Luca Guadagnino: "No entiendo a la gente que va al cine a distraerse"

Agencia EFE
·4  min de lectura

San Sebastián (España), 21 sep (EFE).- El director de "Call me by your name", Luca Guadagnino, presidente del jurado de la sección oficial del 68 Festival de Cine de San Sebastián (España), ha presentado hoy en una proyección especial su primera serie de televisión, "We are who we are", concebida "casi como una película" en ocho episodios.

"Me gusta contar historias y no veo que deba ponerme ningún tipo de limitación", ha asegurado el director italiano en una rueda de prensa en la que ha dejado clara su manera de entender el oficio.

"El cine debe crear en el público emoción y una necesidad incómoda y permanente de cambiar de ideas, no entiendo a la gente que dice ir al cine para distraerse, el cine debe conmocionarte", ha dicho Guadagnino (Palermo, Italia, 1971).

La única licencia que se ha permitido en la serie es rodar en digital en lugar de los 35 milímetros habituales en su filmografía. "Lo decidimos así porque nos pareció que la tecnología digital reflejaba mejor el concepto de 'aquí y ahora' que pretende transmitir la serie, pero aparte de eso no ha cambiado demasiado lo que suelo hacer".

"We are who we are", que ya puede verse en HBO, explora temas como la amistad, el amor y la identidad sexual a través de dos adolescentes que viven en una base militar de EEUU en Venecia; Fraser (Jack Dylan Grazer) un chico de catorce años con dos madres militares y Caitlin (Jordan Kristine Seamon), ambos confusos en lo que respecta a sus identidades sexuales y de género.

"Creo que la fluidez géneros es parte de nuestra forma de ser, no es algo específico de los jóvenes de ahora", ha opinado Guadagnino. "Es cierto que el adolescente es alguien fluido en esencia, sus cuerpos están cambiando de niño a adulto, son fluidos necesariamente para poder adaptarse a los cambios".

"Pero también creo que los adultos pueden sentir ese mismo desasosiego cuando empiezan a pensar en las promesas a las que han fallado o lo que han perdido", ha agregado.

Sobre la idea de ubicar la trama en una base militar estadounidense en Italia, Guadagnino ha explicado que la idea del "microcosmos" le parecía interesante desde un punto de vista narrativo.

"Es un mundo contenido y a la vez el paradigma de un mundo más grande, para cualquier director es muy potente, te da la posibilidad de tomar la parte por el todo, con estos personajes que no saben a dónde pertenecen y cual es su lugar en mundo, están en un lugar de paso, una pequeña América y a la vez confrontan un mundo exterior, diferente".

Nacido en Palermo, hijo de padre italiano y madre argelina, Guadagnino pasó su infancia en Etiopía. "Me considero afortunado porque crecí en muchos sitios y esa sensación de desplazamiento me ayuda a mantener mi mente abierta".

Preguntado por el trabajo con los actores, ha explicado que su método consiste en tratar de entenderlos y "crear una suerte de niño que sale de la síntesis entre el personaje y el actor para que el personaje esté vivo en pantalla".

"Intento asegurarme de que, una vez que pongo en pantalla algo, la idea de representación colapsa y eres testigo de algo que puede suceder en la realidad", ha subrayado.

Guadagnino debutó en la dirección en 1999 con "The Protagonists", a la que siguieron "Melissa P" (2005) y "Io sono l'amore" (2009), nominada al Oscar al Mejor Vestuario y al Golden Globe y al BAFTA a la mejor película extranjera.

Su mayor éxito hasta hoy ha sido "Call Me by Your Name", que ganó el Oscar al Mejor Guión Adaptado y fue nominada a mejor película. El director ha dicho hoy tener un "sentimiento ambiguo" respecto al cambio de normativa de los Oscar para ser más inclusivos, adoptado recientemente.

"Doy la bienvenida a la idea de expandir el acceso a la producción de cine a todo tipo de personas que han estado excluidas, pero por otro lado, incluir un personaje miembro de una minoría no garantiza que la película sea progresista, hay muchas películas reaccionarias, pese a tener equipos diversos, es el espíritu del director lo que importa".

Magdalena Tsanis

(c) Agencia EFE