Anuncios

Kim Kardashian, convencida de que la clave del rotundo éxito de su familia fue "estafar al sistema"

Kim Kardashian credit:Bang Showbiz
Kim Kardashian

Kim Kardashian y su mediática familia llevan más de 16 años reinando en el mundo de la telerrealidad, pero lo cierto es que la socialité todavía se sorprende al reflexionar sobre el camino recorrido. La celebridad está convencida de que su popularidad mundial, que nació de la filtración de un vídeo sexual allá por el año 2007, y los éxitos empresariales que no ha dejado de acumular desde entonces han roto todos los esquemas de un "sistema" al que, de un modo u otro, logró "estafar".

En el episodio final de la cuarta temporada de 'Las Kardashian', Kim y su madre, Kris Jenner, celebran el 40 cumpleaños de Scott Disick, expareja de Kourtney Kardashian y padre de sus tres hijos mayores, rememorando sus inciertos inicios en el mundo del espectáculo. La conversación deja patente la buena sintonía que sigue manteniendo la exmujer de Kanye West con el que fuera su cuñado, quien recuerda con cariño las primeras portadas que protagonizó Kim en los albores de su fama.

"Cualquier cosa por una portada", bromea Kim sobre sus ambiciones de la época y su particular enfoque a la hora de meter cabeza en un sector que, en principio, parecía hostil. "¡Chicos, estafamos al sistema! ¡Lo hicimos! Nos las agenciamos para hacerlo y lo hicimos. ¡Hemos trabajado muy duro!", presume la ahora responsable del imperio de la moda Skims y flamante estudiante de Derecho.

La primera portada que Kim Kardashian protagonizó para la revista Vogue, en 2014, fue muy criticada en su momento por el mero hecho de incluirla a ella y a su entonces prometido, el citado Kanye West, abrazados y preparados para su fastuosa boda parisina de ese año. La cabecera dirigida por Anna Wintour reflejaba así un cambio en su línea editorial que no fue del agrado de los más puristas, quienes entendían que Vogue debía ser un espacio reservado a figuras más refinadas de la moda y la cultura popular.

A día de hoy, Kim Kardashian puede presumir de haber protagonizado numerosas colaboraciones profesionales con firmas de lujo, como Fendi o Swarovski. Poco queda ya de esa chica que, a principios de los 2000, se destacaba únicamente como la amiga tímida e ingenua de Paris Hilton, pionera en el oficio de ser famosa por el mero hecho de serlo, pero a la que Kim no tardó en destronar como reina de los 'realities'.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La música de Olivia Rodrigo se inspira en momentos 'raros' de su vida