Anuncios

Kossakovsky alerta sobre el uso excesivo del cemento en la Berlinale: "Es catastrófico"

Berlín, 19 feb (EFE).- El cineasta ruso Victor Kossakovsky alertó este lunes en la Berlinale sobre las consecuencias del uso excesivo del cemento en la construcción de las ciudades: "Debemos parar la catástrofe antes de que sea tarde", dijo en la presentación de 'Architecton', un documental que aspira al Oso de Oro.

El tono reivindicativo de la rueda de prensa, en la que Kossakovsky arrojó numerosos datos sobre la escasa perdurabilidad del cemento y su impacto ecológico -como que su producción arroja el 8% de las emisiones de CO2 del mundo- contrasta con el carácter poético y meditativo del filme.

Tras una introducción de 20 minutos en la que expone al espectador al efecto magnético e hipnótico de las rocas en la naturaleza, Kossakovsky explora la sostenibilidad de las prácticas modernas de construcción con cemento y sus efectos destructivos en el planeta.

Sin narración, solo con música, la película contrapone imágenes de canteras, bloques de apartamentos devastados en Ucrania y ciudades enteras arrasadas por un reciente terremoto en Turquía con la majestuosidad de ruinas antiguas como las de Baalbeck en Líbano, con más de 2.000 años de antigüedad.

En paralelo y con la colaboración del arquitecto italiano Michele De Lucchi, Kossakovsky utiliza el círculo para reivindicar espacios naturales en el centro de las ciudades. "Antes se ponían las iglesias en el centro, ¿qué ponemos hoy? ¿centros comerciales? ¿gimnasios?", preguntó.

El director de 'Gunda' (2020), un documental animalista que presentó en la sección Encounters de este mismo certamen, recordó cómo hace unos años Postdamer Platz, la plaza donde se ubica la sede del festival, se erigió como símbolo de la nueva ciudad, con proyectos de los más importantes arquitectos de todo el mundo.

"Ahora vienes aquí y está vacío en casi cualquier época del año, excepto durante el festival y en Navidad, con el mercado navideño", criticó. Y comparó el cemento con el azúcar, "las dos plagas de nuestro tiempo", dijo, "ahora nos gusta mucho pero hay que pensar en el futuro".

Kossakovsky aseguró que sólo en Reino Unido el año pasado se demolieron 50.000 edificios y que, según las predicciones de la ONU, en 2050 habrá diez mil millones de habitantes en el planeta por lo que es urgente pensar en su alojamiento. "El planeta no lo resistirá si seguimos levantando edificios de cemento por todas partes", dijo.

Claire Burger pone el foco en las nuevas generaciones

La angustia por el futuro es uno de los temas presentes en otra de las películas a competición de la jornada en la Berlinale, 'Langue étrangere' de Claire Burguer, que retrata a una juventud atemorizada por el cambio climático y el auge de la extrema derecha.

Lo hace a través de la relación, que transita de la amistad al descubrimiento del deseo, entre Fanny (Lilith Gasmug), una problemática adolescente francesa que viaja a Leipzig como parte de un intercambio escolar y Lena (Josefa Heinsius), que será su cicerone.

Pese a las reticencias iniciales, ambas irán descubriendo sus inquietudes comunes por el activismo político y por el pasado reciente de una ciudad que anticipó la caída del muro del Berlín y el fin de la República Democrática Alemana.

Nina Hoss y Chiara Mastroianni forman parte del elenco como madres de las dos protagonistas.

Burguer, ganadora del premio a la mejor opera prima en Cannes en 2014 con 'Party girl', también toca en su filme temas como el acoso escolar y la relación entre Francia y Alemania pero aseguró que se trata sobre todo de una historia de amor y de descubrimiento.

"Trato de mostrar a unas jóvenes en ese delicado momento en que tratan de encontrarse a si mismos y a la vez expresar una visión política cuando aún no lo tienen claro", explicó.

(c) Agencia EFE