Si ya amabas 'La princesa prometida' con esta historia lo harás aún más

·6  min de lectura

La princesa prometida es sin lugar a dudas una de las películas más míticas de los 80. Mientras que otros clásicos de la época han envejecido peor en muchos aspectos, el film dirigido por Rob Reiner permanece intacto, desafiando el paso del tiempo como la joya imperecedera del cine de aventura, comedia y romance que es.

Adaptada por William Goldman basándose en su propia novela, La princesa prometida permanece como uno de los títulos de cabecera de la generación de la nostalgia y, en el año de su 35 aniversario (se estrenó en 1987), sigue funcionando como el primer día gracias a un guion sencillamente perfecto, temas universales y personajes memorables. Princesas, espadachines, magos y sabandijas que se hacen de querer por un motivo u otro, y entre los que destaca uno especialmente inolvidable: Íñigo Montoya.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

La princesa prometida cuenta la historia de amor entre una princesa y un granjero que, tras ser dado por muerto, se convierte en un pirata enmascarado y se embarca en una aventura llena de obstáculos y enemigos para reunirse con su amor verdadero. Narrada por un abuelo (Peter Falk, el mítico Colombo) a su nieto (Fred Savage, Aquellos maravillosos años) antes de dormir, la historia mezcla acción, humor y fantasía en un cuento de hadas romántico diseñado para ser contado una y otra vez sin perder un ápice de su magia.

En su reparto nos encontramos a actores veteranos como Billy Crystal, Carol Kane o Christopher Guest, además por supuesto de Robin Wright (House of Cards), que saltó a la fama y se convirtió en símbolo de los 80 dando vida a la princesa del título Buttercup, y Cary Elwes como Westley o el pirata Roberts. En su odisea, Westley cuenta con un grupo de aliados entre los que se encuentra Íñigo Montoya, aguerrido espadachín español interpretado por Mandy Patinkin.

A día de hoy, casi cuatro décadas más tarde, aun hay gente que se sigue enterando de que el actor que fue Saul Berenson en la serie Homeland es el mismo que dio vida a Íñigo Montoya. Patinkin ya había destacado con anterioridad en el cine, especialmente en Yentl, película de 1983 donde encarnó al atractivo amor de Streisand, Avigdor, que atrajo todas las miradas de la audiencia como objeto de deseo masculino. Sin embargo, fue Íñigo Montoya el personaje que lo llevó a ser inmortalizado como uno de los héroes más recordados del cine.

Si La princesa prometida está llena de momentos, diálogos inolvidables y frases icónicas (“Como desees”), hay una en particular que se grabó a fuego en la memoria de los espectadores: Hola. Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”. Con estas sencillas pero ominosas palabras se presentaba y definía a un personaje cuya misión era encontrar al asesino de su padre, un hombre con seis dedos, para vengarlo. Una frase que se convertía en lema para cinéfilos de todas las edades y que hoy en día sigue formando parte del imaginario colectivo y la cultura popular.

Tras La princesa prometida, Mandy Patinkin siguió desarrollando su carrera en el cine con películas como Alien nación o Dick Tracy, posteriormente consagrándose en la madurez gracias a sus trabajos en televisión, con Mentes criminales y Homeland como sus éxitos más reconocibles y siete nominaciones a los premios Emmy. Sin embargo, aunque Patinkin encontró la gloria en las series, sigue guardando un enorme cariño hacia el personaje que lo hizo pasar a la posteridad cinematográfica. Y no solo porque sea un gran personaje, sino porque además mantiene una conexión muy personal con él y su historia.

En varias entrevistas, Patinkin ha explicado que para él, Íñigo es muy importante porque le ayudó a afrontar la muerte de su padre, que había fallecido años antes de cáncer de páncreas. “Cuando leí el guion, me enamoré del personaje de Íñigo Montoya”, le contó hace unos años a Entertainment Weekly (via Mental Floss).

“Ese personaje conectaba conmigo profundamente. Yo había perdido a mi padre, que murió a los 53 años de cáncer de páncreas, en 1972. No pensé en ello conscientemente, pero creo que una parte de mí pensaba que si conseguía atrapar al hombre de negro, mi padre volvería. Hablé con mi padre todo el tiempo durante el rodaje y fue muy sanador para mí.

Gracias a las redes sociales, muchos actores tienen la oportunidad de conectar con los fans para los que sus películas significaron mucho durante su infancia. Es el caso de Patinkin, que no duda en compartir su amor por La princesa prometida en Internet. En agosto de 2021, una joven llamada Amanda Webb compartió un vídeo en TikTok contando que su padre, que acababa de morir de cáncer, era muy fan de la película de culto de 1987. En el vídeo, la chica decía que el personaje favorito de su padre era Íñigo Montoya. Patinkin vio la publicación y decidió responder con su propio vídeo desde su cuenta oficial junto a su mujer, Kathryn Grody, con la que lleva casado más de 40 años.

En el post original, Webb menciona el rumor de que, para la escena más famosa de Patinkin en la película, el enfrentamiento final con el asesino de su padre donde repite su mítica frase por última vez, el actor se inspiró en el recuerdo de su propio padre, que murió cuando él tenía solo 18 años. En su respuesta, Patinkin y Grody ven emocionados el vídeo de la chica y a continuación, el actor le responde con su historia, confirmando que, efectivamente, estaba pensando en su verdadero padre cuando pronunció otra famosa frase, “Quiero de vuelta a mi padre, hijo de puta”.

“Salí del castillo y empecé a caminar”, recuerda Patinkin en el vídeo, “No paraba de hablar con mi padre y le dije, ‘Papá, voy a atrapar a ese hombre’. Desde el primer momento en que leí el guión lo supe. Dije, ‘Voy a hacer este papel porque en mi mente, si atrapo al hombre de los seis dedos, quiere decir que estaré matando al cáncer que mató a mi padre, y que podré visitarlo’”, continuaba visiblemente emocionado, “Llegó el momento, hice esa escena y entonces volví afuera y hablé con mi padre”.

Patinkin sabe de primera mano el dolor que puede llegar a causa el cáncer en una familia. Los padres de su mujer también murieron de esta enfermedad en el transcurso de un año, cuando ella tenía 25 años. Y no solo eso, sino que él mismo luchó contra ella. En 2004, a Patinkin se le diagnosticó un cáncer de próstata, cuando tenía 51 años (edad cercana a la de su padre cuando falleció). El actor se sometió a una operación con éxito y el cáncer entró en remisión.

NUEVA YORK, NY - 02 DE OCTUBRE: (L-R) Los miembros del reparto Cary Elwes, Mandy Patinkin y Robin Wright asisten a la proyección del 25.º aniversario y reunión del elenco de
NUEVA YORK, NY - 02 DE OCTUBRE: (L-R) Los miembros del reparto Cary Elwes, Mandy Patinkin y Robin Wright asisten a la proyección del 25.º aniversario y reunión del elenco de "La princesa prometida" durante el 50.º Festival de Cine de Nueva York en Alice Tully Hall el 2 de octubre. 2012 en la ciudad de Nueva York. (Foto por Rob Kim/FilmMagic)

Gracias a las redes sociales, Patinkin puede concienciar sobre los efectos del cáncer, compartiendo mensajes con fans que se han visto afectados por la enfermedad directa o indirectamente. Y, sobre todo, dejando constancia del amor que siente por La princesa prometida e Íñigo Montoya, un personaje que no solo le hizo pasar a la historia del cine, sino que además fue muy importante a nivel personal, estableciendo con él una conexión para siempre que no todos los actores tienen la oportunidad de crear con sus personajes. Por todo esto y más, Patinkin es tan querido.

Si ya hay motivos de sobra para amar La princesa prometida, conocer la historia detrás de uno de sus personajes más queridos y saber que el actor que lo encarnó lo guarda tan cerca del corazón, hace que la película sea aun más significativa para los que crecimos con ella, recordándonos cómo el cine a veces puede ayudar a sanar, a luchar contra las adversidades y seguir adelante.

La princesa prometida está disponible en el catálogo fijo de Filmin y Movistar+, y se puede alquilar y comprar en digital a través de Rakuten TV, Apple TV y Amazon.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.