Anuncios

Maná regresará a España tras seis años de ausencia y actuará por primera vez en Londres

Los Ángeles (EE.UU.), 29 nov (EFE).- Maná sigue cumpliendo sueños tras casi 40 años de trayectoria con una actuación en Londres en 2024 y su regreso a España después de seis años de ausencia, un país donde, según el vocalista Fher Olvera, "la gente se entrega con una pasión desbordante".

"España es 'sui generis', a su gente le gusta divertirse y la parte que hace el público en los conciertos es como si fuese un quinto de Maná", cuenta Olvera en una entrevista ofrecida a EFE en Los Ángeles.

El grupo originario de Guadalajara, México, recorrerá nueve ciudades españolas en 2024 comenzando por Barcelona el 9 de junio y pasando por Valencia (13 de junio), Murcia (15 de junio), Fuengirola (22 de junio), La Coruña (27 de junio), Bilbao (29 de junio), Madrid (3 de julio), Las Palmas de Gran Canaria (6 de julio) y el municipio de Chiclana (11 de julio). Su paso por Europa culminará el 13 de julio en Londres.

"Es la misma producción que llevamos a México y EE.UU., un concierto que dura más de dos horas donde tocamos muchas canciones de los 'hits' de nuestra historia, pero también otros temas y sorpresas", asegura el baterista Alejandro González.

En 2023, Maná dio 38 conciertos en México y EE.UU. como parte de su gira 'México lindo y querido', un tour que, según Olvera, rompió todas sus "expectativas" con una residencia en Los Ángeles y entradas agotadas en recintos icónicos como el Foro Sol en México.

"Ha sido un fenómeno extraño pero reconfortante", apunta Olvera. González coincide: "Es algo que no podemos creer. Lo creemos porque lo estamos viviendo, pero nos preguntamos ¿cómo es que esto nos está pasando?".

El cuarteto responsable de temas como 'Rayando el sol' o 'Mariposa traicionera' se convirtió en la primera banda de rock en tener 16 llenos totales en The KIA Forum, de Los Ángeles, y ahora se enfrentará por primera vez al público británico con un concierto en Londres, una oportunidad que hasta entonces no habían tenido.

"Para nosotros Inglaterra es la meca del rock, es un sueño y desde Sombrero Verde, la primera banda que tuvimos Juan y yo muy chavitos, como de 12 años, soñábamos con ir para tocar la torre del Big Ben y encontrarnos a los Beatles en la calle caminando", relata el vocalista.

Parte de la historia de EE.UU.

Mientras esperan su llegada a Europa, la banda también conformada por Sergio Vallín en la guitarra y Juan Calleros en el bajo confiesa que una de las gratificaciones más grandes que les ha dado esta gira, que ha transcurrido en su mayor parte en EE.UU., ha sido ver el crecimiento no solo de su música, sino del poder latino en esos territorios.

"La comunidad latina no era tan potente en EE.UU. hace 30 años cuando empezamos. La vimos crecer y fuimos creciendo con ellos al grado de que Maná fue a tocar a la Casa Blanca con Obama (en 2016)", recuerda Olvera.

"Los latinos han logrado cambiar las elecciones presidenciales, estamos viviendo parte de la historia de lo que está sucediendo en Estados Unidos y somos los bohemios, los narradores que vamos platicando y musicalizando estos sucesos", añade.

La banda donó parte de las ganancias de sus últimos dos conciertos en Los Ángeles a vendedores ambulantes latinos de la ciudad californiana, ahora buscan respaldar a fundaciones que apoyen a migrantes sin oportunidades en EE.UU. y no descartan encontrar en España una causa social o ambiental a la que apoyar.

"Donde podamos vamos a poner nuestro granito de arena. Necesitamos una campaña que quite el 'Prohibido el canto' de los bares de España", bromea González.

Antes de su gira por Europa, Maná actuará en Latinoamérica de febrero a abril, un lugar al que no han regresado en ocho años y donde tienen programados espectáculos en Paraguay, Argentina, Chile, Colombia, Perú, Ecuador, Panamá y Guatemala, más dos fechas en festivales de México.

Las entradas de la gira 'México lindo y querido' por España e Inglaterra estarán disponibles este viernes a partir de las 12.00 hora local de España.

Mónica Rubalcava

(c) Agencia EFE