Anuncios

Música compuesta en los campos de concentración de Auschwitz sonará por primera vez tras ser restaurada

Música compuesta en los campos de concentración de Auschwitz sonará por primera vez tras ser restaurada

(CNN) -- La próxima semana se interpretarán por primera vez fragmentos de partituras musicales descubiertas en Auschwitz tras haber sido minuciosamente restauradas por un compositor.

Leo Geyer, de 31 años y director de orquesta, dijo que tropezó con la colección de manuscritos musicales por accidente durante una visita a Auschwitz en 2015.

Geyer visitaba el antiguo campo de concentración nazi tras recibir el encargo de componer una partitura musical en memoria de Martin Gilbert, historiador británico y experto en el Holocausto fallecido en febrero de ese año.

Geyer, que no es judío, viajó a Polonia para "hacerse una idea de la solemnidad" del trabajo de Gilbert. Allí se reunió con un archivero del Museo Conmemorativo de Auschwitz-Birkenau, quien le comentó que tenían restos de partituras musicales arregladas y tocadas por las orquestas del campo.

Así era Auschwitz, el infame campo de concentración del Holocausto nazi

Una actuación orquestal en Auschwitz. (Crédito: The Auschwitz Memorial)

"Sabía que había orquestas en Auschwitz y de eso estábamos hablando porque, como músico, era algo que me interesaba", dijo Geyer en una entrevista telefónica con CNN este jueves.

"Fue entonces cuando mencionó los manuscritos del archivo. Casi me caigo cuando me lo dijo por primera vez: no podía creer que algo así hubiera pasado casi desapercibido durante casi 80 años".

Un mes después, Geyer regresó a Polonia para inspeccionar las partituras.

"Fue entonces cuando comprendí por qué la gente había tardado tanto en interesarse", dijo, y explicó que el archivo contiene "210 piezas musicales de distintos niveles de terminación".

"La música había sido destruida en su mayor parte, así que lo que queda es casi como un rompecabezas roto, salvo que hay varios y están todos mezclados", dijo, añadiendo que desde entonces ha vuelto otras cuatro veces.

Leo Geyer ha viajado seis veces a Auschwitz desde 2015 en su empeño por restaurar las partituras descubiertas en el campo de concentración nazi. (Crédito: Leo Geyer)

Geyer, que está realizando un doctorado en música y composición en la Universidad de Oxford, dijo que está decidido a recrear las piezas y darles vida. Ha investigado a fondo los testimonios de Auschwitz y la historia de la música en los campos.

La mayoría de los campos de concentración contaban con algún tipo de orquesta formada por prisioneros que tocaban los instrumentos que tenían a su disposición, dijo a CNN.

"Llegó a haber hasta seis orquestas en Auschwitz y todas estaban autorizadas por las SS y, en algunos casos, por encargo de las SS", dijo.

"La mayoría eran bastante pequeñas y tenían una extraña mezcolanza de instrumentos", dijo, añadiendo que los acordeones y los saxofones, que no eran habituales en las orquestas tradicionales, eran especialmente comunes. Otros instrumentos, como oboes y fagotes, estaban totalmente ausentes.

Amazon retira adornos navideños que muestran el campo de concentración de Auschwitz

Anita Lasker-Wallfisch, superviviente del Holocausto, sostiene un retrato suyo tocando el violonchelo, tomado en Berlín antes de la Segunda Guerra Mundial, durante una entrevista previa al 60 aniversario de la liberación de Auschwitz, el 18 de enero de 2005 en Londres. (Crédito: Jim Watson/AFP/Getty Images)

"En la orquesta de mujeres de Birkenau no hubo violonchelista durante años hasta que consiguieron una", dijo.

Esa violonchelista era Anita Lasker-Wallfisch. Sobrevivió al holocausto y aún vive en Gran Bretaña. Su nieto Simon Wallfisch, barítono, participará en la representación del lunes en el teatro Sadler's Wells de Londres.

Recordando su experiencia en una entrevista en línea con el Holocaust Memorial Day Trust, Lasker-Wallfisch dijo: "Que sobreviviera casi un año en Auschwitz se debe sin duda a que me convertí en miembro de la orquesta del campo. Mientras los alemanes hubieran querido una orquesta, habría sido contraproducente matarnos.

"Nuestra tarea consistía en tocar todas las mañanas y todas las tardes en la puerta del campo para que los comandos de trabajo salientes y entrantes marcharan ordenadamente al compás de las marchas que tocábamos. También teníamos que estar disponibles en todo momento para tocar para el personal individual de las SS que entraba en nuestro bloque y quería escuchar algo de música después de haber enviado a miles de personas a la muerte".

Anita Lasker-Wallfisch, que vive en Londres, junto a Geyer. Su nieto Simon Wallfisch, barítono, interpretará la música restaurada de Auschwitz con Geyer y su orquesta. (Crédito: Leo Geyer)

Un rayo de luz en la oscuridad

Según Geyer, a veces las orquestas tocaban en secreto para otros prisioneros.

"Muchas personas estaban muy agradecidas por la música que escuchaban, les daba una sensación de normalidad en un lugar inimaginable, un rayo de luz en la oscuridad".

También hubo ocasiones en que la música se utilizó para sublevarse.

"Muchos de los músicos empezaron a rebelarse con lo que llamamos criptogramas musicales, que consisten en incluir mensajes de algún tipo en la música", explica Geyer, describiendo actos "descarados" como la inclusión del himno nacional polaco en la música de marcha.

Muchas de las piezas que descubrió Geyer están incompletas y algunas tienen los bordes quemados. Su tarea consistió en unir las secciones que encajaban y recomponer las partes que faltaban.

"Hay una gran mezcla", dice Geyer. "Hay música impresa que tiene poco interés. Lo más interesante es la música en la que han escrito composiciones o arreglos de memoria".

Geyer dirigió una orquesta más tradicional. Las que tocaban en los campos estaban formadas por cualquier instrumento disponible, e interpretaban un "mezcolanza" de música, dijo. (Crédito: Leo Geyer)

"Es algo asombrosamente difícil de hacer. Es como intentar recordar una novela, palabra por palabra, pero la música es inmensamente más complicada", con muchos instrumentos diferentes a tener en cuenta, añadió.

Cuatro de las piezas restauradas serán interpretadas en el Sadler's Wells por Constella Music, la fuerza creativa de Geyer, cuyo trabajo abarca la ópera, la danza, el cine y la música de concierto. "Orchestras of Auschwitz" se interpretará en un concierto para celebrar el décimo aniversario de Constella Music.

Se interpretará como podría haber sido en la época, con acordeones y saxofones y sin instrumentos de viento de madera.

"Suena casi siniestro", dijo Geyer, que añadió: "Organizamos este acto para sensibilizar a la opinión pública y recaudar fondos para poder terminar el resto del trabajo y presentar la serie completa para que la gente pueda escuchar esta música en todo el mundo".