La madre de Meghan Markle, Doria Ragland, habla por primera vez: 'Los últimos cinco años han sido difíciles'

El segundo episodio de la docuserie Enrique y Meghan de Netflix se centra en la infancia de la duquesa de Sussex en Los Ángeles contado en primera persona por su madre, Doria Ragland. Además se muestran imágenes inéditas de la infancia de Meghan y un recorrido madre e hija en coche por el vecindario en el que se crió de niña. Es la primera vez que escuchamos hablar a la suegra del príncipe Harry y lo hace con contundencia para defender a su hija y explicar su versión de los hechos. El capítulo arranca con unas declaraciones de Doria donde dice la siguiente frase demoledora: "Los últimos cinco años han sido difíciles".


VER GALERÍA

meghan-madre-3
meghan-madre-3

PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DE LA GALERÍA

La madre de Meghan, de 66 años, ha sido un apoyo constante y fundamental a lo largo de toda su vida, pero también lo ha sido para el príncipe Harry y para sus nietos, Archie y Lilibet, que ven a su abuela materna con bastante asiduidad. Doria Ragland asegura que quiere contar su "experiencia como madre". "Me acuerdo que me contó que estaba saliendo con el príncipe Harry y nadie podía saberlo", explica entre susurros y sonrisas. "También me acuerdo de cuando le vi por primera vez (al Príncipe). Era el elegido". La relación madre-hija siempre ha sido muy especial, tal y como ella misma cuenta: “era una niña muy empática y muy madura. Recuerdo haberle preguntado a Meg –así como llaman cariñosamente a Meghan- si me veía como una mamá y ella me dijo que me veía como una hermana mayor controladora”.

VER GALERÍA

meghan-madre-1
meghan-madre-1

Sobre la infancia de su hija, Doria recuerda que crió a Meghan en un entorno rodeado de mujeres y que estudió entre los  2 y los 12 años en el colegio Hollywood, que ha visitado muchas décadas después. "Yo era la empollona, no era la guapa", recuerda Meghan, a la vez que rememora sus inicios en el "activismo" escribiendo una carta para que cambiaran un anuncio que consideraba sexista. Aunque, sin duda, el momento que marcó de niña a la esposa de Harry fue cuando insultaron a su madre por el color de su piel. "Estuvo en silencio el resto del camino a casa. Nunca hablamos de eso. Nunca en mi vida había escuchado a alguien decir la palabra "negrata"", asegura Meghan, quien hace una reflexion sobre el racismo y destaca que es muy diferente pertenecer a una minoría a ser tratada como tal, algo que, considera, ocurrió cuando llegó a Reino Unido.

VER GALERÍA

meghan-madre-2
meghan-madre-2

La duquesa de Sussex tampoco puede olvidar que durante su niñez confundían a su madre con su niñera porque "yo tenía la piel clara", recalca. Se va trazando así, en este segundo episodio, el recorrido vital y las circunstancias que marcaron su personalidad que también queda reflejada al visitar su antigua escuela. "Cuando sea rica y famosa hablaré de usted", le escribió Meghan a la directora del centro en un libro de dedicatorias cuando tenía solo 11 años. También se menciona su día a día en el colegio y habla de cómo era la relación con su padre, Thomas Markle, con el que en la actualidad no se habla. "Después de clase veía a mi padre y a veces iba al rodaje de una serie de la que era director de iluminación", relata. "Me encantaba estar en el plató de Matrimonio con hijos", donde trabajaba su progenitor. Allí le entró el gusanillo por la actuación.

VER GALERÍA

meghan-madre
meghan-madre

VER GALERÍA

familia-meghan
familia-meghan

A diferencia del príncipe Harry, Meghan reconoce que sus padres "fueron buenos padres divorciados" y que fue "una niña de papá toda mi vida". El relato de aquellos días está acompañado de imágenes de vídeos caseros en lo que parece una relación padre e hija de lo más idílica. Thomas dedicaba muchas antenciones a su hija pequeña ya que sus otros dos hijos fruto de una relación anterior ya eran mayores .

Una idílica relación padre-hija que se rompería a raíz del compromiso de la actriz con el príncipe Harry, en la que una vez más, según su testimonio, la prensa sensacionalista jugaría un papel clave."Por un lado tenía a mi madre, con clase, reservada y, por otra, a la familia de mi padre que actuaba de forma diferente". Mientras Doria asegura que se sintió "muy insegura y acosada" en aquellas semanas previas al enlace real, el padre y la hermana paterna de Meghan decidían concerder una serie de entrevistas que terminarían por romper todos los lazos familiares. "Me enteré de que mi padre no iba a asistir a mi boda por un tabloide", revela. Doria ha revelado que a ella también le ofrecieron dinero por contar su historia, a lo que se negó , y le se quedó atónita cuando supo que su marido se había convertido en "parte del circo".

Escucha el primer episodio del podcast de ¡HOLA! 'Harry y Meghan: jaque a la Reina. Todos los episodios disponibles aquí.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.