Anuncios

Lucy Boynton ha tenido que luchar contra la falta se seguridad en sí misma

Lucy Boynton credit:Bang Showbiz
Lucy Boynton credit:Bang Showbiz

Lleva actuando desde los 12 años, se ganó la fama mundial con su primer gran papel en el cine y derritió el corazón de una estrella de Hollywood.

Pero la estrella de ‘Bohemian Rhapsody’, Lucy Boynton, cuenta a la revista You que, a pesar de su fulgurante carrera y de su romance con Rami Malek, ha luchado contra la falta de confianza en sí misma.

Nacida en Nueva York, pero criada en el sur de Londres, Lucy, de 28 años, dice que el hecho de tener dos periodistas británicos como padres debería haberla ayudado a prepararse para la vida pública, sin embargo, no ha sido así.

“Oír a mi mamá hablar de las entrevistas a los actores me hizo sentir un poco menos intimidada. Pero lo olvido todo cuando tengo que hacer una porque me pongo muy nerviosa”, dijo

La actriz aseguró en la entrevista que escribir el tema ‘Love of My Life’ para la premiada película biográfica de Freddie Mercury, en la que interpreta a su mejor amiga, Mary Austin, le ha dado más confianza.

Con esa cinta, Boynton ha llegado a lo más alto, tanto en lo romántico como en su carrera. En su discurso de aceptación de los premios Óscar a mejor actor de 2019, Rami Malek, de 40 años, que interpretó a Mercury, dijo: “Lucy Boynton, eres el corazón de esta película, tienes más que un inmenso talento, has capturado mi corazón. Muchas gracias”.

Dicho discurso representó para la actriz un parteaguas a manera personal: “Parece una tontería, pero realmente no era consciente del elemento público que tiene. Sólo estás absorbiendo, milisegundo a milisegundo, lo que está sucediendo, y de repente oyes los aplausos y te das cuenta de que ha sido un momento público, lo cual es un poco extraño".

Y añade: "De ‘Bohemian Rhapsody’ aprendí que la gente quiere hablar contigo sobre lo que está pasando. Puede ser realmente intimidante, pero intento recordar que todo el mundo... está improvisando”.

“He crecido en un entorno muy creativo... que no sigue una estructura específica, y eso ha sido liberador, porque cuando mi trabajo no ha seguido un camino específico, no ha habido pánico".