Julie Andrews y el emotivo momento en que fue sorprendida por el elenco infantil de La novicia rebelde

·4  min de lectura
Julie Andrews, rodeada de los pequeños Von Trapp en La novicia rebelde (The Sound of Music, 1965)
Julie Andrews, rodeada de los pequeños Von Trapp en La novicia rebelde (The Sound of Music, 1965)

“Esta noche me recuerda con gran claridad cuántas personas están involucradas en la tarea de hacer una película. Y qué gran esfuerzo se necesita para llevar el cine a la pantalla”. Desde el escenario del Dolby Theatre de Hollywood, el mismo lugar en el que se celebra cada año la fiesta del Oscar, Julie Andrews agradeció con estas palabras el premio a la trayectoria que le otorgó este año el American Film Institute (AFI) en la noche del jueves.

La ceremonia fue una nueva ratificación del espíritu que inspira hoy las grandes celebraciones del cine en este tiempo post-pandémico. El regreso a la normalidad está marcado por la explícita intención de algunos grandes protagonistas de la industria de reivindicar ante todo el valor del cine como producción colectiva pensada ante todo para su disfrute en la pantalla grande. Y este reconocimiento a la actriz de 86 años, gran símbolo de la mejor historia del cine musical de Hollywood, es otra muestra de este propósito.

El momento más emotivo de la ceremonia se vivió cuando aparecieron por sorpresa cinco de los protagonistas infantiles de La novicia rebelde (1965), una de las primeras y consagratorias apariciones en el cine de Andrews, además de convertirse un clásico del cine musical de todos los tiempos.

Nicholas Hammond (72 años), Duane Chase (71), Angela Cartwright (69), Debbie Turner (65) y Kym Karath (63), que interpretaron respectivamente a Friedrich, Kurt, Brigitta, Marta y Gretl Von Trapp, se sumaron a la ceremonia desde distintos lugares de la sala y confluyeron en el escenario para compartir una versión de “Do Re Mi”, uno de los temas más populares de la película ganadora de cuatro Oscar , entre ellos al mejor film. Andrews recibió allí su segunda nominación después de ganar el año anterior como mejor actriz por Mary Poppins, en su virtual debut en la pantalla grande. Volvería a ser nominada en 1982 por la versión para el cine de otro gran musical, Víctor-Victoria.

El tributo continuó con otro de los clásicos de La novicia rebelde, “Edelweiss”, interpretada por Cynthia Erivo. Andrews recordó que esa es su canción favorita de toda la película, si bien aclaró que que no tiene nada que ver con su personaje y le pertenece por completo a Christopher Plummer, el capitán Von Trapp en el film. “La novicia rebelde hubiese sido demasiado empalagosa sin Christopher”, dijo la actriz al evocar al gran actor canadiense, que murió en febrero de 2021. También hubo menciones para los dos actores infantiles ya fallecidos, Charmian Carr (en septiembre de 2016, a los 73 años) y Heather Menzies (en diciembre de 2017, a los 68).

Andrews no olvidó en sus palabras de agradecimiento a su ya fallecido esposo, el director Blake Edwards. “A él nunca le gustó que la gente se refiriera al cine como el negocio o la industria. Decía siempre que el cine era un arte y había que llamarlo solo de esa manera”. También destacó a los “héroes anónimos del cine” entre los que incluyó a sastres, costureras, preparadores de dialectos, artesanos y responsables de la corrección del color y la mezcla de sonidos.

Se sumó al homenaje la reaparecida Bo Derek, que fue dirigida por Edwards hace 43 años en 10: la mujer perfecta y compartió esa película con Andrews. “Blake y Julia hicieron siete películas juntos. Y eso no es nada comparado con los 41 años de matrimonio que compartieron. Para mí y para todos nosotros lo que vivieron en la pantalla y fuera de ella fue un 10 perfecto”, dijo. Jane Seymour, Gwen Stefani y Carol Burnett (presentadora de la velada) también destacaron a la premiada desde el escenario.

Anne Hathaway, Ariana DeBose, Hugh Jackman, Kristin Chenoweth, Lin-Manuel Miranda, Kelly Clarkson y Dick Van Dyke (compañero de Andrews en Mary Poppins, con sus vitales 96 años) se sumaron a la fiesta en honor a Andrews con sendos saludos grabados en video, después de un recorrido en pantalla por la carrera de la actriz agasajada y sus mejores momentos en el cine.

El premio AFI a la trayectoria, uno de los más valiosos reconocimientos a los actores y actrices del cine estadounidense, retomó este año la normalidad presencial después de dos años de cancelaciones por la pandemia.