Anuncios

Mad About You: el cruce con Seinfeld, la búsqueda por mostrar el lado B de las parejas, y la protagonista que no fue

Mad About You, una sitcom que marcó una época de la pantalla chica
Mad About You, una sitcom que marcó una época de la pantalla chica - Créditos: @Captura

Durante la última década del siglo XX, hubo muchas sitcoms para adultos que dejaron huella. Rápidamente, cualquier espectador armaría un posible podio con Seinfeld, Los Simpson y Casados con hijos como tres títulos que marcaron un quiebre. Y aunque no aparece en esta lista, hubo otra ficción que también fue un éxito durante esos años: Mad About You, una propuesta que con ingenio supo retratar la cara más íntima de una joven pareja.

Reiser y Hunt, una pareja perfecta

Paul Reiser era un famoso comediante cuando a finales de los 80 comenzó a masticar la idea de una sitcom propia. Tanto él como su amigo y productor Danny Jacobson se habían casado recientemente y solían charlar sobre los puntos altos y bajos que tenía la vida matrimonial. En esas puestas en común sobre sus experiencias personales, nació la premisa de su serie. Ambos tuvieron la posibilidad de presentarle su proyecto a los directivos de la NBC, quienes se mostraron interesados rápidamente. En esa reunión, Reiser y Jacobson aseguraron que la intención era hacer un título en la línea de Treinta y pico (un popular drama sobre la agridulce vida de un grupo de parejas), pero con el acento puesto en el lado cómico del asunto. Para los dos, el eje era el de mostrar la cara oculta de un hombre y una mujer que viven juntos en Nueva York y cómo es su intimidad cuando se encuentran lejos de la mirada de sus amigos y familiares.

Teri Hatcher estuvo a un paso de protagonizar Mad About You. Una vez que esa opción quedó trunca fue elegida para ser la nueva Lois Lane televisiva
Teri Hatcher estuvo a un paso de protagonizar Mad About You. Una vez que esa opción quedó trunca fue elegida para ser la nueva Lois Lane televisiva - Créditos: @cccsupermanfans.files.wordpress.com

El primer desafío era encontrar el contrapunto perfecto para Reiser , una actriz que tuviera carácter, carisma, y que pudiera personificar a la magnética Jamie, la esposa del protagonista. La primera opción fue Teri Hatcher, un nombre en ascenso que parecía destinada a quedarse con ese rol hasta que Reiser quiso probar a otra actriz a la que había conocido durante un almuerzo. Helen Hunt era amiga de la esposa de Paul y mientras escribía el piloto de su nueva sitcom, su rostro aparecía en la imaginación del actor. Aunque Hunt proyectaba una carrera en cine y la televisión no le interesaba demasiado, no pudo evitar sentirse interesada por la premisa de la sitcom y en una nota de la época recordó: “Paul me dijo que quería hacer un show que retratara ese momento en el que una pareja se va de la fiesta y la verdad que surge cuando ellos se quedan solos. Que una serie gire en su totalidad sobre momentos como ese, era el único tipo de ficción que podía llegar a interesarme como para justificar unos cinco años de trabajo”.

Reiser logró persuadirla de unirse al proyecto y convenció a los ejecutivos de la NBC de dejar ir a Hatcher (que era su primera opción). De este modo, la pareja central estaba conformada y la sitcom estaba en marcha.

Domicilio conyugal

Mientras realizaban el piloto, surgió un breve debate sobre cómo debía llamarse la serie (los productores insistían con Reiser o The Paul Reiser Show). Frente a esto, el protagonista les pidió que sacaran su nombre y sugirió el mucho más tractivo Mad About You. Junto a la pareja central, Paul y Jamie Buchman, el resto del grupo protagónico lo completaban la hermana mayor de ella, su mejor amiga y el primo de él. A través de ese núcleo compacto, Reiser y su equipo de guionistas podían retratar la intimidad de ese matrimonio y la dinámica con sus amistades más cercanas. Aunque el equipo creativo confiaba en esa fórmula, los primeros testeos no fueron los mejores.

Luego de proyectar el episodio piloto para evaluar las reacciones iniciales, la devolución no dio los resultados esperados. El público no mostró entusiasmo con el estilo de la serie, pero la innegable química entre Reiser y Hunt alcanzó para obtener un resultado que le permitiera al canal confiar en ese proyecto. Había mucho camino por delante, pero la historia prometía grandes resultados si los responsables encontraban el rumbo indicado. Y eso fue lo que sucedió.

El 23 de septiembre de 1992, Mad About You debutó en la televisión de los Estados Unidos y su recibimiento fue tibio . Su rating apenas alcanzaba para mantenerla al aire, a la espera de la cancelación o de un repunte en sus números. Y aunque era cierto que el retrato de la pareja estaba logrado, el público no terminaba de engancharse con la propuesta, pero poco a poco, la trama comenzó a tejer un camino más rico y a proyectar un arco de maduración que eventualmente dio grandes resultados.

La clave del éxito en Mad About You tuvo que ver con dar saltos de fe que al principio parecían imposibles. En esa búsqueda con darle una mayor profundidad a la historia estuvo muy involucrado Larry Charles, el coordinador del show a partir de la cuarta temporada (y que dicho sea de paso, venía de producir ni más ni menos que Seinfeld). Cuando se puso al frente de la ficción, Charles propuso un aire renovado y reveló: “Yo no estaba interesado en perpetuar el mito romántico del matrimonio. En este punto, se suponía que ellos llevan cuatro o cinco años casados y bueno, puede que estuvieran un poco cansados el uno del otro. Entonces mi objetivo era arrancar el aspecto artificial de esa pareja y mostrarlos como realmente eran, y para contar eso, contaba con dos grandes intérpretes”.

En su rol de coordinador, Charles apostó por centrar cada vez más las escenas alrededor de la pareja, e incluso impulsó la llegada de una bebé, un aspecto que inicialmente no les interesaba a los productores. La presencia de la pequeña Mabel dio pie a nuevos temas y a que la comedia se centrara en aspectos no tan habituales para una sitcom. Sobre esta nueva etapa del show, Hunt confesó: “La verdad es que deseábamos ver a esa pareja en distintos conflictos. Queríamos verlos lidiarlos con la infertilidad, con el lado oscuro de la maternidad y con esas situaciones que nosotros o nuestros amigos habían experimentado, para expresarlas en nuestra serie”.

En esa búsqueda por representar de forma más auténtica la vida conyugal quizás el capítulo más representativo sea “The Conversation”, en el que Paul y Jamie aguardaban 23 minutos en la puerta de la habitación de su bebé mientras se aguantan las ganas de consolarla ante sus constantes llantos. La pareja había leído que ese ejercicio reforzaba la personalidad de la pequeña, pero ellos no podían evitar discutir, consolarse, aliarse y enemistarse a lo largo de ese angustiante episodio, que fue filmado en una sola toma y en tiempo real. A la NBC no le gustaba ese tono menos idealista, pero cuando Mad About You tocó esa fibra, finalmente se convirtió en una de las comedias más queridas de la televisión.

Visitas inesperadas y su llegada al podio

Otro de los puntos en los que se apoyó el éxito de Mad About You tuvo que ver con los originales cruces con otras ficciones de la época. En las primeras temporadas, la actriz Lisa Kudrow interpretaba a Ursula , una moza algo distraída que atendía el café que frecuentaba la pareja. Ese personaje tuvo una relevancia inesperada cuando Kudrow se convirtió en una de las protagonistas de Friends y los productores de ambas ficciones decidieron proponer que Ursula y Phoebe fueran hermanas gemelas, dando pie así a un inesperado cruce entre ambos shows. Otra aplaudida aparición fue la visita de Kramer (Michael Richards) de Seinfeld al universo de Mad About You. Cuando Paul decide disponer de su viejo departamento se revela que su inquilino es el mencionado Kramer, una excusa para que el coprotagonista de esa serie “sobre nada” tenga un original cameo.

Promediando su sexta temporada, Mad About You era un verdadero suceso. El rating ubicaba a esta serie como una de las más vistas y el éxito era tan grande, que en la séptima temporada Reiser y Hunt cobraban un millón de dólares por capítulo. A pesar de eso, el equipo creativo sentía que la historia sobre esta pareja de neoyorquinos estaba cerca de su final. Sin la intención de agotar la propuesta, o peor aún, bajar la calidad del show, la producción acordó que la ficción llegara a su conclusión en la séptima temporada. En el episodio final, la acción se trasladaba veinte años al futuro y una Mabel adulta se dedicaba a narrar la historia de su familia, dándole un emotivo cierre a una de las sitcom más queridas de los años 90.

Paul Reiser y Helen Hunt, una inolvidable pareja de ficción
Paul Reiser y Helen Hunt, una inolvidable pareja de ficción - Créditos: @Sony

Durante todos los años que estuvo en pantalla, entre 1992 y 1999, Mad About You se instaló con fuerza en la cultura televisiva. Paul y Jamie lograron reflejar una nueva forma de entender a las parejas en televisión y así lograr que inocentes historias románticas dieran pie a un retrato más maduro (pero no por eso menos cómico) sobre la vida matrimonial.

¿Dónde se puede ver? Mad About You se encuentra disponible completa en Amazon Prime Video.