La diferencia entre los huevos blancos y los morenos

Si alguna vez has escuchado que los huevos morenos saben mejor o son más saludables que los blancos, no lo creas, es solo un mito.

(instagram/milkcottagefarm)

Laura Bauermeister, investigadora asociada del Departamento de Ciencias Avícolas de la Universidad de Auburn, afirma que más allá del color de la cáscara, en realidad no existen diferencias en la calidad de los huevos.

La única razón por la que los huevos morenos son más caros se debe a que las gallinas que ponen estos huevos son más grandes que las que ponen los huevos blancos.

“Las gallinas que ponen huevos marrones son más grandes. Por tanto, comen más y cuesta más alimentarlas. Por eso sus huevos son más caros”.

(instagram/chickensofthewood)

Las diferentes razas de gallinas también afectan el color de la cáscara. Las gallinas de plumas blancas que tienen las orejillas blancas ponen huevos blancos, mientras que las gallinas con plumas marrones o rojizas que tienen las orejillas rojas ponen huevos morenos. También hay gallinas que ponen huevos azules y otras que ponen huevos verdes.

Bauermeister explicó que la alimentación de la gallina puede incidir en el sabor y el color de la yema del huevo.

“Si enriqueces la dieta de la gallina con ácidos grasos omega 3, las yemas de sus huevos tendrán más de este nutriente”.

(instagram/milkcottagefarm)

Bauermeister no recomienda elegir los huevos morenos sobre los blancos porque en realidad no hay diferencia entre uno y otro.

“Si tienes gallinas criadas en libertad, en semi-libertad o en cautiverio y las alimentas igual, sus huevos tendrán el mismo valor nutricional”.

Sin embargo, aunque los huevos blancos son más económicos a la hora de producirlos y comprarlos, es probable que sigas eligiendo los huevos morenos porque seguirás pensando que son mejores.

No obstante, la próxima vez que vayas al supermercado, recuerda que no hay nada bueno o malo en los huevos que compras.

Asymina K.