Anuncios

Juan José Camero sufrió una estafa virtual: le robaron el dinero que tenía para un tratamiento médico

Juan José Camero sufrió una estafa virtual y le robaron el dinero que tenía para un tratamiento médico
Juan José Camero sufrió una estafa virtual y le robaron el dinero que tenía para un tratamiento médico - Créditos: @Rodrigo Nespolo

A sus 80 años, Juan José Camero se encuentra atravesando un duro momento personal luego de sufrir una estafa virtual por la cual le robaron todo el dinero que tenía guardado para realizar un tratamiento médico.

En una charla telefónica con Telefe noticias, el protagonista de Nazareno Cruz y el Lobo contó cómo fue que cayó en esta trampa y advirtió a las personas para que no les suceda lo mismo. “Estaba tratando de reinstalar la aplicación Mi Argentina porque se me había desinstalado del teléfono. Pensé que tal vez desde la computadora se podía hacer de otra manera, así que me metí en mi correo y encontré un mail que decía ‘Aviso importante Banco Ciudad’”, comenzó contando.

“En azul se veía un recuadro que decía ‘Validar datos’, apreté e inmediatamente me apareció un cartel que decía ‘le vamos a enviar un código para que valide sus datos en el teléfono’”, continuó relatando. “ Me llegó ese código al teléfono y cuando lo puse junto a mi usuario y contraseña, se me bloqueó todo. No tengo la menor idea quién lo hizo, no entiendo cómo fue todo el procedimiento”, añadió.

Ni bien se dio cuenta de lo que estaba pasando, Camero llamó al banco en donde le avisaron que su cuenta estaba vacía. “Esa noche no dormí, se me fue la presión a 20 y no tuve un ACV de casualidad. No podía detener la angustia y la impotencia”, dijo todavía con enojo. “Tengo que aceptar que en estos tiempos soy un analfabeto, ahora estoy todo temeroso”, agregó con pesar.

Si bien desde el 911 le tomaron la denuncia, lo cierto es que en estos casos no hay mucho que se pueda hacer, razón que afecta todavía más al actor, ya que ese dinero estaba destinado a tratar su cada vez más avanzada ceguera. “No es algo que comparta para despertar piedad o tristeza, sino por mi esencia de lealtad y sinceridad con los que de alguna manera me relaciono: la niebla ha cubierto mis ojos. No puedo leer ni escribir como antes. He intentado desde hace años un sinfín de tratamientos que no prosperaron”, aseguró.

“Mi ceguera no es total: puedo andar por mi casa sin tropezarme, asomarme a la ventana y divisar borrosamente los regalos de la naturaleza. Tengo una ceguera relativa porque cuento con un 10% de mi capacidad de visión y es irreversible. La patología se llama ‘maculopatía bilateral’”, explicó dando un poco más de detalles sobre lo que le sucede. Debido a esta condición, el actor comenzó hace tres años a visitar especialistas con el objetivo de poder llevar una vida lo más normal posible.

“Es un golpe muy serio”

Juan Jose Camero:
Juan Jose Camero: "Si hubiera habido algo en el mundo que me permitiera recuperar la vista, hubiera vendido todo" - Créditos: @Rodrigo Nespolo

Durante una entrevista brindada en 2022 a LA NACIÓN, Camero ya había contado un poco sobre su enfermedad: “Estoy en prisión domiciliaria sin haber cometido ningún delito, luchando con mi visión. Y es un golpe muy serio. Esta maculopatía bilateral me privó de la libertad. Casi no veo nada. Perdí el ojo izquierdo en una semana. Un día estaba mirando una ramita en casa, cerré un ojo y desapareció. Así me di cuenta. De esto hace 15 años. Si hubiera habido algo en el mundo que me permitiera recuperar la vista, hubiera vendido todo y me iba adonde fuera porque la perdida de la visión me quitó la imaginada libertad que yo tenía”.

“Me gustaba armar un bolsito, subirme al auto e ir a cualquier pueblito. En estos años vi a cientos de oftalmólogos, pero no hay solución. Luego de hacer público lo que me pasaba, me llamaron un montón de profesionales”, añadió durante la charla.

En esa conversación, también contó que vivía al día. “Vivo de mi jubilación, que es un poco más que la mínima. No me quejo. Cuando murió mi madre, tenía un patrimonio más o menos razonable: tres departamentitos, una chacrita en San Pedro, pero fui perdiendo todo. Esta casa me quedó con la venta del teatro de Córdoba, y nada más”.