Anuncios

Laura Zapata está preocupada por la salud de Thalía

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 21 (EL UNIVERSAL).- Laura Zapata manda sus mejores deseos a Thalía que, desde finales del año pasado, padece los efectos secundarios de la disgeusa, una enfermedad rara con la que fue diagnosticada luego de contraer el Covid-19.

A pesar de que Laura Zapata y Thalía no tienen una buena relación de hermanas, "la villana de telenovelas" mostró preocupación ante la salud de la cantante de "Amor a la mexicana" cuando la prensa le preguntó si sabía que estaba atravesando momentos complicados de salud.

A mediados de febrero, Thalía contó a sus fans que se encontraba perpleja con el diagnóstico que le había dado su doctor, quien confirmó que padecía disgeusa, una enfermedad que le ha alterado su gusto, generándole un mal sabor de boca que persiste durante todo el día.

La famosa acudió con su doctor de cabecera, luego de que un mal sabor de boca persistiera por semanas:

"Es una alteración del gusto con un sabor constante a sal, a metal, 24/7 y no puedo dejar de sentirlo, pensé que se iba a terminar, pero no, sigue igual", dijo visiblemente preocupada.

Y aunque Thalía ha encontrado algunas soluciones caseras para dispersar, aunque sea a ratos, el mal sabor de boca, su doctor le incidió que podría padecer la enfermedad por meses o hasta años.

En este contexto, cuando los medios de comunicación tuvieron oportunidad de entrevistar a Zapata, en su aparición en el 80° aniversario de La Casa del Actor, no dudaron en preguntarle por la salud de su hermana con la que, hace años, dejó de tener una relación fraterna.

Para la sorpresa de las reporteras y los reporteros, la actriz sí contestó, pues ya son varias las ocasiones en que indica que no responderá a las preguntas relacionadas a Thalía o cualquiera de las integrantes de la familia Sodi, con quienes no está en buenos términos.

Pero, tratándose de una cuestión de salud, Laura no dudó en enviar deseos de pronta recuperación a Thalía:

"Yo le deseo que recupere, de verdad (es en serio, no es burla ni nada) el sentido del gusto, porque los seres humanos que pierden algunos de los sentidos, que los sentidos son los que contactan con el exterior, pues imagínate... y ella tan guapa, tan chula y tan exitosa", dijo a "Venga la alegría".

Sin embargo, no dejó pasar desapercibido que, a pesar de que Thalía es toda una estrella, ella fue la primera de las dos que forjó una carrera artística.

"Yo fui primero, cariño", dijo acompañada de una carcajada.

Los roces entre Zapata y Thalía comenzaron en 2002, cuando la actriz y otra de sus hermanas, Ernestina Sodi, fueron secuestradas, pues la familia llegó a creer que fue Laura quien pactó con los secuestradores llevar a cabo el secuestro, supuestamente, para dividirse el dinero que sus conocidos entregarían para ser puestas en libertad.

"Fui acusada de ser el cerebro del secuestro", dijo la actriz a Pati Chapoy en una reciente entrevista.

Pero la mala relación, que persistió con los años, se agudizó cuando Laura se enteró que sus hermanas tenían el dinero que doña Eva Mange, su abuelita, había obtenido al vender una propiedad, cantidad que nunca regresaron; la única que lo hizo fue Thalía, pero a pesar de ello, la actriz llegó a la conclusión que lo mejor era cortar toda relación con su familia.