Anuncios

Michelle Renaud da detalles de la llegada de su segundo hijo

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 3 (EL UNIVERSAL).- Por el momento Michelle Renaud no extraña los foros de televisión, prefiere vivir plenamente su embarazo en compañía y apoyo de Matías Novoa, su esposo.

Aunque la relación entre ambos actores nació entre los sets de grabación, a los que planea regresar más adelanta, la protagonista de "La herencia" está completamente segura que, ahora, su locación favorita es junto a su familia: "No extraño estar en los sets, obviamente voy a regresar, es mi pasión; pero sí he podido disfrutar de esta etapa, sin estar anhelando otra cosa, ni que pase rápido", dijo en entrevista a EL UNIVERSAL, durante la presentación de la telenovela "Marea de pasiones", en la participa Matías.

Asimismo, detalló que con este nuevo bebé ha vivido una montaña de emociones, pues el primer trimestre la pasó muy mal debido a los síntomas propios del embarazo, por fortuna, ahora que ha superado esta etapa, todo ha tomado un nuevo cause: "Los primeros tres meses estuvieron rudos, pero el segundo trimestre como si nada; el embarazo ha sido maravilloso otra vez", agregó.

Renauld está disfrutando plenamente de este proceso; sin embargo, está consciente que el tiempo va pasando, y aunque aún no tiene nada decidido, adelantó que quiere un parto en la intimidad de su casa, en el que pueda estar presente su esposo y los dos hermanitos de su bebé: Marcelo, su hijo, y Axel, hijo de Novoa: "Las mujeres estamos hechas para parir en donde nos sintamos cómodas, en el hospital o donde cada una decida. En mi caso, yo odio los hospitales con todo mi corazón, si algún día tengo que terminar ahí, lo aceptaré; pero me imagino un parto con mi esposo, mis niños... algo súper íntimo", agregó.

La actriz también habló sobre las declaraciones que hizo a Irán Castillo en su podcast, donde reveló que antes de Milo, nombre que llevará su segundo hijo, perdió un embarazo; una experiencia que le resultó difícil de superar:

"Tuvimos una pérdida, que la estuve trabajando. Fue bien difícil ese embarazo porque tuvimos llamados muy rudos, hicimos una película que ya mero se va a ver... fue tan fuerte que en este embarazo dije: ‘ni voy a estar pensando en otra cosa, ni voy a andar en friega, ni voy a hacer ejercicio, ni nada’".

Ahora que ha pasado el tiempo, Michelle asegura que ve esta dura lección con amor y como un mensaje de que todo llega en el momento que tiene que llegar:

"Perdimos un bebé, no sé si la palabra es resiliente o qué soy, pero para mí la pérdida de ese bebé fue un mensaje de Dios súper bonito. (Perder a un bebé) Es lo más normal, todas mis amigas han perdido un bebé, yo lo quiero contar porque para mí no quiere decir que no puedes tener otro hijo o que tienes algo malo, en menos meses de lo que te imaginas vas a estar con tu bendición", finalizó.