Anuncios
Yahoo se compromete a encontrar los mejores productos a los mejores precios. Podemos recibir un porcentaje del valor de las compras realizadas a través de los enlaces que están en esta página. Los precios y la disponibilidad están sujetos a cambios.

Los efectos adversos que han sufrido las personas que consumen medicamentos para bajar de peso

Ozempic y Wegovy, dos medicamentos que se utilizan tanto para perder peso como para tratar la diabetes tipo 2, se han vuelto muy populares, pero cada vez más personas están reportando diferentes complicaciones. (Getty Images) (Getty Images)
Ozempic y Wegovy, dos medicamentos que se utilizan tanto para perder peso como para tratar la diabetes tipo 2, se han vuelto muy populares, pero cada vez más personas están reportando diferentes complicaciones. (Getty Images) (Getty Images)

La popularidad de los medicamentos para adelgazar se ha disparado durante el último año y las personas han inundado las redes sociales con sus historias de éxito. Sin embargo, estos fármacos tienen riesgos potenciales, algunos más graves que otros.

A medida que medicamentos como Ozempic, Wegovy y Zepbound se vuelven familiares, aumenta el número de testimonios de expacientes sobre las diferentes complicaciones que han sufrido al consumirlos. La parálisis de estómago, las enfermedades gastrointestinales y los pensamientos suicidas son solo algunos de los problemas con los que estas personas han tenido que lidiar.

Estas son sus historias, junto a la opinión de los médicos sobre quiénes corren un riesgo mayor y cómo reducir las probabilidades de sufrir dichos efectos adversos.

“Este medicamento convirtió mi vida en un infierno”

Joanie Knight le contó a CNN que después de tomar Ozempic le diagnosticaron gastroparesia severa, también conocida como parálisis de estómago. Se trata de una afección que ralentiza o incluso detiene el movimiento de los alimentos desde el estómago hasta el intestino delgado provocando síntomas como dolor abdominal y vómitos, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales.

“Ojalá no lo hubiera tocado nunca. Ojalá no hubiera escuchado hablar de ese medicamento en mi vida”, dijo la mujer de 37 años de Angie, en Luisiana. “Este medicamento convirtió mi vida en un infierno. Un infierno terrible. Me ha costado dinero. Me ha causado mucho estrés, me ha arrebatado días y noches, privándome de viajes con mi familia. Me ha costado mucho y no vale la pena. El precio es demasiado alto”. Knight también dijo que su médico sospecha que el medicamento causó o exacerbó su problema.

Knight contó que comenzó a vomitar al improviso después de una cena de cumpleaños en 2021, a pesar de que no había comido mucho. “Pensé: ‘si no he comido demasiado, ¿cómo es posible que esté vomitando tanto?’”. Terminó acudiendo a un gastroenterólogo, que le dijo que su estómago estaba lleno de comida.

Knight dijo que sentía náuseas constantemente y tomaba medicamentos para combatirlas “como si fueran caramelos”. Finalmente dejó de tomar Ozempic y se sometió a una cirugía de bypass estomacal. “Antes tenía que tomar demasiadas vitaminas porque no comía. Ahora puedo comer lo suficiente como para no estar desnutrida”, comentó.

“De su boca salía una sustancia marrón y me di cuenta de que no respiraba”

Roy Webster, un padre australiano, contó que su esposa, Trish, murió después de tomar Ozempic junto con el medicamento para perder peso Saxenda porque quería adelgazar con vistas a la boda de su hija. Webster le dijo a “60 Minutos” que, si bien su esposa perdió peso, también enfermó.

Webster contó que en enero “algo fue muy mal” y Trish dejó de respirar. “De su boca salía una sustancia marrón y me di cuenta de que no respiraba, así que comencé a aplicarle reanimación cardiopulmonar”, contó. “Llovía a cántaros y la puse de lado porque no podía respirar”.

El certificado de defunción de Trish señaló una enfermedad gastrointestinal aguda como la causa de muerte. Webster cree que los medicamentos contribuyeron al fallecimiento de su esposa y ahora insta a otras personas a tener cuidado con ellos. “Nunca pensé que pudieras morir por eso”, dijo.

“Eructos con sabor y olor a huevo podrido”

Derron Borders le dijo a The Atlantic que mientras tomaba el medicamento, experimentó un efecto secundario frecuente que se ha denominado “eructos de Ozempic”. “Son eructos con sabor y olor a huevo podrido, o al menos creo que eso fue lo que escribí en Google”, recordó.

El sitio web de Ozempic cita las náuseas, la diarrea, el dolor de estómago, los vómitos y el estreñimiento como posibles efectos secundarios, pero no menciona los eructos. Sin embargo, los eructos (eructación, en lenguaje más formal) afectaron al 9 % de los pacientes en los ensayos clínicos de la semaglutida, el ingrediente activo de medicamentos como Ozempic. Dado que estos fármacos para perder peso retrasan el vaciado del estómago, los eructos con azufre pueden deberse a la acumulación de aire en el sistema digestivo.

“Pierdes los dientes por los vómitos excesivos”

Jaclyn Bjorklund, residente de Luisiana, está demandando a Novo Nordisk, el fabricante de Ozempic, alegando que el medicamento hizo que enfermara de gravedad. La demanda, que está publicada en el sitio web de su abogado, dice que la mujer de 44 años sufrió “daños graves” tras tomar el medicamento.

Bjorklund indicó en la demanda que estuvo consumiendo Ozempic durante más de un año y cambió a Mounjaro en julio de 2023. Según el recurso, los fármacos le provocaron “vómitos severos, dolor de estómago, ardor gastrointestinal, varias hospitalizaciones por problemas estomacales, incluidas visitas a urgencias, y la pérdida de dientes debido a los vómitos excesivos. También tuvo que tomar otros medicamentos para aliviar los vómitos y vomitaba los alimentos enteros incluso horas después de comer”.

“Tengo ganas de suicidarme”

La familia de un hombre identificado únicamente por su nombre de pila, Anthony, está hablando sobre su suicido tras comenzar a consumir Ozempic para la diabetes tipo 2.

La hermana de Anthony, Merlene Hall, le dijo a NBC News que su hermano se volvió inusualmente callado casi desde que empezó a tomar Ozempic en febrero. A principios de mayo, parecía agotado y su estado de ánimo estaba empeorando.

“Solía ser muy carismático, hablaba bastante y hacía bromas. Era una persona bastante extrovertida. Pero estaba bastante callado”, contó su prometida, Carolyn Hasty. “Un día llegué a casa y estaba sentado en la cocina y me dijo: ‘Ayúdame, nena, tienes que ayudarme. Tengo ganas de suicidarme’”.

El 14 de mayo, Anthony se quitó la vida en su casa. Su familia dijo que en el pasado había sufrido depresión, pero que la medicación exacerbó sus síntomas. “Creo que el Ozempic incitó esos pensamientos suicidas”, dijo Hall.

A diferencia del Ozempic, Wegovy incluye una advertencia sobre los pensamientos suicidas. Según Drugs.com, “los pacientes con antecedentes de intentos suicidas o ideación suicida activa deben evitar la semaglutida (Wegovy) para perder peso.

“Si hubiera conocido los efectos secundarios... jamás lo hubiera tomado”

Dawn Gentle tomó Ozempic para tratar su diabetes tipo 2 entre 2018 y 2021, pero le contó a Healthline que la llevaron a urgencias en 2021 tras experimentar un grave dolor de estómago. Le diagnosticaron pancreatitis, una inflamación del páncreas.

“Me enteré de este efecto secundario después de que me llevaran de urgencia al hospital”, dijo Gentle. “El médico me preguntó qué medicamentos estaba tomando para la diabetes. Cuando le informé sobre el Ozempic, me dijo que dejara de tomarlo de inmediato. Me había causado la pancreatitis”.

Permaneció en el hospital durante una semana y desde que recibió el diagnóstico ha tenido que someterse a cuatro procedimientos para tratar la afección. También se enteró de que tenía un tumor cancerígeno en el extremo del páncreas. “Cuando le pregunté al médico si también lo había causado el Ozempic, fue lo suficientemente honesto como para decirme que era bastante probable”, contó.

Sin embargo, la Dra. Rekha Kumar, directora médica de Found, dijo a Healthline que hasta el momento las investigaciones no han demostrado que los medicamentos GLP-1 causen cáncer de páncreas. “Es una correlación, no una causalidad. Eso ha sido bien estudiado”, dijo Kumar.

Gentle dijo que desearía no haber tomado nunca el medicamento. “Si hubiera conocido sus efectos secundarios... Jamás lo hubiera hecho”, dijo.

La opinión de los médicos

Los medicamentos para perder peso se han convertido en una opción popular para adelgazar. Según una encuesta de la Kaiser Family Foundation, el 4 % de los adultos dicen que actualmente están tomando un fármaco recetado para bajar de peso y uno de cada 10 reconocen haber tomado uno en el pasado.

A pesar de las historias aterradoras, los médicos dicen que las complicaciones graves de estos medicamentos no son comunes. “No importa de qué tipo de medicamento se trate, siempre existe cierto riesgo”, le dijo a Yahoo Vida y Estilo el doctor Mir Ali, cirujano bariátrico y director médico del Centro Quirúrgico de Pérdida de Peso MemorialCare en Fountain Valley, California. “Estos medicamentos son seguros en sentido general y la incidencia de complicaciones graves es baja”.

El doctor Kunal Shah, del Centro Médico Robert Wood Johnson de Rutgers, coincide con su opinión y le dijo a Yahoo Vida y Estilo que las complicaciones graves son “extremadamente inusuales, pero sin duda pueden producirse”. Añadió que “los problemas gastrointestinales son relativamente comunes. Al inicio las personas tendrán un poco de náuseas, diarrea o estreñimiento, síntomas que generalmente desaparecen después de cierto período de tiempo”.

Por lo general, los médicos recetan estos medicamentos en dosis más bajas al inicio y luego las van aumentando para reducir el riesgo de que se produzcan esos efectos secundarios, explicó Ali.

Un estudio reciente descubrió que quienes tomaban medicamentos GLP-1, como Ozempic, para perder peso tenían un riesgo mayor de sufrir pancreatitis, obstrucción intestinal y gastroparesia. Pero cada persona es diferente, apuntó Steven Batash, gastroenterólogo y director del Centro Endoscópico de Pérdida de Peso Batash, en una conversación con Yahoo Vida y Estilo. “Es importante recordar que los efectos de los medicamentos para adelgazar pueden variar bastante de una persona a otra”, explicó. “Factores como la salud general, padecer afecciones médicas, los medicamentos que se toman al mismo tiempo y las respuestas individuales pueden influir en la manera en que estos medicamentos afectan a los pacientes”.

Los pacientes que ya tienen problemas estomacales y aquellos con afecciones de la tiroides pueden presentar un riesgo mayor de sufrir complicaciones, subrayó Ali. Sin embargo, más allá de las evidencias anecdóticas, aún no se ha establecido un vínculo entre los medicamentos para bajar de peso y los pensamientos suicidas, según Shah, pero si sufres depresión, deberías consultarlo con tu médico.

En general, los especialistas subrayan la importancia de hablar con el médico de cabecera antes de tomar uno de estos medicamentos para perder peso y mantener ese canal de comunicación abierto mientras los consumes. “Es importante consultar a un profesional de la salud para que les explique a los pacientes los posibles síntomas”, dijo Batash.

Los médicos recomiendan tener paciencia con los efectos secundarios leves, como las náuseas, al menos al inicio del tratamiento. “Los usuarios deben darle un margen de tiempo a su cuerpo para que se adapte a los medicamentos para perder peso”, indicó Batash. “Mientras tanto, es fundamental mantenerse bien hidratados”.

Pero Shah también aconseja comentarle cualquier síntoma persistente al médico. “Los síntomas gastrointestinales constantes son motivo de preocupación”, dijo. “Son medicamentos relativamente seguros, pero todo el mundo debe ser consciente de sus posibles efectos adversos”.

Korin Miller