Lisa Kudrow, entre su nuevo film para Disney, el recuerdo de Friends y un aterrador momento junto a Taylor Swift: “Me siento afortunada de poder hacer reír a la gente”

·9  min de lectura
Lisa Kudrow es una estrella de Broadway en el flamante film de Disney+
Sthanlee B. Mirador

Lisa Kudrow creció en Encino, California, consumiendo películas de mujeres comediantes. “Tenía una admiración muy grande por actrices como Katharine Hepburn, Lucille Ball y Barbra Streisand, estaba todo el tiempo mirando Funny Girl”, le cuenta vía Zoom a LA NACION con un entusiasmo contagioso sobre el impacto que tuvo el arte en esa joven que estaba descubriendo su vocación, con sus referentes sosteniéndola y con ella misma muy segura del lugar al que quería llegar.

Su interpretación de una estrella de Broadway que quedó relegada con el paso del tiempo en Nate, mejor tarde que nunca -el film de Disney+ que llega este viernes al servicio de streaming- se siente genuina precisamente porque la actriz vivió su propia historia coming of age en la que su gran anhelo era “brindarle un poco de alegría a la gente”.

En el largometraje dirigido por Tim Federle basado en su novela homónima, quien se muestra seguro de lo que tiene para ofrecer es Nate Foster (Rueby Wood), un adolescente de 13 años quien vive en Pittsburgh y se escapa a Nueva York con su mejor amiga Libby (Aria Brooks) para audicionar para la puesta de Broadway del film Lilo y Stitch. Allí, se reencuentra con su tía Heidi (Kudrow), quien le da el apoyo necesario para esos primeros -y cruciales- pasos en un mundo abrumador.

“Desde el momento en que hice el casting para la película que ya estaba enganchado, me enamoré de Nate y de su amistad con Libby, hay algo mágico allí, estamos hablando de un film que tiene un mensaje muy importante e inspirador para quienes están seguros de su camino ”, le cuenta Wood a LA NACION. Brooks, por su parte, destaca el resurgimiento de los musicales y asegura que Nate, mejor tarde que nunca aporta un necesario grano de arena al contexto. “Amo el concepto de trasladar una película, una serie o un libro a un musical que se pueda disfrutar por streaming, como lo que estamos haciendo, creo que es muy interesante, especialmente para la gente a le que le gustan los musicales en las series, como el caso de High School Musical: The Musical”, explica la joven actriz.

En efecto, no es casual que el cantante y actor Joshua Bassett, una de las figuras teen más populares del momento, sea parte del largometraje, que está en sintonía con High School Musical: The Musical. En una conferencia de prensa de la que participó LA NACION, el artista habla de cómo fue ser convocado para el personaje de Anthony, el hermano de Nate, quien curiosamente no canta en el film. Algo que en principio resultó extraño para Bassett, debido a que el año pasado editó su álbum debut.

Rueby Wood brilla en el film de Tim Federle
Rueby Wood brilla en el film de Tim Federle


Rueby Wood brilla en el film de Tim Federle

“Cuando estábamos filmando la segunda temporada de High School Musical, Tim [Federle] me dijo: ‘Estamos haciendo esta película y me encantaría que consideraras el papel de Anthony. ¿Puedo enviarte el guion?’ Y solo pude decir: ‘Absolutamente’. Y recuerdo vívidamente esto: para mí normalmente es difícil leer guiones. Generalmente me toma semanas o la gente me tiene que rogar para que lo haga (risas), pero en este caso me senté en un café y lo leí de una sola vez, no me levanté, solo leí, y levanté el teléfono inmediatamente para decir: ‘Tim, ¿cómo diablos puedo hacer para ser parte de esta película? Necesito ser parte de esto’”, reveló Bassett y añadió: “A partir de ahí, fue un honor trabajar con él para averiguar quién era Anthony y cómo sería el vehículo para esta hermosa historia. Y así, cada paso del camino fue una alegría”.

Si bien tanto Bassett como Brooks se destacan en el film, el corazón del mismo reside en las secuencias en las que el personaje de Kudrow aconseja al de Wood, como pasándole la batuta y, al mismo tiempo, reconciliándose ella misma con un presente en el que debe soltar el haber perdido una fama cosechada en pos de vivir sin la presión de no ser constantemente exitosa. “ Heidi dejó todo por su arte, y hubo momentos en los que a mí me pasó lo mismo, hasta que tuve la suerte de protagonizar series y películas que me permitieron estar más presente para mi familia ”, le reveló la comediante a LA NACION, quien no solo se explayó sobre el orgullo de haber sido parte de Friends sino también de la serie que escribió y cocreó como lo fue The Comeback, y de Romy y Michele, la comedia de David Mirkin que protagonizó con Mira Sorvino, con quien recientemente se reencontró en los premios SAG. “Esos trabajos... No tengo más que palabras de agradecimiento por haber formado parte de ellos, como ahora de estar en una película que envía un mensaje tan positivo”, remarca.

Joshua Bassett y Lisa Kudrow en Nate, Mejor tarde que nunca
Joshua Bassett y Lisa Kudrow en Nate, Mejor tarde que nunca


Joshua Bassett y Lisa Kudrow en Nate, Mejor tarde que nunca

-En tu cuenta de Instagram definiste al film como “encantador”. ¿Qué fue lo que más te atrajo de la propuesta?

-Leí el guion y se pasó rapidísimo porque era tan divertido, avanzaba rápido, los personajes tenían sentido, y para mí, lo que pasaba era que cada vez que este chico era genuino consigo mismo, todo salía bien. Es un chico que se quiere mucho, aunque la gente se ría de él, aunque su hermano sienta vergüenza de él, aunque sus padres no lo entiendan pero lo amen, él igual no puede evitar quererse. Me encantó esa idea.

-Esta es una historia coming of age sobre alguien que siente pasión por algo y va por ello, ¿Cómo fue para vos cuándo descubriste tu pasión por la actuación, por la comedia improvisando con el grupo The Groundlings? ¿Recordás la primera vez que sentiste ese fuego interno que te llevó a querer ser actriz, a vivir de esto?

-Sí, lo recuerdo, fue de niña, cuando actuaba en algo o realizaba mis propios sketches frente a la gente y todos se reían, era genial. Pero la prueba real fue cuando me rechazaron por primera vez y aún así no quise renunciar. Descubrís que querés hacer esto verdaderamente cuando alguien te dice ‘no sos buena y nadie te va a querer ver’, que es algo que sucede bastante seguido, y aún así no querés dejarlo .

-¿Recordás tu primera audición?

-Sí, mi primera audición fue para Romy y Michele, se hizo una obra y había personajes menores y yo tuve que audicionar para los reemplazos de esos personajes (risas). Hacía las audiciones simplemente por el hecho de hacerlo. Esa fue mi primera audición y quedé.

-¿Fue difícil para vos ser comediante en un mundo, en ese momento, monopolizado por los hombres?

-Bueno, yo me considero una actriz cómica y en ese momento que mencionás tuve muchas referentes afortunadamente, como las mujeres de Saturday Night Live como Laraine Newman, actrices como Lucille Ball, Barbra Streisand, que para mí es muy graciosa, Funny Girl... Amo todas las películas que hizo. También está Goldie Hawn, y por supuesto Katharine Hepburn, reveo todo lo que hizo y es sencillamente inspirador.

-Hepburn en La adorable revoltosa, de Howard Hawks, es un hito en la comedia...

-¡Oh, sí! ¡Absolutamente!

-En cuanto a Nate, mejor tarde que nunca, ¿Cómo fue trabajar junto a Rueby Wood, un adolescente tan talentoso? Hay una escena en la que interpreta una canción clave para el film en el que tu personaje se emociona, ¿cómo fue ese momento?

-Rueby tiene un talento fenomenal. Respecto a esa escena, lo vimos cantar toda la canción, y no la habíamos escuchado antes. Quedamos todos genuinamente impactados. Creo que la cantó una vez antes de salir y después la estrenó con nosotros en el rodaje mismo. Nos fascinó, a mí me deslumbró y sé que Josh [Bassett] se sintió de la misma manera. Es una gran canción.

-Heidi, tu personaje, pone a la actuación por sobre todo, y eso tiene un costo que es dejar atrás a su hermana. ¿Tuviste algún momento en tu carrera en que te haya pasado algo similar, en el que tu vida personal se haya visto afectada por las decisiones que tomaste en tu vida profesional?

-Sí, claro, me parece que a todos los actores les pasa, especialmente cuando sos padre, eso pasa todo el tiempo. Dejar de filmar en Los Ángeles, que es donde vivís, para tener que ir a filmar fuera de la ciudad por dos meses... Bueno, ahora la respuesta a eso es un ‘no’ rotundo, no puedo, mi hijo va al colegio en Los Ángeles, y tiene su vida acá, por lo cual no puedo tomar decisiones que lo afecten.

-Mientras miraba la película me preguntaba si alguna vez habías interpretado una canción ante una audiencia masiva, además de ese pequeño momento con Taylor Swift en su tour 1989, en el que interpretaron juntas “Smelly Cat” [el tema insignia de Phoebe Buffay en Friends] en el Staples Center. ¿Cómo fue esa experiencia?

-¡Fue muy divertido! Estaba muy asustada los días previos porque creo que nunca había hecho algo así antes. No, claro que no lo hice. A veces me olvido de las cosas que hice, las archivo, pero eso nunca lo había hecho. Antes de salir, me acuerdo que estaban mi esposo y mi hijo, y me dijeron que miremos un poco, y yo no puedo estar en grandes multitudes, me asusto, no voy a recitales, no puedo estar con muchas personas. Así que dije: ‘Sí, voy a ver’ y yo estaba en un costado y la veo a Taylor arriba, a mi esposo y a mi hijo, y no pude salir con la gente, fue muy abrumador, pero cuando subí al escenario, estuve bien. Estando arriba del escenario me sentía aliviada de no estar en medio de la multitud.

-¿Qué se siente ser parte de un fenómeno cultural? Y no solo hablo de Friends sino también de Romy y Michele. ¿Qué se siente ser tan amada por estos tanques pop, película y serie?

-Es genial, es muy lindo. Estoy orgullosa de eso y me siento muy afortunada, de haberme topado con estas dos cosas en mi carrera , y dependiendo de cómo lo veas, The Comeback también es otra...

-The Comeback es brillante, al igual que tu actuación en Lo opuesto al sexo, de Don Roos

-Oh, muchas gracias. La verdad es que me siento muy afortunada, porque todo eso hizo que fuera más fácil decir: ‘Bueno, voy a descansar un poco y prestarle atención a mi vida familiar’. Pero tuve mucha suerte, Dios mío, la abundancia. Estuve en Friends, en Romy y Michele, en The Comeback, eso es un montón, siento que fueron producciones que hicieron feliz a la gente, como esta película, que además tiene un mensaje que me gusta mucho. Fue otra gran experiencia en mi carrera.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.