecer, conservaba desde hace años. “Me siento increíble. Estoy tan emocionada”, se la escucha decir en un video compartido en Instagram por su estilista, Chris Appleton. “He tenido este vestido durante tantos años, y lo he estado guardando, guardando, guardando, y ahora lo estoy utilizando el día de mi boda”, añadía visiblemente emocionada.

Además de este vestido, en las fotos junto a Affleck y que ha compartido la cantante en su boletín, se puede apreciar un vestido de encaje blanco con hombros descubiertos, manga larga y escote corazón. La pieza es de la colección nupcial del modisto Zuhair Murad para la primavera/verano de 2023, según ha podido confirmar la revista People, compuesto de un corpiño, una cola de sirena y velo a juego. No es la primera vez que Lopez se decanta por el diseñador libanés: la artista usó un famoso vestido de la colección nupcial de Zuhair Murad en su recién estrenada comedia romántica Cásate conmigo y a menudo ha recurrido a esta firma para deslumbrar en la alfombra roja. Por su parte, Ben Affleck lució un esmoquin blanco que había usado en anteriores ocasiones, una pajarita negra y una flor blanca en la solapa.

“Con amor, Mrs. Jennifer Lynn Affleck”. Así es la firma que aparece en el último boletín de On the JLo. La intérprete de “Let’s get Loud” ha mostrado su intención de utilizar el apellido de su marido desde que contrajeran matrimonio el pasado sábado. Según la revista People, que tuvo acceso al registro de la licencia de matrimonio de la oficina del secretario del condado de Clark, en Nevada, aparecen registrados los nombres de Benjamin Geza Affleck como “parte 1″ y a Jennifer Lopez como “parte 2″; sin embargo, en el apartado de “nuevo nombre”, la cantante ya aparece como Jennifer Affleck.

Un Cadillac rosa, pero sin Elvis

En toda boda en Las Vegas nunca faltan detalles alrededor de la iconografía de Elvis Presley, aunque en esta ocasión para Lopez y Affleck fuera algo distinto. “Apenas llegamos a la pequeña capilla blanca para bodas a medianoche. Tuvieron la amabilidad de permanecer abiertos hasta tarde unos minutos, permitiéndonos tomar fotografías en un Cadillac descapotable rosa, evidentemente usado una vez por el propio Rey (pero si queríamos que apareciera Elvis, eso costaba más y él estaba en la cama)”, explicaba divertida la artista en su boletín.

Además de la madre de la cantante, en el enlace ha habido varios invitados muy especiales para su boda: los tres hijos de Affleck con Jennifer Garner, Violet Anne, Seraphina Rose y Samuel, y también Emme y Maximilian, los gemelos que Lopez tuvo con el cantante Marc Anthony. “Entonces, con los mejores testigos que puedas imaginar, un vestido de una película antigua y un saco del armario de Ben, leemos nuestros propios votos en la pequeña capilla y nos entregamos los anillos que usaremos por el resto de nuestras vidas”, explicaba la artista.