Maradona, sueño bendito: todo lo que tenés que saber sobre el final de la temporada

·9  min de lectura
Juan Palomino, en la piel de Diego Maradona, en una escena del último capítulo de la serie de Amazon Prime Video
Juan Palomino, en la piel de Diego Maradona, en una escena del último capítulo de la serie de Amazon Prime Video

Llega hoy el último capítulo de la primera temporada Maradona, sueño bendito, la serie de Amazon Prime Video sobre la vida del futbolista argentino. A un año de la muerte de “El diez”, el episodio titulado “Dios” narrará dos momentos clave e inolvidables en la historia de Diego Armando Maradona que cerrarán con broche de oro esta primera producción de 10 episodios.

Por un lado, el deportista (interpretado por Juan Palomino) se retira de las canchas y prepara -junto a Guillermo Coppola- su partido homenaje en el club Boca Juniors. En lo personal, reanuda su amistad con Carlos Ferro Viera, pero se distancia cada vez más de su mujer, Claudia Villafañe. Por el otro, el Diego de 1986 hace una excelente campaña en el Mundial de México ganando todos los partidos que juega con la Selección y convirtiéndose en un gran líder para su equipo. En su enfrentamiento con Inglaterra, nace la mítica “Mano de Dios” y en la final contra Alemania se consagra campeón del Mundo.

Emoción y felicidad por el trabajo realizado

“Estamos emocionados. Fue un camino largo que llevo mucho tiempo. En mi caso fueron cinco años de mi vida, así que estaba ansioso por saber qué opinaban de la serie”, dijo su director y guionista Alejandro Aimetta a LA NACION feliz con el resultado final que se vio en pantalla. Si bien antes de su tan ansiado estreno se desató una fuerte polémica en torno al contenido que se iba a mostrar o a cómo se iban a construir ciertos personajes, su lanzamiento no se opacó en lo más mínimo y hasta sirvió para calmar las aguas y derribar algunos temores.

“Nada en esta serie fue fácil porque hubo demasiado amor y demasiada gente en contra desde el principio. Hubo un montón de prejuicios, pero se trató todo con mucho respeto y cariño. Eran más las malas expectativas de lo que se suponía que íbamos a decir o respecto de qué posición íbamos a tomar frente a ciertos aspectos que lo que realmente sucedió. Creo que la perspectiva desde dónde contamos la historia es lo que siempre nos mantuvo vivos y nos llevo a buen puerto”, reflexionó el showrunner que tuvo que sortear críticas, amenazas de juicios y varias postergaciones antes del debut.

Y aunque los fanáticos ya están fantaseando con una segunda temporada, el creador advirtió que aún no hay nada confirmado. “En esta primera temporada lo conocimos y todavía nos falta saber mucho más de Maradona, de este personaje que el mismo se construyó para sobrevivir. Material hay”, advirtió apurando a los productores.

El reto de ser Maradona

Carlos Ferro Viera (Gerardo Romano) y Diego Maradona (Juan Palomino), en una escena de la serie de Amazon
Carlos Ferro Viera (Gerardo Romano) y Diego Maradona (Juan Palomino), en una escena de la serie de Amazon


Carlos Ferro Viera (Gerardo Romano) y Diego Maradona (Juan Palomino), en una escena de la serie de Amazon

Protagonizada por Juan Cruz Romero, Nicolas Goldschmidt, Nazareno Casero y Juan Palomino (los cuatro actores encargados de encarnar a Maradona a través del tiempo), esta biopic producida por BTF Media, en colaboración con Dhana Media y Latin We, abarca desde los humildes comienzos del futbolista en Villa Fiorito, su revolucionario paso por Barcelona, Nápoles y su consagración como Campeón Mundial en México ‘86 hasta su extrema soledad a causa de sus vicios y adicciones. “Desde que iniciamos la producción, Diego ha estado involucrado. Nos hemos basado en varias entrevistas que le hicimos a él, y a su círculo íntimo, más allá de todo el material audiovisual que existe”, explicó el creador mientras remarcó que no hubo cambios ni recortes luego de la muerte del astro del fútbol.

“Es una gran emoción ser parte de esta historia. Me da mucho placer y orgullo poder contar de dónde venía Diego y hacia dónde fue, y más con la dirección de Aimetta. Nosotros los actores necesitamos de la conducción de alguien y fue maravilloso su toque, su encuadre, su pasión. Hubiese sido muy difícil sumergirnos en la historia de Diego sin su mirada”, reflexionó Juan Palomino, quien tuvo que someterse a una gran transformación para interpretar a Maradona en su etapa más decadente, marcada por sus excesos y el descontrol.

“Fue toda una aventura pero estuve muy cuidado por la productora, por mi médico y mi nutricionista. Lo más complicado fue la mirada de los otros, la estigmatización que hay respecto de los cuerpos que no responden a determinadas formas y eso lo he vivido en carne propia. Me han dicho: ‘¿Qué te comiste un fitito, Palomino?’ y yo no podía decir nada porque tenía firmado un contrato de confidencialidad. También tuve problemas para conseguir ropa XXL, hubo mucha crueldad”, confesó el actor que tuvo que engordar más de 20 kilos para este papel.

Nazareno Casero como Maradona: “Desde lo actoral lo más complejo fue la parte futbolística, es imposible acercarse a algo así. Es inalcanzable”
Nazareno Casero como Maradona: “Desde lo actoral lo más complejo fue la parte futbolística, es imposible acercarse a algo así. Es inalcanzable”


Nazareno Casero como Maradona: “Desde lo actoral lo más complejo fue la parte futbolística, es imposible acercarse a algo así. Es inalcanzable”

En el caso de Nazareno Casero no hizo falta aumentar de peso, pero sí aprender a moverse como Maradona, a patear con la zurda, a recrear esos gestos tan característicos de este ídolo popular. “Tuvimos muchísimo material. Fueron horas viendo cómo movía la cabeza o la nariz, fue una mirada muy fina aunque siempre tuvimos en claro que esto no era una imitación, sino encontrar cosas en común para componer este personaje tan conocido”, expresó el encargado de retratar la época de gloria del futbolista.

Fanáticos de la carrera de Maradona, los dos actores coincidieron en que tuvieron una gran responsabilidad a la hora de componer este papel tan importante dentro de nuestra historia deportiva. “Creo que tanto Juan Cruz, como Nico, Nazareno y yo intentamos fusionarnos, nos observamos mucho y nos aventuramos a explorar el espíritu, las miradas, los silencios; fue un trabajo exhaustivo de cada uno. Creo que prevaleció el amor profundo hacia una identidad y eso se transmite en la pantalla”, advierte Palomino.

En cuanto a cuál fue el mayor desafío a la hora de encarnar este rol, el actor hizo referencia a un sentimiento que claramente se puede ver al comienzo de la serie. “Explorar la soledad de este personaje fue lo que más me costo. Todos hemos vivido situaciones de abandono, hemos cometido torpezas, hemos agarrado caminos equivocados, pero terminar solo es como una condena. Dije: ‘¿Cómo se hace para representar eso?’ Y ahí creo que la vivencia de cada uno tiene que ver y ayuda porque todos conocemos al Maradona en estado de exaltación, verborrágico, rebelde, pero no en sus silencios más íntimos. Eso sin duda fue lo más difícil para mí”, reconoció Palomino a LA NACION.

Para Casero el mayor reto tuvo que ver con la parte futbolística y sus dotes en la cancha, algo que según el joven no se comparan en nada con el astro fallecido. “Desde lo actoral lo más complejo fue la parte futbolística, es imposible acercarse a algo así. Es inalcanzable”, advirtió, entre risas, al tiempo que reveló que debió someterse a un duro entrenamiento durante meses. Sin embargo, Nazareno también se refirió a un rasgo de la personalidad del deportista: “Desde lo emocional es complejo llegar al 10% del carisma de Diego, era tan impredecible adentro de la cancha como afuera y eso fue lo más difícil”, agregó.

Un final inolvidable

Maradona, sueño bendito estrenó hoy su último capítulo de la primera temporada por Amazon Primer Video
Maradona, sueño bendito estrenó hoy su último capítulo de la primera temporada por Amazon Primer Video


Maradona, sueño bendito estrenó hoy su último capítulo de la primera temporada por Amazon Primer Video

Grabada en varias locaciones de la Argentina, España, Italia, Uruguay y México, el último capítulo hace especial hincapié en el Mundial de 1986, donde la Selección Nacional se quedó con el triunfo. “Todo lo que fue México ‘86 a mí -personalmente- me emocionó mucho. Ninguno de nosotros es futbolista, pero sentíamos esa misma emoción que seguramente sintieron nuestros jugadores”, aseguró Casero quien volvió a reconocer la dificultad a la hora de filmar las diferentes tomas en el campo de juego.

Si bien Nazareno nació el 19 de junio de 1986 y no vivió en vivo y en directo este momento inolvidable para nuestro país, el actor asegura haber sentido en carne propia esas emociones en cada escena recreada. De hecho, el joven confesó haberse ido del libreto en varias oportunidades, sobre todo en los momentos de arenga a sus compañeros o en los insultos hacia los ingleses. “Había una idea, pero cuando uno toma envión surgen cosas. Había que arengar para ganar el mundial y bueno... aunque hubo que cortar algunas cosas porque si no no entro más a Inglaterra”, bromeó. Sin embargo, ya más serio develó un hecho sorprendente que sobrevolaba el set todo el tiempo: “Había algo de la bendición de Diego, en donde todo terminaba fluyendo y en los momentos en que se necesitaba de esa energía maradoniana aparecía su fuerza, su espíritu”, señaló casi incrédulo.

Por su parte, Palomino volvió a hacer hincapié en la soledad de Diego como los momentos del rodaje que más lo conmovieron. “A mí me emociona el principio y el final. Esa caminata en la playa en la que vi su soledad o cuando filmamos en Boca ese último partido, donde me pasó exactamente lo mismo. Si bien en el armado final se ve un montón de gente, éramos muy pocos en la escena y pude sentir eso. Ese último relato, ese último discurso, toda esa épica maradoniana me fascina mucho”, señaló.

“Esta historia habla mucho de nosotros los argentinos, cómo nos vamos para arriba y para abajo todo el tiempo. Me emociona nuestra identidad, nuestros triunfos y nuestras caídas. Siento que los autores lograron componer una identidad. Yo lo miro y me reflejo en eso de ser argentino”, agregó quien aseguró que a partir de la muerte de Diego Maradona una parte suya se fue con él. “Para mí fue el final de una etapa de mi vida. Maradona significó mucho para mí, ese tipo incorrecto, rebelde, mágico, endemoniado, atrevido. Hay pocos en estos tiempos y eso me produce mucha tristeza”, confesó.

Aimetta y Casero se sumaron a esta reflexión de que no conciben el mundo sin Maradona y se animaron a imaginar qué hubiera dicho el astro del fútbol al ver su serie terminada. Mientras el director bromeó con que tuvieron “sueños y pesadillas” en torno a eso, Nazareno destacó que todos los que formaron parte de este proyecto intentaron honrar su memoria lo mejor posible. “Todos los que laburamos en esto le pusimos algo extra para honrar el mito. Va más allá del amor que uno le pone a lo que hace y le gusta, hay algo que te toca por algún lado y por eso hicimos todo para poder honrar su historia. Creo que a él le hubiese gustado”, imaginó orgulloso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.