Kurt Russell, el actor que quiso ser beisbolista, sufrió todo tipo de altibajos y fue salvado por Tarantino

·11  min de lectura
Kurt Russell quiso ser Han Solo, pero lo venció Harrison Ford
A pesar de que su carrera tambaleó por momentos, Kurt Russell supo mantenerse vigente hasta el día de hoy - Créditos: @Archivo

A sus 71 años, Kurt Russell sigue siendo uno de los nombres más vigentes dentro de la industria. Y si bien tuvo algunos altibajos dentro de su carrera, su larga lista de éxitos (muchos de los cuales se han convertido en películas de culto dentro de la historia del cine) hace que este actor siga jugando en las primeras ligas y sea uno de los más queridos de su generación.

Mientras que sus primeros pasos fueron como “chico Disney”, su talento y versatilidad lo llevaron a convertirse en un referente del cine de acción, destacándose en films como 1997: Rescate en Nueva York, Tango y Cash, A prueba de muerte y Los 8 más odiados (estas dos últimas, bajo las órdenes del genial Quentin Tarantino).

Sin embargo, a Russell nunca le gustó el encasillamiento y, entre tantas armas, persecuciones y patadas, también se las ingenió para hacer reír al público en el mundo de la comedia.

El actor fue dirigido por el director en el film Guardianes de la galaxia y asegura que tiene un corazón maravilloso
A pesar de su larga trayectoria, Kurt Russell nunca fue nominado a un premio Oscar

Vista en perspectiva, hay algo que aún sorprende mucho de la trayectoria de este gran intérprete. A pesar de ser el favorito de directores como Quentin Tarantino y John Carpenter, Kurt nunca fue nominado a un premio Oscar durante sus seis décadas como actor . Hecho que muchos consideran injusto no sólo por la huella que han dejado muchos de sus papeles en el cine sino por el cariño y la admiración que la audiencia ha demostrado tener hacia él.

De jugador de beisbol a actor

Nacido el 17 de marzo de 1951en Massachusets, Kurt Vogel Russell se crio en el seno de una familia vinculada al mundo del deporte y del entretenimiento. Mientras que su padre era actor y dueño de un equipo de beisbol en Portland, su madre era bailarina. Y si bien el actor debutó de muy pequeño en el medio, su primera apuesta no estaba puesta en los sets.

Al parecer, Russell quería dedicarse profesionalmente al beisbol. De hecho, en sus años de juventud fue parte de los Rainbows y luego, del equipo de su padre: los Mavericks (ambos equpios del Estado de Oregón). Pero, una lesión en uno de sus hombros lo dejó fuera de juego.

Para ese entonces, Kurt ya había actuado en un par de películas de los estudios Walt Disney aunque no veía la interpretación como algo serio. Sin embargo, fue la palabra de su médico que lo convenció de volcarse de lleno en el mundo de los libretos. “Tú habías actuado en una película ¿verdad?” , cuenta Russel que le preguntó el doctor mientras lo revisaba. Al contestar que sí, su recomendación fue contundente: “Bueno, ahora eres actor a tiempo completo”.

El arte del robo, con Kurt Russell
El arte del robo fue otro de los films que tuvo a Kurt Russell como protagonista.

Así fue como, inesperadamente, este jovencito tuvo que cambiar las canchas y los bates por los sets de cine y televisión. Tras deambular por la comedia y el western con algunos papeles secundarios, este amateur comenzó a hacerse conocido gracias a la serie Elvis, que no sólo le permitió abrirse paso en la jungla de Hollywood sino que le valió su primera nominación a los premios Emmy.

Esta biopic sobre la estrella del rock fue un antes y un después en su carrera. No sólo porque Russell tenía la oportunidad de interpretar a su máximo ídolo, sino porque el proyecto estaba dirigido por John Carpenter; uno de los directores más influyentes de la escena que le tomaría especial cariño y luego, lo convocaría para sus proyectos más importantes.

De hecho, fue de su mano que el actor saltó a la pantalla grande en 1981 con 1997: Rescate en Nueva York, película en la que interpretó a Snake Plissken; el primero de una larga lista de personajes duros que se enfrentaría a retos extremos. Un año más tarde, quiso probar suerte dentro de otro género (el fantástico) pero sin cambiar de director. Esta vez, Russell era convocado para ser una especie de alien en El enigma de otro mundo, otro de los grandes títulos de Carpenter.

Lejos de querer encasillarse en el papel de hombre rudo (algo que le quedaba muy bien), Kurt comenzó a circular por comedias junto a colegas como Robin Williams, Meryl Streep, Cher, Michelle Pfeiffer y su mujer Goldie Hawn, de quién se enamoró perdidamente en 1983 . Sin embargo, nuevamente su amigo y descubridor Carpenter apareció en escena para volver a llevarlo al terreno de la acción de la mano de Rescate en el barrio Chino.

Kurt Russell llega al universo Marvel con un personaje muy especial
En 2017, Kurt Russell llegó al universo Marvel con Guardianes de la Galaxia Vol 2 y un personaje muy especial: Ego, el padre de Star-Lord (Chris Pratt)

En 1989, Russell compartió cartel con Sylvester Stallone en Tango y Cash, film que se repitió hasta el hartazgo durante los ‘90. A pesar del éxito, el inicio de la nueva década significó un importante declive de su carrera, aunque ¡sólo por un tiempo!

Caer para ganar impulso

Su potencial como estrella de películas de acción parecía estar agotado. Su papel como bombero en Llamarada (1991) o en Tombstone (1993) no fueron suficientes para volver a recuperar su prestigio. A pesar de que el teléfono no sonaba con frecuencia, algunos proyectos interesantes cada tanto encendían una luz en el camino. Stargate: La puerta del tiempo (1994) bajo la dirección de Roland Emmerich o su protagónico en Momento crítico junto a Steven Seagal le advertían que su carrera actoral todavía tenía mucho por dar.

Su esperanza se activó cuando su incondicional amigo lo convocó para volver a interpretar a ese mítico personaje que lo llevó a la fama en 2013: Rescate en Los Ángeles. Sin embargo, esta segunda parte de la saga de Carpenter no tuvo el éxito esperado y el panorama volvió a teñirse de negro otra vez.

En 3000 millas al infierno (2001) Kurt Russell se reencontró con el personaje de Elvis
En 3000 millas al infierno (2001) Kurt Russell se reencontró con el personaje de Elvis

Soldier (1998), 3000 millas al infierno (2001) y Vanilla Sky (2001) no ayudaron mucho en su resurrección hasta que Russell se topó con su otro salvador: Quentin Tarantino, quién le dio una nueva oportunidad en A prueba de muerte (2007). “Para la gente de mi generación, él es un verdadero héroe, pero ahora hay toda una audiencia que no sabe lo que Kurt Russell puede hacer. Cuando abro el diario y veo que dice ‘Kurt Russell en En busca de un sueño,’ o ‘Kurt Russell en Milagro’ no menosprecio esas películas, pero pienso: ‘¿Cuándo volverá Kurt Russell a ser un tipo malo?’”, dijo el cineasta cuando decidió darle el papel de Mike McKay, un asesino serial que acecha mujeres y las mata haciendo estrellar su auto.

Poco a poco la carrera del actor volvió a activarse y en 2015, su protagónico en Los 8 más odiados (también bajo las órdenes de Tarantino) demostró que había Russell para rato. Al igual que pasó con Carpenter, este hombre rudo se convirtió en el favorito del director, quién lo tuvo en cuenta cada vez que pudo. Prueba de ello fue cuando en 2019, lo convocó para un papel secundario en Érase una vez en Hollywood; film protagonizado por Leo Di Caprio y Brad Pitt.

El efecto Tarantino dio sus frutos y su nombre volvió a ser parte de las sagas más taquilleras de Hollywood: Rápidos y Furiosos, Guardianes de la Galaxia y Horizonte profundo le devolvieron la gloria perdida.

De villano a Papá Noel

Kurt Russell en Las crónicas de Navidad, estreno de Netflix
Kurt Russell en su rol más tierno en Las crónicas de Navidad - Créditos: @Netflix

Si bien siempre se confesó fanático de Superman y Batman, la ficción nunca le dio la oportunidad de calzarse el traje de estos superhéroes . “Interpretar a Superman o a Batman hubiera sido divertido, aunque sólo lo hubiera hecho una vez”, reveló Russell dando cuenta de su fobia a ser encasillado en un personaje en particular o en una saga interminable.

Sin embargo, de lo que sí tuvo la oportunidad fue de convertirse en uno de los hombres más buenos y queridos del planeta. Su gesto bonachón, su notoria templanza y su porte grandote lo llevaron a convertirse en nada más y nada menos que Santa Claus en Crónicas de Navidad, una película navideña que se convirtió en la más vista de Netflix a fines de 2018.

Debido al éxito en cine y por streaming, el largometraje -que narra la historia de los hermanos Teddy y Kate, quienes se ofrecen a ayudar a Papá Noel a recuperar sus regalos perdidos para salvar la Navidad- tuvo segunda parte y con un plus: Russell compartió cartel con su mujer Goldie Hawn (que aparece como la Sra. Claus sobre el final de la primera entrega) y su hijastro Oliver Hudson, quién tiene un pequeño papel como el difunto padre de los niños.

Las Crónicas de Navidad 2
En Crónicas de Navidad 2, Kurt comparte pantalla con su mujer Goldie Hawn y su hijastro Oliver Hudson - Créditos: @Netflix

Tanto él como su hermana Kate Hudson (ambos fruto del matrimonio de Goldie con el músico Bill Hudson) advierten que este papel no pudo haber caído en mejores manos. A pesar de no ser su progenitor, los actores consideran a Russell su verdadero padre desde pequeños. Muestra de ello fue el posteo que para el último día del padre la actriz de Tres son multitud le dedicó al marido de su madre en las redes.

“Divertido, aventurero, apasionado, decidido, honesto, devoto, un padre increíble, ¡y la mejor cabellera de todo Los Ángeles! ¡Qué afortunados somos! ¡Te amo, Pá! Feliz del Padre”, escribió la actriz de 43 años junto a una imagen retro en la que se la ve abrazada a Kurt en una cama.

Como el actor no tiene redes sociales, fue su mujer la encargada de contestarle: “Querida, esta foto dice muchísimo. Le mostré esto a tu papi. Este es su mensaje: ‘Pajarito, mamá me mostró esta foto, este regalo del Día del Padre es perfecto. Nunca la había visto y me mató. Ha pasado mucha agua debajo del puente... Es difícil ver la foto por el agua que de alguna manera se metió en mis ojos. Gracias por hacerme el padre más afortunado del mundo. Te amo”, escribió la mamá de Kate, repitiendo textuales palabras de su pareja.

Kurt Russell se emocionó hace poco con el posteo por el Día del Padre de Kate Hudson
Kurt Russell se emocionó hace poco con el posteo por el Día del Padre de Kate Hudson - Créditos: @Grosby Group

Por su parte, Oliver no le declaró su amor públicamente pero tuvo un gesto que habla por sí solo. A los 45 años, el actor volvió a la casa de sus padres junto a su esposa Erinn y sus tres hijos. “Estamos remodelando nuestra casa. En lugar de alquilar un lugar para quedarnos este tiempo, pensé: ‘volvamos a casa’, así que estoy viviendo con mamá y papá. Mis hijos también están aquí, mi niño está literalmente atrás mío en este momento, ahí pueden ver su pequeña cabeza, está durmiendo”, contó vía Zoom en el programa Daily Pop de E!.

Lo cierto es que desde hace casi cuatro décadas, Kurt Russell logró formar una gran familia ensamblada. Tras adoptar a los pequeños de su mujer como propios, en 1986 el actor tuvo su propio hijo -junto a Hawn- llamado Wyatt . “Cuando conocí a Goldie estaba en un momento de mi vida en el que definitivamente iba a dar lo peor de mí en lo que a una relación sentimental se refiere. Creo que lo mostré y pensé, si puedes manejar esto tal vez haya alguna posibilidad de que estemos juntos”, confesó un Russell golpeado por algunos fracasos amorosos.

Goldie Hawn y Kurt Russell junto a su hijo Wyatt Russell
Goldie Hawn y Kurt Russell junto a su hijo Wyatt Russell - Créditos: @Kevork Djansezian

Sin embargo, no sólo pudo manejar la situación sino que logró formar la familia de sus sueños junto al gran amor de su vida. Tras aclarar que el único secreto de su relación sólida es “querer estar juntos”, la pareja reveló por qué nunca pasó por el altar en estos años: “Me habría divorciado hace tiempo si hubiera estado casado. Si tenés sentido de la independencia, suficiente dinero y te gusta tu independencia, hay algo psicológico en no estar casado porque te da la libertad de tomar decisiones de una forma u otra”, precisó Kurt.

“Elegí quedarme, Kurt eligió quedarse y nos gusta la elección”, acotó Hawn mientras aclaró que sus hijos tuvieron mucho que ver en esta elección: “Cuando llevábamos unos 10 años juntos, les preguntamos a nuestros hijos qué les parecería si nos casábamos y su respuesta fue tajante, nos dijeron: ‘No’. Les encantaba el tipo de relación que teníamos en ese momento, para ellos era perfecta y no querían que el matrimonio lo arruinara todo”, explicó la actriz en el programa Loose Women.

Goldie Hawn y Kurt Russell
Goldie Hawn y Kurt Russell se enamoraron en el set de Chicas en pie de guerra, comedia de 1984

Esa unión familiar que manifiestan a la hora de tomar decisiones importantes es la misma que muestran día a día en sus redes sociales. Cotidianamente se puede ver como los Russell-Hawn-Hudson disfrutan de planes juntos, de vuelos en el avión de Kurt (¡sí, además de actor es piloto de avión!) y de los frutos que esta profesión les ha dado a lo largo de los años.