Justin Bieber vende su catálogo musical y logra negocio multimillonario

Justin Bieber / Cortesía
Justin Bieber / Cortesía

El cantante canadiense Justin Bieber siguió los pasos de artistas como Bob Dylan, Bruce Springsteen, y el grupo Red Hot Chili Peppers y por fin vendió los derechos de su catálogo musical a Hipgnosis.

En diciembre pasado Wall Street Journal había informado que el artista cedería sus derechos por unos 200 millones de dólares, cifra confirmada a medios internacionales por una fuente muy cercana al caso.

“Hipgnosis ha adquirido todas las participaciones de Justin Bieber en sus derechos editoriales (incluida la parte del autor correspondiente a la interpretación), grabaciones maestras y derechos conexos de todo su catálogo”, aclaró Hipgnosis en un comunicado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El repertorio que Bieber incluyó en la negociación consta de más de 290 temas publicados antes del 31 de diciembre de 2021, entre ellos sus mayores éxitos Baby, Sorry y Love Yourself.

La compra formaba parte de la asociación de Hipgnosis con la firma de gestión financiera Blackstone, que anunció a finales de 2021 una inversión de mil millones de dólares para seguir adquiriendo música.

“Con solo 28 años de edad, es uno de los pocos artistas definitorios de la era del streaming que ha revitalizado toda la industria de la música, llevándose a una audiencia leal y mundial con él en un viaje de fenómeno adolescente a artista culturalmente importante. Esta adquisición se encuentra entre los acuerdos más grandes jamás realizados para un artista menor de 70 años”, presume Hipgnosis en su mensaje.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El éxito del cantautor ha sido innegable desde su álbum debut en 2009, My World, y el seguimiento de 2010, My World 2.0, el último de los cuales encabezó la lista de álbumes Billboard 200 e incluyó el exitoso sencillo “Baby”.