Anuncios

En memoria de Ivana Trump: Las mejores frases de la primera esposa de Donald Trump

 (Getty Images)
(Getty Images)

Ivana Trump, la primera esposa del expresidente Donald Trump y madre de sus tres hijos mayores, murió a los 73 años, por lo que nos gustaría repasar algunas de sus citas más notables.

El jueves, el expresidente Donald Trump confirmó en una publicación en su plataforma Truth Social que Ivana Trump había “fallecido en su casa en la ciudad de Nueva York” antes de describir a su primera esposa como “una mujer maravillosa, hermosa e increíble, que tuvo una gran e inspiradora vida”. Agregó que su “orgullo y alegría” habían sido los tres hijos que tuvo con el exmagnate inmobiliario: Donald Trump Jr., Ivanka Trump y Eric Trump.

Ivana Trump, nacida en lo que entonces se conocía como Checoslovaquia en 1949 y cuyo nombre de soltera fue Ivana Zelníčková, vivió una vida lujosa como modelo y miembro de la alta sociedad de la ciudad de Nueva York. Se casó con Donald Trump en 1977, pero la pareja se divorció en 1992 después de que se hiciera público el romance del millonario con su futura segunda esposa, Marla Maples.

A lo largo de su vida, Ivana Trump ha aparecido en los titulares no solo por sus fiestas salvajes o su acuerdo de divorcio de US$14 millones, sino también por algunas de las declaraciones impactantes, aunque muy citables, que hizo a lo largo de los años.

Desde cuando llamó a la segunda esposa de Donald Trump, Marla Maples, una “corista” que “nunca lograría nada en su vida” en la televisión en vivo, hasta sus pensamientos salvajes sobre Taco Bell, Ivana Trump nunca ha evitado decir exactamente lo que tiene en mente.

Estas son algunas de las citas más memorables de Ivana Trump.

Sobre Marla Maples:

“Después de que la corista quedara embarazada y tuviera una hija, Donald se casó con ella. El mundo entero estaba mirando. No podía no casarse con la madre de su nuevo bebé, independientemente de si su corazón estaba realmente en ello”. – Tomada de su libro Raising Trump, 2017.

Sobre Melania Trump:

“No tengo ningún problema con ella en absoluto. ¿Por qué debería? Ella no rompió mi matrimonio”. – Raising Trump, 2017.

“Francamente, no me gustaría estar en los Louboutins de Melania en este momento... No, no quiero tener nada que ver con Washington. ¿Qué hace la gente para divertirse en la Casa Blanca? ¿Lanzar bolas de bolos en el sótano con guardias de seguridad observando cada uno de tus movimientos? Olvídalo. Preferiría ser un asesor secreto de Donald desde la comodidad de mi casa en la ciudad, en caso de que llame”. – Raising Trump, 2017.

Sobre las citas de juego:

“Si tu hijo necesita un impulso social, organiza una fiesta de blinis… Díme la verdad: ¿no te pone de buen humor solo pensar en organizar una fiesta de blinis?”. – Tomado de su libro de autoayuda The Best Is Yet to Come: Coping with Divorce and Enjoying Life Again, 1995.

“Evité las citas para jugar como la peste… Desalenté las citas para jugar en la Torre Trump. El tríplex era demasiado grande y lujoso... La única persona que tenía una invitación abierta para venir al tríplex para jugar cuando quisiera era Michael Jackson”. – Raising Trump , 2017.

Sobre la lactancia:

“Si una madre quiere colocar un bebé en su seno, hacerlo de un lado, luego del otro, hacerlo eructar, hacer que tome una siesta, luego hacerlo de nuevo cuando se despierte, adelante. Para mí, simplemente no era posible”. – Raising Trump , 2017.

Sobre el autocuidado:

“Si puedes pagar [la cirugía plástica] y si la quieres, adelante. ¿Por qué no? Estoy a favor de todo lo que te haga sentir mejor, te dé confianza y mejore tu imagen de ti misma”. – The Best Is Yet to Come, 1995.

“Creo que toda mujer que pueda permitírselo debería ir a un spa una o dos veces al año”. – The Best Is Yet to Come, 1995.

Sobre la paternidad helicóptero:

“Mi versión de la paternidad helicóptero era llevar a los niños a trabajar conmigo en el helicóptero Trump”. – Raising Trump, 2017.

Sobre el esposo de su hija Ivanka Trump, Jared Kushner:

“No estoy convencida de algunas de las costumbres ortodoxas, pero si Ivanka estaba dispuesta a renunciar a la langosta y el tocino, realmente debe amarlo”. – Raising Trump, 2017.

Sobre Taco Bell:

“Entramos al Taco Bell. Me preguntaron qué quería. Tacos, sí. Esa parecía ser la cosa allí. Y una copa de Chablis. – The Best Is Yet to Come, 1995.

“Para su información: No sirven vino en Taco Bell. Uno aprende cosas nuevas todos los días”. – Raising Trump, 2017.