Anuncios

Jorge Losa fue sometido a una mastectomía cuanto tenía 26 años

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 27 (EL UNIVERSAL).- Jorge Losa cuenta que un tratamiento hormonal al que fue sometido a sus 17 años produjo que desarrollara una cantidad excesiva de tejido en las glándulas mamarias de su pecho izquierdo, lo que años más tarde lo obligó a realizarse una mastectomía.

En entrevista con "TV Notas", el actor español rememoró los problemas de salud que enfrentó desde muy joven, que tuvieron lugar por las hormonas que le fueron administradas en su adolescencia, cuando un dermatólogo de su natal Albacete lo ayudaba a combatir el acné que padecía.

De acuerdo con Jorge, de 34 años, las hormonas produjeron que desarrollara una ginecomastia, como se le conoce al crecimiento de las glándulas mamarias, por lo que llegó a tener un pecho tres centímetros más grandes que el otro.

"Te puede dar por un montón de causas; por obesidad, por exceso de grasa, temas hormonales, la pubertad, cuando tenía 17 tuve muchos problemas de acné, me llevaron con un dermatólogo y me dio un tratamiento muy fuerte (que) me desequilibró las hormonas", confió a la revista.

El actor tuvo que buscar ropa holgada para vestir y la prominencia de su pecho izquierdo, en desproporción del tamaño de su pecho derecho, no se notase.

Y aunque destaca que las personas que lo rodeaban conocían el padecimiento que atravesaba, nunca fue víctima de burlas por su aspecto físico y, en cambio, eran más las muestras de preocupación que recibía con relación a su ginecomastia.

"La gente siempre se portó muy bien conmigo, no sufrí ningún tipo de bullying", destacó.

Esos no fueron los únicos efectos secundarios que padeció, pues Losa recuerda que experimentó dolores musculares y óseos, pero no fue sino hasta que notó que, al estrujar su pezón izquierdo, segregaba un líquido que comenzó a preocuparse.

Por esa época, el actor comenzó un estilo de vida atlético, por lo que comenzó a consumir suplementos alimenticios y anabólicos como parte de sus prácticas deportivas, mismos productos que generaron que el tejido excesivo que tenía se desarrollara todavía más.

"Comencé a sentir una bolita en la glándula mamaria, se comenzó a enquistar y se me encapsuló (...), era muy incómodo, me dolía mucho", rememoró.

Fue así que a sus 26 años se sometió a una mastectomía que resolvió el problema, sin embargo, sus especialistas le advirtieron que no debía volver a consumir suplementos ni anabólicos, debido que su pecho derecho aún era propenso de desarrollar ginecomastia, debido a que contaba con genes que aumentaban las posibilidades de que la volviese a desarrollar.

A raíz de este padecimiento, el actor contó que cada seis meses se somete a diferentes estudios, como una mastografía, mamografía y un ultrasonido, que ayuden a descartar cualquier crecimiento anómalo de las glándulas mamarias.