Las actrices pioneras que abrieron las puertas de Hollywood a las latinas

Lupe Vélez, Dolores del Río y Katy Jurado | Fotos: Getty Images
Lupe Vélez, Dolores del Río y Katy Jurado | Fotos: Getty Images

Ana de Armas, Adria Arjona y Eiza González son las divas latinas del Hollywood de hoy, sin embargo, estas actrices están caminando por las rutas abiertas por estrellas como Dolores del Río, Lupe Vélez y Katy Jurado, quienes conquistaron la meca del cine cuando las películas eran en blanco y negro y cruzar la frontera era casi una hazaña de superhumanos, o superhumanas, como en el caso de ellas.

Las tres estaban en la lista de las celebridades más cotizadas del cine internacional y lograron mantenerse por años en su sitial de honor, incluso cuando otras como Silvia Pinal y Angélica María renunciaron a sus sueños de triunfar en la pantalla grande en inglés.

Por eso cuando veas a Ana de Armas en 'Blonde', a Adria Arjona en 'Andor' y a Eiza González en "Extrapolations", acuérdate del trío de mexicanas extraordinarias que hicieron espacio para ellas.

María Guadalupe López Vélez

La primera del grupo fue Lupe Vélez, una actriz, cantante y bailarina nacida en San Luis Potosí, quien ya se había posicionado en el cine mudo, antes de que le dieran la oportunidad de convertirse en la musa de grandes directores como D.W. Griffith, Victor Fleming y Cecil B. DeMille. Este último es tan importante en la historia de Hollywood, que el premio honorario más importantes que dan los Oscar lleva su nombre.

Las películas de Vélez fueron las grandes responsables de que las latinas tengamos fama de ser "picantes".

Los personajes de Lupe Vélez eran de latinas alborotadas, sensuales, explosivas, temperamentales y definidas como una "Mexican spitfire", una mexicana que escupe fuego. 'Dinamita Mexicana', 'La Chinampina' y 'Chica Chile Picante' fueron algunos de los apodos con los que la identificaron. Entre sus películas más famosas están 'The Wolf Song' (1929), 'Palooka' (1932), 'Laughing Boy '(1934), 'Hollywood Party '(1934) y 'La Zandunga' (1938).

Sin embargo, su vida personal fue más interesante que sus grandes logros profesionales. Vélez estuvo casada con el actor Johnny Weissmuller, famoso por ser el primero en interpretar a 'Tarzán', en las películas de blanco y negro. También fue novia de Gary Cooper, Charlie Chaplin y Clark Gable, el protagonista de 'Lo que el viento se llevó'.

Vélez era una especie de Cardi B del 'Old Hollywood'. Era altanera, malhablada y peleadora. Amante del boxeo y las luchas, no se medía a la hora de subirse al ring para narrar la pelea o alentar a su favorito. Se decía que ayudó a su padre a pegar tiros durante la Revolución mexicana. Sus explosivos romances y reacciones inesperadas han llevado a psiquiatras forenses a especular que quizá la artista sufría de trastorno bipolar. Lamentablemente, Lupe Vélez murió de suicido en 1944.

María de los Dolores Asúnsolo y López Negrete

La respuesta "elegante y sofisticada" a Vélez fue Dolores del Río. Nacida en Victoria de Durango, la artista llegó a Hollywood en 1925. El éxito sus películas de cine mundo como Resurrection (1927), Ramona (1928) y Evangeline (1929) le ganaron el apodo de "La Latin Lover femenina".

Las abuelas de Ana de Armas, Adria Arjona y Eiza González, aquí Dolores Del Río (Herbert Dorfman/Corbis via Getty Images)
Dolores Del Río, una de las grandes musas del Old Hollywood (Herbert Dorfman/Corbis via Getty Images)

Durante los primeros años del cine sonoro Dolores del Río consiguió mantenerse en la cima con filmes como Bird of Paradise (1932), Flying Down to Rio (1933) y Madame Du Barry (1934). Sin embargo, cuando su estrella en Hollywood empezó a apagarse, la artista hizo una movida magistral: regresó a México para seguir allí su carrera.

Del Río se convirtió en la musa de Emilio "El Indio" Fernández y la puso a protagonizar cinco de sus películas más famosas, todas al lado de Pedro Armendariz, estas son Flor silvestre (1943), María Candelaria (1943), Las abandonadas (1944), Bugambilia (1945) y La malquerida (1949).

Placa honrando la belleza de Dolores del Río
Placa honrando la belleza de Dolores del Río. Cortesía Masque IV/Wikimedia Commons

La imagen que Dolores del Río promovió en Hollywood era la de aristócrata de la alta sociedad mexicana, lo cual era basado en la realidad. Su papá era banquero y su madre era una heredera de la realeza española.

Su romance más sonado fue con el famoso director Orson Welles, quien es uno de los más venerados del cine mundial. Su película 'Ciudadano Kane', que hizo cuando era pareja de Del Río, es considerada una obra maestra.

En las décadas de los 60 y 70, Dolores del Río consiguió transitar entre México y Estados Unidos a través de una puerta que luego se cerró y solo las plataformas de streaming consiguieron reabrir y que cruzan artistas como Ana de la Reguera, Diego Luna y Gael García Bernal, entre otros. También produjo en Broadway y en sus últimos años se dedicó a la filantropía.

Dolores del Río murió el 11 de abril de 1983, tras sufrir por años de osteomielitis, hepatitis B y artritis.​ Ese día le había llegado una invitación para asistir a los Oscar. Sus restos descansan en la Rotonda de Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores, el cementerio más grande de México, ubicado en la capital mexicana.

María Cristina Estela Marcela Jurado García

La primera actriz latinoamericana en ganar un Globo de Oro y en estar nominada al Oscar fue Katy Jurado, quien hizo historia en Hollywood en más de una manera, también fue la primera actriz mexicana en conocer a la reina Isabel II, trabajó con Grace Kelly, Anthony Quinn, John Wayne, Kirk Douglas, Gary Cooper y, ya que estamos hablando de la realeza, con "El Rey" Elvis Presley.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

​Nacida el 16 de enero de 1924, Jurado sabía desde muy jovencita que las artes escénicas eran lo suyo, tanto que cuando le propusieron su primera película, firmó el contrato sin autorización de sus papás y casi termina encerrada en un convento de castigo. Ya tenía 10 cintas en su carrera artística y hasta había trabajado con Pedro Infante, cuando fue descubierta por el cineasta Budd Boetticher y el actor de westerns John Wayne, quien se la llevó a Hollywood.

Vélez fue muy estratégica a la hora de llevar su carrera y, aunque brillaba en Hollywood - su papel más reconocido fue el de Helen Ramírez en la película 'High Noon'- nunca dejó de trabajar en México. Por eso, además de su Globo de Oro y su nominación al Oscar, también ganó un Premio Ariel, el máximo galardón del cine de su país, por su actuación en 'El Bruto', una cinta del director español Luis Buñuel.

Katy Jurado y Elvis Presley en la filmación de la película 'Stay Away Joe' en 1968.
Katy Jurado y Elvis Presley en la filmación de la película 'Stay Away Joe' en 1968. (FilmPublicityArchive/United Archives via Getty Images)

Katy Jurado se casó dos veces, aunque ha admitido que ninguno de sus maridos, Víctor Velásquez y Ernest Borgnine, fue el amor de su vida. Ese título se lo guardó para el escritor de western Louis L'Amour, con quien mantuvo años de correspondencia, pero no tuvo una relación amorosa extensa. Eso sí, la actriz tuvo romances muy conocidos como el que mantuvo con Marlon Brando, con quien comenzó a salir cuando aun salía con Rita Moreno, y con el playboy dominicano Porfirio Rubirosa.

Esta artista fue tan prolífica y amante de la actuación que hasta tiene telenovelas en su currículum. Se trata de Más allá del puente (1993) y Te sigo amando (1996). Dos años regresó a Hollywood, donde participó en 'The Hi-Lo Country'. Ese mismo año apareció en 'El evangelio de las maravillas' de Arturo Ripstein.

Su última película 'Un secreto de esperanza' fue estrenada en 2002, después de su muerte el 5 de julio de ese mismo año por problemas respiratorios e insuficiencia renal.

Estas tres divas eran poderosas, talentosas y dejaron una huella tan profunda que gracias a ellas se abrieron camino estrellas como Salma Hayek, Penélope Cruz, Zoe Saldaña, Rosario Dawson, Sofía Vergara y otras primero y ahora Ana, Adria y Eiza. Sus herederas tienen una gran deuda con ellas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

El homenaje de un fan de Belinda al hacerse 4 tatuajes en su honor.