Anuncios

OPINION | La represión de la que se ha liberado Shakira, aunque la juzguen

La sociedad patriarcal preferiría que las formas fueran mujeres llorando, de luto, en silencio, sin incomodar a nadie

Querido Lluis Segura,

Me he sentido muy conmovida por lo que escribes sobre los días duros que enfrentas por la hospitalización de tu madre, no sabes cuánto siento que pases por esta situación.

Captura de pantalla del video de SHAKIRA || BZRP Music Sessions #53.
Captura de pantalla del video de SHAKIRA || BZRP Music Sessions #53.

En un reciente texto con motivo de la nueva canción de Shakira con Bizarrap, “Vol. 53”, el escritor Luis Segura ha escrito en el medio El Estafador sobre la frase que canta la colombiana: "las mujeres ya no lloran, las mujeres facturan".

En el texto titulado 'Las lágrimas de Shakira', Luis pide que por favor, Shakira no nos "empodere" a las mujeres con "errores masculinos" y nos permita llorar.

El escritor explica que él no ha conseguido llorar a causa de una sociedad patriarcal que les dio como mandato desde niños no llorar por temor a ser vistos como débiles, vulnerables, sensibles o afeminados. Porque claro, llorar es de niñas y mujeres. Es verdad, no hay pena en eso.

También es cierto que "llorar es de niñas", porque de hecho es la única forma válida que nos enseñaron a las mujeres a expresar cualquier sentimiento. Si eres mujer y te enojas de impotencia, hay que llorar. Si te gritan en el trabajo, hay que llorar. Si te piden matrimonio, llorar. Si asesinan a 10 mujeres al día, llorar.

No es casualidad que muchos hombres se sientan tan amenazados con canciones de mujeres como Shakira, Karol G o la misma Paquita la del Barrio que hablan desde un enojo y un despecho. Estoy segura de que Shakira ha llorado mucho, sé que yo he llorado mucho con sus canciones desde adolescente, pero, ¿qué pasa cuando estos sentimientos no son expresados de esta forma validada por la sociedad y normalizada como llorar?

Shakira saliendo de la corte de familia en Barcelona tras llegar a un acuerdo de custodia con Piqué. (Photo by Adria Puig/Anadolu Agency via Getty Images)
Shakira saliendo de la corte de familia en Barcelona tras llegar a un acuerdo de custodia con Piqué. (Photo by Adria Puig/Anadolu Agency via Getty Images)

A mis ojos, Shakira tomó agencia de la infidelidad que cuenta que vivió y aunque en la canción 'Monotonía' dice que no fue culpa de nadie la separación de su relación, en esta nueva canción es más evidente que el señalado es su expareja, Gerard Piqué.

Ya lo decía Fergie -una canción que mis amigas también me recordaron- en su canción 'Big Girls Don’t Cry', en la que interpreto que no se trata de llorar, si no de tomar agencia de lo que se vive, reconocer que hay que ser el maduro de la situación (aún con lágrimas) y continuar viviendo.

"Ellas lloran cuando lo necesitan, lloran discretamente o a moco tendido, lloran agarradas a una amiga, o solas en su casa, pero lloran", dice Luis Segura y luego escribe que siente envidia y admiración por este hecho.

Pero no hay que sentir envidia ni admiración, Lluis. Si las mujeres lloramos en público, en terapia, entre mujeres o en la cocina, no es solo porque se nos tenga permitido y avalado, sino porque es la única forma que conocemos de expresar muchas emociones básicas como la ira, la felicidad o la culpa.

Una vez sentí tanta rabia por cómo el gobierno de un país ignoraba y reprimía a las mujeres adolescentes en protesta por exigir una vida libre de violencia, que solo lloré. Y una vez vi a un hombre acuchillar un televisor después de que su selección de futbol nacional no pasó a octavos del Mundial de Qatar, entre otras tantas escenas violentas justificadas en cualquier enojo.

Si la sociedad no quiere que las mujeres expresemos nuestro enojo, es porque con frecuencia esta emoción se manifiesta cuando las personas detectamos que se rebasan nuestros límites personales (como derechos básicos) y nos busca proteger ante abusos.

En la última década he sido testigo de cómo las mujeres salen con menos miedo y más frecuencia a protestar, a exigir, a organizarse, a platicar en grupo sobre lo que nos acongoja. Salen a quemar casas presidenciales, a pintar graffittis, a expresarse con arte subversivo y se les sanciona: "esas no son las formas", reprime esa misma sociedad patriarcal que preferiría que las formas fueran mujeres llorando, de luto, en silencio, sin incomodar a nadie.

Reprimir, reprimir, reprimir: las emociones básicas que leemos como "negativas", pero que nos enferman como sociedad. Los hombres el llorar, las mujeres a enojarnos.

No pido que se reviertan los papeles, pido que se terminen estas expectativas impuestas por nuestro género como que nosotras solo lloremos en silencio cuando sentimos rabia, cuando vemos injusticias, o sintamos dolor. Que si lloramos y además externamos estas emociones de otra forma no se nos juzgue. Pido que tú y tus amigos hombres puedan llorar a moco tendido en colectivo, en frente de tus hijxs, en la calle, sin tener que recurrir por ejemplo al alcohol para aflojar esos sentimientos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Piqué y ‘Kun Agüero viven “incómodo” momento por la canción de Shakira