Anuncios

Kanye West ha tardado más de un año en pedir perdón por sus comentarios antisemitas

Kanye West credit:Bang Showbiz
Kanye West credit:Bang Showbiz

La estrella del rap, que hace tiempo cambió legalmente su nombre por Ye, ha acudido a las redes sociales para pedir disculpas a la comunidad judía después de haber hecho una serie de comentarios ofensivos a lo largo del último año que le han costado sus lucrativos contratos con marcas como Adidas y GAP y que la Escuela del Instituto de Arte de Chicago, su ciudad natal, le retire el doctorado honorífico que le había concedido en 2015 por sus contribuciones al arte y la cultura.

"Pido sinceras disculpas a la comunidad judía por cualquier daño involuntario causado por mis palabras o acciones", ha asegurado en un comunicado publicado en hebreo en Instagram. "No era mi intención herir o degradar a nadie, y lamento profundamente cualquier dolor que pueda haber causado. Vuestro perdón es importante para mí, y me comprometo a reparar el daño y a promover la unidad".

Kanye ha tardado más de un año en retractarse, y lo ha hecho curiosamente a tiempo para el lanzamiento de su nuevo disco. Sin embargo, su imagen pública ha sufrido un daño del que sólo el tiempo dirá si es capaz de recuperarse. Sus diatribas durante distintas entrevistas, para apoyar teorías de la conspiración de la extrema derecha, fueron la gota que colmó en vaso y que consiguió lo que no habían conseguido sus anteriores salidas de tono: que se enfrentara a la amenaza muy real de la cancelación.

Por el momento, la Liga Antidifamación -una organización sin ánimo de lucro que lucha contra el antisemitismo y el extremismo- ha insistido en que "las acciones hablarán más alto que las palabras" en este caso, aunque han aceptado que se trata de un primer paso para reparar el daño incalculable que causó utilizando su vasta influencia y la plataforma que le proporcionan las redes sociales para envenenar innumerables mentes con lo que describen como "un antisemitismo vicioso y cargado de odio".

"Una disculpa en hebreo puede ser el primer paso en un largo viaje hacia la reparación a la comunidad judía y todos aquellos a los que ha herido", han admitido desde la organización.