El Bueno, El Malo y El Feo, de Sergio Leone, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

·5  min de lectura
El Bueno, El Malo y El Feo, de Sergio Leone, ¿qué dijo la crítica en su estreno?
El Bueno, El Malo y El Feo, de Sergio Leone, ¿qué dijo la crítica en su estreno?

No se puede hablar de western sin al menos mencionar a Sergio Leone, quien es tan imprescindible como su legado en el género, es decir aquella famosa Trilogía del dólar, que también se conoce como la Trilogía del hombre sin nombre, cuyas entregas fueron protagonizadas por Clint Eastwood y musicalizadas por el compositor italiano Ennio Morricone . Llámese películas del oeste o también películas de vaqueros, pero la huella del cineasta, nacido en Roma, es imborrable en ese apartado cinematográfico como en la propia historia del cine, pero recibió un nombre distinto, el de spaghetti western, por tratarse de una producción italiana.

No te lo pierdas: Sergio Leone: sus mejores películas según la crítica

El Bueno, El Malo y El Feo (97%) es la tercera parte de esa trilogía cuyas historias no tienen relación entre sí a pesar de que dos de sus películas comparten miembros del elenco. Este filme suele ser considerado como el mejor de los tres y además es el único de ellos que ha llegado mucho más lejos en ese sentido, ya que suele ocupar mejores lugares en las listas y sitios como IMDb la ponen entre los primeros lugares de las mejores películas de todos los tiempos. No cabe duda que además es inmensamente popular, lo que se refleja su popularidad y el amor del público por ella aún cuando es exageradamente larga (dura 3 horas con 58 minutos), aunque no sorprende viniendo de un director a quien se le daban bien las historias cercanas a las tres horas como mínimo.

Con ese título se hace alusión a los tres grandes protagonistas del relato: Clint Eastwood interpretó al hombre sin nombre, también conocido como Rubio o El Bueno, Lee Van Cleef tuvo el papel de El Malo, o Angel Eyes, y Eli Wallach hizo lo mismo con Tuco, a quien también se conoce como El Feo. El primero es un cazarrecompensas, el segundo es asesino a sueldo y el tercero es un ladrón y sus aventuras se cruzan en el viejo oeste durante la época de la Guerra Civil de Estados Unidos.

El foco de la historia es una parte elemental del cine de Leone, que consiste en la ambición por el dinero. En El Bueno, El Malo y El Feo, lo que importa es encontrar un botín sin que importe a quién hay que matar para lograrlo. La trama gira en torno a los tres pistoleros, quienes compiten entre sí para encontrar el oro perdido durante la guerra, en medio del caos que esta trae consigo, mientras participan en varios duelos en el camino. Lo que cuenta la historia es que Tuco es rescatado de tres cazarrecompensas por un vagabundo sin nombre a quien él se refiere como "Rubio", quien lo entrega al sheriff local para cobrar su recompensa de US$2 mil. Cuando Tuco está a punto de ser ejecutado, Rubio corta la soga de Tuco disparándole y lo libera. Los dos escapan a caballo y dividen la recompensa en un esquema lucrativo para que ambos puedan ganar dinero.

Te recomendamos: Críticos eligen las 50 mejores películas de todos los tiempos

Luego intentan repetir el proceso en otra ciudad para poder cobrar otra recompensa. Rubio se cansa de las quejas de Tuco y lo abandona. Tuco logra llegar a una aldea y rastrea a Rubio a una ciudad ocupada por las tropas confederadas. Tuco planea obligarlo a ahorcarse, pero las fuerzas de la Unión bombardean la ciudad, permitiendo que Blondie escape. Después de encontrarlo, Tuco hace marchar a Rubio por un desierto hasta que se deshidrata. Mientras se prepara para dispararle, encuentra varios soldados muertos y uno de ellos le promete US$200 mil en oro confederado, que está enterrado en una tumba en el cementerio de Sad Hill. Tuco exige saber el nombre en la tumba, pero el soldado muere antes de poder decirle. Cuando regresa con agua, Rubio le cuenta que ese soldado se recuperó y le reveló la locación exacta del oro.



Eso obliga a Tuco a dejarlo con vida, pero todo cambia cuando aparece Angel Eyes, El Malo, quien descubrió la existencia del dinero y está dispuesto a hacer lo que sea para quedarse con él. El Bueno, El Malo y El Feo (97%) fue un éxito en taquilla en su lanzamiento y fue la cinta que le dio fama a Clint Eastwood, pero permanece sobre todo como el máximo referente en el western, así como de la filmografía de su director. Esto es lo que dijo la crítica sobre esta película:

Derek Malcolm de London Evening Standard:

Todavía parece un placer y un intento audaz y en gran medida exitoso de reformular las tradiciones del género de una manera nueva, a veces crítica, casi operística.

Kevin Maher de Times (UK):

Las películas siempre afirman ser icónicas, pero pocas pueden tener el título tan fácilmente como El Bueno, El Malo y El Feo de Sergio Leone.

Del staff de Variety:

El tercero de la serie de Clint Eastwood de westerns italianos, El Bueno, El Malo y El Feo es exactamente eso: una curiosa amalgama de lo visualmente impactante, lo dramáticamente débil y lo ofensivamente sádico.

Dave Kehr de Chicago Reader:

Aunque ordenado desde el principio, el enfrentamiento tripartito que culmina la película es tenso y completamente asombroso.

Asher Luberto de L.A. Weekly:

Cuando la banda sonora de Ennio Morricone comienza y la edición de Leone se une, nuestros problemas cotidianos se desvanecen como un vaquero cabalgando hacia la puesta del sol.

Tom Meek de Cambridge Day:

La escena final en el cementerio de Sad Hill es un espectáculo fascinante, realizado por una edición brillante y realzada por el genio de la composición Ennio Morricone que define el género.

Sean Axmaker de Seanax.com:

Hay dos tipos de personas, mi amigo. Aquellos que aman El Bueno, El Malo y El Feo de Sergio Leone y aquellos que resisten el machismo y el humor negro de lo que podría decirse que es el spaghetti western definitivo.

Cole Smithey de ColeSmithey.com:

El uso liberal de Leone de tomas panorámicas junto con primeros planos extremos le da a la película una calidad épica que se corresponde con el alcance de una estructura narrativa que respira con un humor, tono y personalidad con caras inexpresivas.

Continúa leyendo: "No quiero molestar": La desgarradora carta de despedida escrita por Ennio Morricone antes de fallecer

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.