Los mejores jabones para cuidar nuestra piel (y cuáles tenemos que descartar de inmediato)

·6  min de lectura

En homenaje a Yahoo Respuestas, el que fuera uno de los productos estrellas de Yahoo, rescatamos algunas de las preguntas más populares y las explicamos a fondo

Spa procedure concept. Cropped and back view of young adult woman taking bath, washed back holding sponge in hand and resting in bathroom at home
Al momento de elegir un jabón, hay que prestar especial atención a los sulfatos, unos detergentes sintéticos que permiten generar espuma de la manera más barata, pero que son muy agresivos

La piel es el órgano más grande del ser humano y juega un papel fundamental en su salud, al protegerlo de enfermedades, lesiones y regular la temperatura corporal. Por ello su cuidado es importantísimo y no solo basta con limpiarla con frecuencia, sino que hay que hacerlo de la manera adecuada y sobre todo con los productos idóneos.

Año a año gastamos un dineral en champús, geles y jabones, porque se nos ofrecen como la solución para eliminar las células muertas de la piel, la grasa y la suciedad. Sin embargo, pocas veces nos detenemos a revisar si los mismos no podrían abrir las puertas a problemas como resequedades, irritaciones e incluso alergias. Por este motivo en Yahoo Vida y Estilo intentaremos determinar con la ayuda de expertos cuáles son los jabones más indicados a la hora de ducharnos.

"Respetar el PH"

“La higiene es un cuidado diario básico para eliminar de la piel la suciedad endógena como el sebo o el sudor y la suciedad provocada por el medio ambiente como la polución, además de suprimir los olores desagradables, sin alterar las características ni el estado de la piel”, considera la farmacéutica española Alba Elizalde, quien en una entrevista señaló: “Los productos de higiene deben ser afines con la fisiología de cada tipo de piel, respetando el pH ligeramente ácido de la misma (alrededor de 5,5) y sin mostrar efectos irritantes ni sensibilizantes; en definitiva, deben eliminar la suciedad de la piel respetando al máximo la flora y la barrera cutánea”.

Lo barato sale caro: atención a los sulfatos

En la actualidad hay decenas de productos, líquidos y en barras, que prometen limpiar nuestra piel sin dañarla. Sin embargo, de esas ofertas muchas son engañosas y por eso hay que estar atento a la composición de estos productos. Hay que prestar especial atención a los sulfatos, unos detergentes sintéticos que permiten generar espuma de la manera más barata, pero que son muy agresivos.

Dado su alto poder detergente, estos ingredientes arrasan con todo, tanto con la suciedad como los aceites naturales generados por la piel para protegernos de los agentes externos, lo cual con el paso del tiempo puede producir un aumento de la sequedad, picazón, irritación e inflamación. Todo esto también puede empeorar afecciones de la piel tales como el acné, los eccemas y la dermatitis. Pese a estos efectos estos componentes son muy utilizados por la industria cosmetológica y del aseo personal en la actualidad, porque permiten abaratar los costos de producción.

(VIDEO) Los beneficios de estos jabones artesanales que puedes hacer en casa

¿Pero por qué puede pasar esto? 

Los aceites que eliminan los jabones convencionales mantienen la piel hidratada y sin ellos ella se vuelve susceptible a grietas, poniendo así en peligro su función como barrera protectora.

En 2017 un grupo de investigadores mexicanos de la Universidad de San Luis Potosí y del Departamento de Dermatología del Hospital Central “Ignacio Morones Prieto” publicaron el “Estudio del efecto citotóxico e irritativo de jabones para la limpieza cutánea”, en el cual hallaron que 37% de los jabones comercializados en México provocaban cambios en la piel nada deseables. Para la investigación entrevistaron a 300 personas sobre sus hábitos de limpieza y las sometieron a pruebas con distintos tipos de productos de aseo personal.

Closeup view of people holding soap bars on white background, collage. Banner design
Closeup view of people holding soap bars on white background, collage. Banner design

“Advertimos que, según su frecuencia y la cantidad de producto empleado, el uso de jabón para la limpieza de la piel podría tener implicaciones sobre la salud cutánea, al favorecer la aparición, exacerbación o persistencia de dermatosis inflamatorias, así como inducir procesos degenerativos agudos o crónicos”, concluyeron los investigadores.

A tomar nota

Pero entonces, ¿qué jabón deberíamos utilizar? y ¿cuáles son las características por las cuáles podemos reconocerlos?

“Lo primero que hay que hacer es evaluar el tipo de la piel de la persona, si es grasosa o seca. Si la persona tiene una piel grasa, pues debería utilizar un jabón que tenga entre sus componentes ácido acetilsalicílico, el cual disminuye la cantidad de grasa. Sin embargo, si la persona tiene una piel seca se debe utilizar uno que sea elaborado con glicerina o con sustitutos del jabón como los “syndet”, explicó la dermatóloga egresada de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Fabiana Ortega.

Los “syndet” son unos detergentes sintéticos que eliminan la suciedad gracias a la incorporación de tensioactivos en sus fórmulas. Los tensioactivos son moléculas que captan la suciedad como un imán y facilitan su eliminación por arrastre, respetando al máximo el filme hidrolipídico y la flora de la piel.

No obstante, desde la Organización de Consumidores de España (OCU) instan a los usuarios a tener cuidado con tensioactivos como laurilsulfato de sodio (SLS), porque su uso en exceso también puede ser perjudicial; y apunta que los productos que contienen glucósidos (decyl glucoside, coco glucoside o lauryl glucoside) y las betainas (coco betaine cocamidopropyl betaine o disodium cocoamphodiacetate) pueden ser mejores opciones. 

female  manicure. Beautiful young woman's hands holding a soap on pastel pink background
Cada vez son más los que se decantan por productos naturales o artesanos, sin aditivos químicos

Cada vez son más los que se decantan por productos naturales o artesanos, sin aditivos químicos. Hoy por hoy abundan las opciones elaboradas a partir aceites de coco, cacao o de oliva, así como de manteca de cerdo, avena o glicerina, los cuales además de ofrecer una limpieza sin dañar la piel, también afirman que pueden coadyuvar a frenar el envejecimiento y que son respetuosas con el medio ambiente.

Las líneas que no se deben cruzar

La dermatóloga Ortega no sólo aclaró cuáles jabones deberíamos utilizar, sino también cuáles no. “No se deberían utilizar nunca los jabones detergentes para limpiar superficies del hogar o para lavar la ropa o aquel que no se adecue a las necesidades de tu piel”.

Desde la Clínica Mayo, por su parte, también alertan sobre los riesgos de las duchas o baño prolongados y con agua caliente, porque “eliminan los aceites naturales de la piel”. “Limita la duración del baño o de la ducha y usa agua tibia”, recomiendan en su sitio web.

Y, por último, también hay que tener cuidado con la cantidad de gel o jabón que se aplique en cada baño. “Unos 30 mililitros –aproximadamente 2 cucharadas- es suficiente para todo el cuerpo. Una vez hayas terminado, es importantísimo que te asegures de haber eliminado bien todo el jabón, pues de lo contrario podrías irritar la piel”, apuntan desde los laboratorios Leti piden tener.

En definitiva:

  • Si tienes la piel grasa: utilizar un jabón que tenga entre sus componentes ácido acetilsalicílico

  • Si tienes la piel seca: utilizar un jabón que sea elaborado con glicerina

  • El mejor jabón es el neutro porque sirve para cualquier tipo de piel 

  • Recuerda: evitar jabones que contengan sulfatos y no abusar de los llamados 'syndet'

  • Y atención: ten cuidado a la hora de escoger un jabón para la cara. Nunca uses el mismo con el que lavas tu cuerpo.

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Mantén tu higiene bucal sin ensuciar al planeta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.